FÚTBOL SALA

El presidente del Aspil lamenta la "imagen" que se dio de Tudela por las goteras en su pabellón

Alberto Ramírez asegura que el proyecto de reforma, previsto para verano, será muy necesario para el fútbol sala y el resto de disciplinas deportivas.

Varias personas revisan las consecuencias de las goteras en el Pabellón Ciudad de Tudela. Foto: RIBERA NAVARRA FS
Varias personas revisan las consecuencias de las goteras en el Pabellón Ciudad de Tudela. Foto: RIBERA NAVARRA FS  

El presidente del Ribera Navarra FS, Alberto Ramírez, ha lamentado, en declaraciones a EFE, "la imagen de Tudela" que se dio el pasado sábado cuando el encuentro entre Aspil-Vidal y Santiago Futsal tuvo que ser suspendido por goteras en el polideportivo Ciudad de Tudela.

"No era la primera vez que nos ocurría algo así. Llevamos años advirtiendo del estado de las instalaciones, pero nunca había conllevado tanto. Un jugador se resbaló y por eso los árbitros lo pararon", ha manifestado Ramírez, quien ha confesado que, entre la suspensión y el final del partido ya el domingo en el Pabellón Anaitasuna, vivió "horas muy difíciles".

Al respecto ha apuntado que "no hubo otra opción que ir a jugar a Pamplona", ya que, incluso al día siguiente, al volver al polideportivo para recoger algunas cosas, "los efectos de las goteras habían aumentado".

No obstante, el presidente del Ribera ha asegurado que "lo importante es que se pudo solventar el problema" y que "el equipo ganó y la afición respondió como siempre, desplazándose a ver el encuentro en Pamplona al día siguiente". "Calculamos que nos acompañarían unas 300 personas, que vinieron en el autobús que fletamos desde el club y en coches particulares", ha apuntado.

Ramírez ha tenido palabras de "agradecimiento" a las autoridades que, casualmente, estaban presenciando el encuentro en el momento en el que tuvo lugar el incidente, como el alcalde Eneko Larrarte o el director gerente del INDJ Rubén Goñi, entre otros. "Al menos, pudieron ver 'in situ' cuál es la situación que tenemos en este polideportivo. Y la verdad es que respondieron y gracias a ellos pudimos movilizar todo muy rápido", ha añadido.

Ramírez ha reconocido que la situación le dolió "por muchas cosas". "Por el rival, que venía desde Santiago de Compostela y tuvo que pasar una noche más aquí, por la afición, por los jugadores, es un cúmulo de cosas", ha expresado.

El presidente del Ribera Navarra FS cree que el proyecto de reforma presentado por el Ayuntamiento de Tudela, cuyas obras se iniciarán este verano, "es necesario no solo para el club, sino para otros deportes en la ciudad". "El tema de las goteras puede afectarnos a nosotros pero también al patinaje, al balonmano, a la pelota vasca, está claro que hay que actuar en este recinto", señala.

Mientras llega la solución definitiva, Ramírez ha comentado que el club ha tenido conversaciones con el Ayuntamiento para que solvente el problema de las goteras "de manera provisional" antes de las obras definitivas y "aprovechando el parón liguero".

Sobre si la reforma prevista supone una solución definitiva para las necesidades del Ribera Navarra FS, Ramírez asegura que "un pabellón nuevo es inviable económicamente ahora mismo en Tudela". "En un futuro podría darse esa situación, pero ahora mismo es imposible tal y cómo está el tema económico", reconoce. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El presidente del Aspil lamenta la "imagen" que se dio de Tudela por las goteras en su pabellón