• domingo, 25 de julio de 2021
  • Actualizado 11:20

SOCIEDAD

Derribaron el edificio del Ayuntamiento de Pamplona y solo quedó en pie la fachada

El edificio del consistorio pamplonés se cerró el 4 de noviembre de 1951 y fue reinaugurada casi dos años después, el 8 de septiembre de 1953.

Imagen  del derribo del edificio del Ayuntamiento de Pamplona en 1952. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.
Imagen del derribo del edificio del Ayuntamiento de Pamplona en 1952. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.

La Casa Consistorial de Pamplona se ha derribado en dos ocasiones. La primera en 1752 porque estaba en ruina y se reinauguró en 1760. Esos ocho años el Ayuntamiento se instaló en la actual Casa del Condestable, entre la calle Jarauta y la calle Mayor. En 1951 volvió a ser derribada, excepto la fachada, y se trasladó a la Escuela de Artes y Oficios, entonces situada en la plaza del Vínculo.

Hubo varias propuestas en el derribo de 1951. El arquitecto Eugenio Arraiza llegó a diseñar un curioso proyecto para crear una plaza mayor al estilo español con las fachadas de las casas contiguas uniformadas y arcos de comunicación sobre las calles. También se sugirió levantar un edificio de nueva planta en otra parte como la casa de baños del paseo de Sarasate y dejar intacto el edificio del ayuntamiento dedicado solo a despachos y salón de sesiones.

Al final se impuso la decisión de respetar el viejo emplazamiento, señalado por Carlos III el Noble en 1423, y reedificar la casa de nueva planta con un proyecto de líneas clásicas. Con muy buen criterio se 'indultó' la fachada del viejo edificio.

Derribo del edificio del Ayuntamiento de Pamplona visto desde la calle Santo Domingo. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.
Derribo del edificio del Ayuntamiento de Pamplona visto desde la calle Santo Domingo. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.

El 10 de marzo de 1951, el secretario municipal leyó el informe de la comisión especial nombrada para estudiar la reforma y ampliación de la Casa Consistorial. Intervinieron para exponer diferentes puntos de vista los señores Madoz, Martinicorena, Pérez -Salazar, Asurmendi y el alcalde Miguel Gortari, quedando aprobado el citado informe de la siguiente forma:

"Proceder al derribo de la actual Casa Consistorial para reedificar la nueva en una superficie total ampliada con nueve metros más de fondo, tomados de la Plaza de Santo Domingo.

Proceder a la restauración de la actual fachada sustituyendo las piedras deteriorados por otras de igual talla y dimensión. Si la restauración exigiera desmontar totalmente la fachada, será ésta reconstruida en forma exactamente igual a la actual en proporciones elementos y talla, y podrá en ese caso girarse sobre el eje vertical la fachada, para lograr la debida regularidad en los ángulos correspondientes a las calles de Carnicerías y Santo Domingo.

Las instalaciones de oficinas y servicios públicos serán independientes de la parte destinada a representación municipal, con distintas entradas, Instalándose en el nuevo edificio los despachos y servicios que se fijen.

Encargar a los arquitectos José María y Francisco Javier Yárnoz Orcoyen. premiados en el Concurso para reforma de la Casa Consistorial y nuevas oficinas Municipales, la redacción y dirección del proyecto para mantenimiento de los servicios. según se determina en los apartadas anteriores y de acuerdo con el programa de necesidades que se les facilite"

Imagen  del derribo del edificio del Ayuntamiento de Pamplona en 1952. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.
Imagen del derribo del edificio del Ayuntamiento de Pamplona en 1952. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.

El domingo día 4 de noviembre de 1951 se llevó a cabo el traslado del Ayuntamiento al edificio de la escuela de artes y oficios situada en la calle Estella número 8, y ante la presencia de los pamplo­neses que llenaban la Plaza Consistorial a las doce del mediodía, se efectuó la clausura de la vieja Casa Municipal, donde iban a hacerse las reformas y ampliaciones.

Con un ce­remonial "severo y alegre" al mismo tiempo, el teniente de alcalde José María Pérez Salazar leyó el bando del día. Luego se arriaron las banderas, bailaron los gigantes, los chistularis tocaron el «Agur Jaunak», sonaron los clarines y timbales... Cerró la puerta el Alcalde Miguel Gortari Errea y se inició la marcha hacia el edificio provisional.

Según la prensa navarra de la época, "supo el Ayuntamiento rodear de solemnidad y brillantez el traslado oficial de la Casa Consistorial a las Escuelas de Artes y Oficios, y el vecindario pamplonés contribuyó al esplendor de los actos con su asistencia verdaderamente nutrida, a pesar de que el tiempo se mostró bastante hosco. La comparsa de gigantes y cabezudos, con sus gaitas y chistus hizo que la animación tuviese carácter sanferminero con la algarabía además de los chiquillos corriendo ante los kilikis."

Durante el mes de noviembre de 1951, siguiendo un proyecto de Yárnoz, fue derribaba el viejo edificio, dejando sólo en pie la fachada de estilo Rococó de José de Zay y Lorda construida en 1755, pero que en la parte alta fue modificada un año después por Juan Lorenzo Catalán. La fachada es lo único que queda del edificio de entonces. El Chupinazo de los Sanfermines de 1952 se lanzó desde el edificio provisional en la calle Estella.

Solo queda en pie la fachada del Ayuntamiento tras el derribo del edificio en 1952. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.
Solo queda en pie la fachada del Ayuntamiento tras el derribo del edificio en 1952. Libro 'Pamplona calles y barrios' de José Joaquín Arazuri.

El regreso al reformado edificio de la Casa Consistorial tuvo lugar el martes 8 de septiembre de 1953, casi dos años después del cierre del anterior edificio. A la vez, se conmemoró el Privilegio de la Unión de los burgos y la anexión del pueblo de Echavacoiz a Pamplona. El protagonismo fue para el alcalde Javier Pueyo Bonet, que abrió las puertas del nuevo ayuntamiento.

El secretario de la Corporación, Ignacio Sanz González, entregó al señor alcalde la llave de la nueva casa, en bandeja de plata, pronunciando estas palabras: "Esta llave que os entrego es de la nueva casa consistorial, hecha por la corporación. Y pido a Dios que en aquella, la obra por el engrandecimiento de Pamplona y la felicidad del vecindario sea perfecta, reiterando el ofrecimiento de colaboración y lealtad en el servicio de todos los funcionarios y empleados municipales”.

El alcalde Javier Pueyo abrió la puerta principal del edificio y entró en el Ayuntamiento. Se izaron las banderas. En este momento volvieron a sonar los acordes del Himno Nacional, a la vez que el público, que llenaba totalmente la plaza, prorrumpió en aplausos. El grupo de danzaris y la comparsa de gigantes ofrecieron un baile de honor al Ayuntamiento.

Javier Pueyo manifestó: "Venimos al acontecimiento sin par para nosotros, de inaugurar este nuevo edificio asentado sobre el mismo solar que entraña tan profundos recuerdos corno sólidos mandatos, manteniendo con firmeza de siglos el más ardiente principio de Tradición y de lealtad hacia los mejores fundamentos, pues que eterna es la lección de quien bien enseña y perdurable lo que Dios une".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Derribaron el edificio del Ayuntamiento de Pamplona y solo quedó en pie la fachada