• jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

TURISMO

Robles milenarios y dólmenes: una sencilla ruta navarra para caminar hacia el pasado

Varias regatas, que descienden desde Aralar, salpican este recorrido de unos 10 kilómetros y dificultad media que puede realizarse en algo mas de 3 horas y 30 minutos. 

Dolmen Fagomendi en Echarri Aranaz que ha sido dañado por maquinaria pesada que hacía trabajos forestales. AYUNTAMIENTO ECHARRI ARANAZ
Dolmen Fagomendi en Echarri Aranaz que ha sido dañado por maquinaria pesada que hacía trabajos forestales. AYUNTAMIENTO ECHARRI ARANAZ

La sierra de Aralar es el telón de fondo de esta Ruta de los robles milenarios y los Dólmenes que transcurre por el norte del término municipal de Echarri Aralar, entre el Sendero Local NA-135 y el Sendero de Pequeño Recorrido NA-134.

Varias regatas, que descienden desde Aralar, salpican este recorrido de unos 10 kilómetros y dificultad media que puede realizarse en algo mas de 3 horas y 30 minutos. 

Durante esta ruta se pueden apreciar dos pisos de montanos característicos de la zona como son el robledal y el hayedo. Precisamente, los robles se encuentran en la primera parte del recorrido, a unos 600 metros de altitud, y donde se pueden ver algunos de los grandes robles milenarios con los que cuenta la Comunidad foral.

Se trata de dos ejemplares de roble común (Quercus robur), que se caracteriza por el largo pedúnculo de sus frutos, las bellotas.

Asimismo, en esta excursión también se pueden observar ejemplares de roble albar y, en la última parte del paseo, el llamado roble americano (Quercur rubra). Un tipo de roble mucho más liso y derecho y cuyas características principales son sus grandes hojas, bellotas de mayor tamaño y el color rojizo que adquieren en otoño, dejando estampas preciosas.

Al tomar altura, los robles dan paso a las hayas, que dominan la parte central del recorrido junto con esporádicos acebos, serbales y arándanos.

En este punto es en el que también se pueden ver los dos dólmenes con los que cuenta este recorrido y que pertenecen al conjunto dolménico de Ataún-Burunda. Existe la posibilidad de ver los otros ocho que se conservan aunque es necesario realizar el recorrido más largo de la PR NA-133, que se adjunta también en el mapa.

RUTA DE LOS ROBLES MILENARIOS Y DÓLMENES, PASO A PASO

1. Camping

Para llegar al punto de partida de esta ruta se puede acceder desde la N-240 o la A-15 hasta Echarri Aranaz. Al llegar aquí hay que atravesar la localidad para cruzar el río Burunda y seguir las indicaciones de "camping", ya que será el inicio de esta ruta.

Una vez pasado el camping es necesario emprender el camino por la pista situada en la parte trasera de este alojamiento. Nada más tomarla, ya se pueden ver los primeros robles y una flecha, a mano derecha, que nos señala el Sendero Local NA-135, marcado con marcas verdes y blancas en los árboles. 

Tras ascender unos 15 minutos, se llega a un cruce en el que otro indicador nos pone rumbo hacia la derecha hasta llegar a una caseta para cerdos.

2. Roble milenario

A continuación, seguimos la ruta hacia la derecha por detrás de esta caseta para cerdos para descender hasta ver el primero de los robles milenarios, fácilmente reconocible por el grosor de su tronco. A escasos 50 metros de él, torcemos por el camino de la derecha siguiendo las marcas y ascendiendo otras vez hasta un camino mucho más ancho.

Continuamos entre robles y espinos hasta llegar a otro camino ancho. A unos cinco minutos de aquí, es necesario torcer a la izquierda para descender hasta un robledal con grandes robles, en donde se puede apreciar la pista y el sonido de la primera regata, la de Urrizpe.

3. Pista PR NA-134

Las marcas se tornan ahora blancas y amarillas y, tras caminar un poco por la pista, surge la regata Urrizpe. Continuamos a su vera hasta encontrar otra casa para cerdos o zotola. La vegetación pasa del robledal al hayedo. 

4. Puente sobre regata

Vemos un puente y dejamos la regata a la derecha. Desde ese punto, la senda se convierte en un camino de tierra y unos minutos después se encuentra el poste con la indicación PR NA-134 y otro puente, por lo que la regata vuelve a quedar a nuestra izquierda.

5. Fagamendi

En este punto arranca el ascenso al monte Fagamendi, al principio suave, pero después mucho más exigente durante unos 20 minutos. De esta manera, se accede al collado donde se unen los senderos NA-133 y NA-134. Nosotros continuamos ascendiendo durante unos 15 minutos más hasta la cima.

6. Dolmen

Precisamente, en su cima (814 metros de altura) se encuentra el dolmen Fagamendi, del que solo se vislumbra su gran túmulo rodeado por una empalizada.

7. Descenso al dolmen Maitzegur

A continuación, comienza el descenso guiados por las flechas y las marcas a través de una alambrada que dejamos a la izquierda. Pasados unos 20 minutos, otro panel informativo señala la proximidad del dolmen Maitzegur, situado, situado a poco más de 700 metros de altitud y con la cámara a la vista aunque sin cubierta.

8. A la vista de Aralar y San Donato

Desde este punto, la pendiente descendente se hace mucho más fuerte y el paisaje vuelve a cambiar, pasando de las hayas a los robles que nos han acompañado durante el primer tramo hasta llegar a Echarri Aranaz, el punto de partida junto al camping.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Robles milenarios y dólmenes: una sencilla ruta navarra para caminar hacia el pasado