TOROS

'Chivato', el novillo de 450 kilos que sembró el caos en Caparroso: el pasado año ya se escapó en Villafranca

El novillo estuvo escapado durante hora y media, aproximadamente, hasta que ganaderos, Policía Foral y vecinos lo atraparon.

El novillo que se escapó en Caparroso fue capturado tras quedar atrapado en una acequia POLICÍA FORAL
El novillo que se escapó en Caparroso fue capturado tras quedar atrapado en una acequia POLICÍA FORAL  

La ganadería Arriazu de Ablitas es conocida por la bravura de sus vacas y novillos. Prueba de ello es 'Chivato', el novillo de 3 años y 450 kilos, que se escapó este pasado lunes en Caparroso sembrando el caos.

Nada más saltar a la plaza, el toro saltó por encima del burladero y las protecciones posteriores, quedando totalmente en libertad y huyendo por las calles. El novillo bajó al río Aragón y, durante hora y media, estuvo escapado hasta que le han cortado el paso introduciéndole en un canal de riego y finalmente siendo introducido en un camión.

Tal y como ha explicado la Policía Foral, allí fue inmovilizado e introducido en un camión con la ayuda de los ganaderos y varios vecinos de la localidad. 

Sin embargo, tanto la ganadería como el propio 'Chivato' ya "tienen historial" en estos sucesos como dice Víctor Arriazu, uno de los dueños de la ganadería.

"En este oficio nos ha pasado muchas veces, pasan cosas de estas, no todos los días, pero pasan", asegura Arriazu, que también explica que "con este novillo nos pasó lo mismo el año pasado en Villafranca, saltó el callejón y la contrabarrera que había". 

"SI NO HUBIERA MORBO ESTO NO EXISTIRÍA"

Pese a tener cierta costumbre en estos sucesos, el ganadero explica que fue un "susto porque se prepara revuelo y la incertidumbre de que no pase nada cuando está escapado y la incertidumbre de si lo vas a poder recuperar o no, pero todo salió perfecto". 

De hecho, el ganadero también se muestra satisfecho de que nadie resultase herido y que el propio animal no sufriese ningún daño.

Sobre el incidente de este lunes en Caparroso, Arriazu explica que 'Chivato' al saltar "coincidió que pegó con la siergas que hay detrás de la plaza, estas cedieron y por eso se fue".

Pese a estos sustos, Arriazu confiesa que es parte del espectáculo taurino. "La gente cuando va a un pueblo a las vacas lo que quiere es espectáculo, y una tarde de vacas normal sin ninguna que salte, ni ninguna que haga un poco de circo, la gente lo ve más aburrido", asegura.

"Nuestro ganado se caracteriza por crear espectáculo, de hecho a los pueblos a los que vamos se llena de público porque la gente lo que quiere es esto, si pasa alguna cosa todo el mundo le hecha la culpa a otro o dice que esto es demasiado, pero en este espectáculo si no hubiera morbo no existiría, si echaras ovejas a la calle no funcionaría", sentencia el ganadero.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'Chivato', el novillo de 450 kilos que sembró el caos en Caparroso: el pasado año ya se escapó en Villafranca