PREMIUM  FIESTAS

La peña Aldabea y Burlatako Feminista tratan de boicotear las fiestas de Burlada y se niegan a tirar el cohete

La alcaldesa de Burlada Ana Góngora y la concejala de Navarra Suma Mari Luz Moraza han sido quienes finalmente han lanzado el chupinazo, mientras se escuchaban gritos de 'UPN Kanpora'.

Las representantes de los grupos Burlatako Feminista y la peña Aldabea, antes de negarse a tirar el cohete desde el balcón del Ayuntamiento de Burlada. MIGUEL OSÉS.
Las representantes de los grupos Burlatako Feminista y la peña Aldabea, antes de negarse a tirar el cohete desde el balcón del Ayuntamiento de Burlada. MIGUEL OSÉS.  

Burlada ha dado comienzo a las fiestas patronales este miércoles con un chupinazo marcado por la polémica.

Estaba previsto que el cohete anunciador fuera lanzado por la peña Aldabea y Burlatako Feminista, asociaciones elegidas por votación popular. Sin embargo, a escasos segundos de que encendieran la mecha, Edurne e Izaskun Arzoz y Nerea Arrieta e Irune Iroz, miembros respectivos de ambos grupos, se han negado a tirarlo.

"Burladesas, ¡gora Burlata feminista! ¡Vivan las fiestas feministas de Burlada! La voluntad del pueblo no ha sido respetada por la alcaldesa. No tiramos este cohete y bajamos abajo con el pueblo", han gritado desde el balcón del ayuntamiento.

Finalmente, ha sido la concejala de Navarra Suma Mari Luz Moraza quien ha lanzado el primer cohete y, tras ella, la alcaldesa, Ana Góngora.

Desde la plaza se han escuchado gritos de UPN Kanpora y se han podido ver banderas de la Comunidad Autónoma Vasca, así como una pancarta en la que se podía leer "No más censuras", tanto en euskera como en castellano.

Góngora no ha querido dar mayor importancia a este altercado y ha asegurado que no estaba preocupada. "No lo considero un incidente desafortunado. Sabía que esto podía pasar, pero me tachan a mí de censura, cuando en el fondo somos parecidos". La alcaldesa no ha interpretado esto como "un gesto feo, porque al final lo hemos tirado también las mujeres".

LAS TENSIONES PREVIAS 

A pesar de que fueron los organismo populares de Burlada quienes propusieron a ambos grupos para lanzar el chupinazo de Burlada, estos finalmente han decidido no llevarlo a cabo por las medidas adoptadas por el nuevo gobierno de la localidad.

El consistorio de Burlada, gobernado desde junio por Góngora, de Navarra Suma, impidió que varios actos como las comidas, manifestaciones o los brindis a favor de la banda terrorista ETA formaran parte del programa oficial de fiestas.

Es por eso que se ha creado un programa secundario de los organismos populares de la localidad, en el que se incluyen todos estos actos, que hasta el año pasado, bajo el gobierno de Cambiemos Burlada y EH Bildu, figuraban en el programa oficial.

Otra de las medidas que se han visto envueltas en la polémica ha sido el lugar desde el cual se ha lanzado el chupinazo. Al igual que ocurre la mayoría de las localidades de Navarra, el chupinazo se lanza desde el balcón del consistorio, adonde ha vuelto este año, en lugar de prenderse la mecha a pie de calle, como se había hecho durante los últimos cuatro años.

A pesar de este desafortunado comienzo, la alcaldesa va a vivir estas fiestas "con una mezcla de nerviosismo y de felicidad". Góngora ha asegurado que va a llevar a su padre con ella. "Él fue alcalde y estoy muy emocionada", ha apuntado.

Tras el cohete, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos ha desfilado por las calles de la localidad, acompañada por los más pequeños y por el grupo de chistularis de Burlada.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La peña Aldabea y Burlatako Feminista tratan de boicotear las fiestas de Burlada y se niegan a tirar el cohete