• jueves, 13 de mayo de 2021
  • Actualizado 06:16

 

 
 

FÚTBOL SALA

Sigue la polémica con Osasuna Xota: el Ribera Navarra se siente "profundamente humillado y menospreciado"

El club de Tudela tomará acciones legales e insiste en que el "equipo rival ha incurrido en un incumplimiento muy grave".

Los jugadores del Ribera Navarra celebran una victoria que se ha hecho esperar. @RiberaNavarraFS.
Los jugadores del Ribera Navarra celebran una victoria que se ha hecho esperar. @RiberaNavarraFS.

El Ribera Navarra vuelve a la carga en la polémica por el partido aplazado ante Osasuna Xota el pasado 4 de enero. El club de Tudela insiste en su intención de que se le de el partido por ganado y no da por válido el comunicado del equipo de Irurtzun en el que la RFEF le sanciona con una multa de 150 euros.

En otro comunicado publicado este lunes, el Ribera Navarra asegura: "El equipo rival ha incurrido en un incumplimiento muy grave del Protocolo Reforzado de la RFEF al realizar los test de antígenos fuera de plazo. En este sentido, el Protocolo indica: “Si un equipo no hubiera pasado los test obligatorios según la secuencia marcada o no tuviera el mínimo de jugadores/as que hubieran pasado los test obligatorios, se le dará el partido por perdido”.

"El conjunto visitante ha buscado en todo momento sacar rédito a la trágica situación sanitaria producida por la pandemia, con lo que el club tudelano se siente profundamente humillado y menospreciado, más aún cuando ha observado que la RFEF ha mirado hacia otro lado en este asunto".

"El Ribera Navarra Fútbol Sala quiere dejar claro, principalmente a su afición y a la opinión pública, que el documento que ha hecho público el equipo rival es una propuesta de sanción, en ningún caso una resolución judicial. Por ello el club ha puesto en manos de sus servicios jurídicos toda la documentación y tomará todas las acciones legales necesarias, si es preciso, para que se haga justicia y se sancione según lo establecido en el Protocolo, que es inflexible y tajante en este punto".

El Ribera envió un escrito a la RFEF comunicando que estaba de acuerdo con el aplazamiento, pero pidió jugar después de que acabase el periodo de cuarentena para no saturar todavía más un calendario ya de por sí muy apretado ante los constantes aplazamientos".

"El equipo visitante se negó a jugar en esta segunda fecha dejando claro que el único que ha querido disputar el partido ha sido el Ribera Navarra Fútbol Sala y evidenciando que desde el primer momento el club rival había buscado el aplazamiento del encuentro para, de esta forma, poder contar con el jugador inicialmente sancionado en el choque ante el Ribera, que cumpliría su sanción en otro partido", asegura el Ribera Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sigue la polémica con Osasuna Xota: el Ribera Navarra se siente "profundamente humillado y menospreciado"