• miércoles, 28 de julio de 2021
  • Actualizado 12:52

 

 
 

SOCIEDAD

El monumento a los Fueros de Navarra: cuándo y por qué se levantó la estatua en Pamplona

Te explicamos el origen de este monumento importante ubicado en el paseo de Sarasate de la capital navarra. 

ESTATUA DE LOS FUEROS
Monumento a los Fueros de Navarra ubicado en el paseo de Sarasate de Pamplona. ARCHIVO

El Monumento a los Fueros ubicado en el Paseo de Sarasate de Pamplona ha pasado a formar parte del callado paisaje urbano de la capital desde hace más de un siglo, cuando se erigió en conmemoración de uno de los hechos más relevantes de la Historia contemporánea de Navarra, la Gamazada. Todos lo conocemos y sabemos, con mayor o menor acierto, qué representa, pero aquí queremos explicarte de manera sencilla cuál fue su origen

En 1841 se firmaba la Ley Paccionada o de Modificación de Fueros de la Provincia de Navarra, consecuencia directa del fin de la Primera Guerra Carlista. La victoria liberal suponía la desaparición de instituciones del Antiguo Régimen, como la Diputación del Reino, y la transformación de Navarra en provincia, perdiendo su condición de Reino y viendo como sus leyes propias, los Fueros, sufrían distintos cambios con el objetivo de adecuar la peculiaridad legislativa navarra al sistema constitucional nacional.

Años más tarde, en 1893, el ministro liberal de Hacienda, Germán Gamazo, planteó la eliminación del régimen fiscal derivado de la ya nombrada ley de 1841. Al igual que en las provincias vascas, Navarra fue testigo de una gran movilización ciudadana que se mostraba contraria a lo que muchos consideraban un atropello. Pese a los intentos de los representantes navarros por detenerlo, el proyecto de Gamazo siguió adelante.

Ante esta situación, se convocaron manifestaciones en las cabezas de merindad para el 28 de mayo. El domingo siguiente fue convocada en la capital una nueva manifestación, que pese a no estar autorizada tras unos violentos altercados rápidamente sofocados en los dos primeros días de junio, reunió en Pamplona a más de 17.000 personas, que protestaron ante la sede del Gobierno Civil, ubicada por aquel entonces en el Paseo Sarasate. Asimismo, fueron recogidas más de 120.000 firmas que no impidieron la aprobación del proyecto por 99 contra 8 (diputados navarros y el de Morella) en las Cortes Generales.

Pese a todo, el ministro Gamazo dimitió del cargo en 1894 a causa de un alzamiento en Cuba, lo cual hizo que su proyecto nunca fuese llevado a la práctica, tampoco por su sucesor, Amós Salvador Rodrigáñez. 

Para conmemorar el espíritu de unión en defensa de la foralidad, fue levantado el actual monumento de 25 metros de altura, obra del arquitecto Manuel Martínez de Ubago, terminado en 1903, nunca inaugurado y que está rematado por una alegoría de Navarra, que porta en sus manos las cadenas del escudo de Navarra y la Ley Foral. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El monumento a los Fueros de Navarra: cuándo y por qué se levantó la estatua en Pamplona