• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:47

 

 
 

CULTURA

El Palacete de Uranga, de vivienda familiar a parque municipal de Burlada

Después de una cuidada y laboriosa rehabilitación del palacio y los jardines, a día de hoy el palacio cuenta con un café-restaurante con una amplia terraza en la que disfrutar los días de buen tiempo.

Palacete de Burlada. MIGUEL OSÉS
Palacete de Burlada. MIGUEL OSÉS

Convertido en parque municipal y en espacio polivalente para el ocio y la cultura, el Palacete de Uranga, o Palacete de Burlada, es en la actualidad la zona verde más importante de Burlada y uno de los lugares con más encanto de la comarca de Pamplona.

En el año 1902 fue diseñado como vivienda familiar por el arquitecto Máximo Goizueta, natural de Estella, y construido por Miguel Uranga y su mujer Benita Galdeano, miembros de una influyente familia de la alta burguesía de Pamplona.

Ubicado a la entrada de Burlada, en la calle Mayor 2, el edificio se pensó siguiendo los patrones estéticos del movimiento modernista y ocupando una superficie total de 33.170 metros cuadrados al agrupar varias fincas propiedad de la familia.

En los espaciosos jardines que rodean al Palacete de Uranga es posible encontrar una amplia variedad de plantas y animales como pavos reales, patos, gallos, cisnes e infinidad de pequeñas aves, además de pasillos por los que pasear entre multitud de árboles diferentes y un parque para los más pequeños.

Así mismo, los extensos jardines del palacio de Burlada sirven a menudo para realizar reportajes de bodas por contar con rincones como una rosaleda con arcos, una ermita neorrománica, fuentes de piedra y multitud de pequeñas estatuas del mismo material.

En 1991, el Ayuntamiento de Burlada adquirió esta maravilla arquitectónica por 275 millones de pesetas (aproximadamente 1.650.000 euros), siguiendo los deseos de Francisco Uranga Galdiano, transmitidos al Consistorio por su esposa María Carmen López Jacoiste.

Después de una cuidada y laboriosa rehabilitación del palacio y los jardines, en la que se respetó la mayoría de elementos exteriores y adecuando el interior y accesos a los nuevos usos, a día de hoy el palacio cuenta con un café-restaurante con una amplia terraza en la que disfrutar los días de buen tiempo. Además, en su interior existen varias salas multiusos donde es posible organizar diferentes eventos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Palacete de Uranga, de vivienda familiar a parque municipal de Burlada