PREMIUM  FÚTBOL REGIONAL

El Comité de Competición cierra el campo del Gares por un partido debido a actos de consideración racista

El árbitro asistente del partido Gares - Avance manifestó que le llamaron "puto moro" desde la grada de Osabidea.

Acto en Puente la Reina contra el racismo. PABLO LASAOSA.
Acto en Puente la Reina contra el racismo. PABLO LASAOSA.  

El comité de competición de la Federación Navarra de Fútbol ha decidido clausurar el campo de fútbol del Gares de Puente la Reina, Osabidea, por un partido por "actos de consideración racista".

"Se cierra información del encuentro Garés – Avance Ezkabarte (Primera Autonómica) sancionando al equipo local con una multa económica por comportamientos y actos de desconsideración racista (art. 38.1J). Asimismo se acuerda la clausura del recinto deportivo por un partido (art. 26)", según indica el comité.

Hay que recordar que el pasado 8 de abril el arbitro navarro Ezquerra, que dirigió el partido Gares - Avance Ezkabarte de Primera autonómica, se vió obligado a suspender el partido durante cuarenta minutos después de que uno de los árbitros asistentes recibiese insultos racistas desde la grada del campo de Osabidea.

El colegiado detuvo el partido en el minuto 17 de la segunda parte después de que un aficionado insultase al asistente Rami Rada, de orígen marroquí. Se siguió el protocolo establecido en estos casos.

El partido se suspendió y se avisó a la Guardia Civil, que identificó al presunto autor de los insultos. El supuesto insultante negaba haber llamado "puto moro" al árbitro asistente.

El Gares de Puente la Reina es reincidente en hechos de esta naturaleza ya que hace apenas dos meses un jugador del Beti Kozkor de Lekumberri denunció que aficionados del Gares le llamaron "puto negro".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Comité de Competición cierra el campo del Gares por un partido debido a actos de consideración racista