PREMIUM  FÚTBOL SALA

La suerte sonríe a los equipos navarros en la Copa de fútbol sala: el factor cancha se queda en casa

Xota y Ribera Navarra jugarán las eliminatorias de octavos, que se disputan a partido único, en sus respectivos pabellones.

Imagen del último partido entre el Xota y Ribera Navarra jugado en Pamplona la temporada pasada. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY
Imagen del último partido entre el Xota y Ribera Navarra jugado en Pamplona la temporada pasada. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY  

Los dos equipos navarros de la máxima categoría de fútbol sala contarán con el factor cancha en los octavos de final de la Copa del Rey a partido único, que se jugará en terreno navarro, según ha deparado el sorteo celebrado este lunes en la Ciudad del Fútbol.

Por un lado, el Xota se enfrentará al O Parrulo Ferrol, mientras que por otro lado, el Ribera Navarra se medirá al Fútbol Emotion Zaragoza.

El Barça Lassa, actual campeón, se medirá al Peñíscola Rehabmedic en la ciudad castellonense, el Movistar Inter visitará al Naturpellet Segovia y ElPozo Murcia recibirá al Levante en los octavos de final.

En esta ronda, que se jugará los días 11 y 12 de diciembre, sólo sobrevive un equipo de Segunda División, el Córdoba, que eliminó en dieciseisavos al Viña Albali Valdepeñas y que será el adversario ahora del Jaén Paraíso Interior, subcampeón del torneo la pasada campaña.

Por su parte, el Palma, actual líder de la Liga, visitará Santa Coloma.

EMPAREJAMIENTOS DE LOS OCTAVOS DE FINAL DE LA COPA DEL REY

CA Osasuna Magna - O Parrulo Ferrol

Aspil Vidal Ribera Navarra - Fútbol Emotion Zaragoza

BeSoccer CD UMA Antequera - Jimbee Cartagena FS

Córdoba CF Futsal - Jaén Paraíso Interior

Peñíscola RehabMedic - Barça Lassa

Industrias Santa Coloma - Palma Futsal

ElPozo Murcia - Levante UD FS

Naturpellet Segovia - Movistar Inter.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La suerte sonríe a los equipos navarros en la Copa de fútbol sala: el factor cancha se queda en casa