PREMIUM  TOROS

Javier Marín corta tres orejas y comparte con El Cid la puerta grande de la plaza de toros de Fitero

El navarro ha mejorado en el uso con el acero y reclama con su actuación un puesto en los Sanfermines.

El navarro Javier Marín, durante la corrida de toros en las fiestas de San Raimundo de Fitero. PABLO LASAOSA
El navarro Javier Marín, durante la corrida de toros en las fiestas de San Raimundo de Fitero. PABLO LASAOSA  

Ganaderías: dos toros de El Madroñal para rejones y cuatro toros de Hermanos Cambronell, flojos, de feas hechuras y sin casta.
Mario Perez Langa (rejones): saludos tras aviso y una oreja con petición de segunda.
Manuel Jesús El Cid: una oreja tras aviso y una oreja tras aviso. Puerta grande.
Javier Marín: una oreja tras aviso y dos orejas. Puerta grande.
Presidencia: a cargo de Ana Isabel Elipe, asesorada por Francisco Sagordia en el aspecto taurino y por Jesús María de Andrés en el veterinario. Cumplieron correctamente su cometido.
Incidencias: plaza de toros de Fitero. Festejo en honor a San Raimundo. Tres cuartos de entrada.

Al mismo tiempo que reaparecía en Valencia un héroe, Paco Ureña, tras el grave percance por el que perdió el ojo izquierdo en Albacete, ha tenido lugar la primera corrida del año en territorio foral.

Tres orejas ha cortado el navarro Javier Marín, en su primera tarde de esta recién iniciada temporada. Parece que el invierno le ha servido a Marín para mejorar en el uso con el acero, ya que en el sexto toro, el mejor del encierro, ya que por lo menos se ha tenido en pie durante toda la lidia, ha ejecutado un soberbio espadazo, con el que, tras una aseada faena en la que ha mostrado muchas ganas, ha cortado las dos orejas que ,sumadas a la oreja cortada en su primer toro, le ha permitido abrir la puerta grande.

Los mejores momentos con su primero han venido con dos largas cambiadas de rodillas con el capote y tres verónicas junto a una media. La pregunta que se hacían los aficionados en la tarde de este sábado era si veremos al navarro debutar en el próximo mes de julio en el coso pamplonés. Veremos.

El Cid, en el año de su despedida de los ruedos tras una exitosa carrera, ha conseguido salir a hombros tras cortar una oreja en cada uno de sus toros. En sus dos faenas se han podido ver destellos de su gran mano izquierda, pero sus dos toros han sido flojos y sin casta, ambos perdiendo las manos continuamente, hecho por el cual sus faenas no han ido a más. En su primero, ha sido cogido sin consecuencias, al confiarse delante del manso burel.

El rejoneador maño Mario Perez Langa ha dejado destellos en banderillas, pero la suerte suprema en ambos toros ha evitado que saliera por la puerta grande fiterana. El favor del público lo tenía, ya que gran parte de los asistentes provenía de la vecina Aragón.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Javier Marín corta tres orejas y comparte con El Cid la puerta grande de la plaza de toros de Fitero