• miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:42

 

 
 

DEPORTES

Los ciclistas navarros con discapacidad que participarán en la 'Titan Desert 2021'

La entidad sin ánimo de lucro de Atención a la Parálisis Cerebral, Aspace Navarra, tiene como reto conseguir que los dos participantes terminen la prueba.

Imagen de algunos de los participantes de la 'Titan Desert 2021'. ASPACE NAVARRA
Imagen de algunos de los participantes de la 'Titan Desert 2021'. ASPACE NAVARRA

Aspace Navarra, entidad sin ánimo de lucro de Atención a la Parálisis Cerebral de toda España que lleva más de treinta años desarrollando actividades deportivas, ha decidido participar en la competición de ciclismo por etapas 'Titan Desert 2021' creando un equipo mixto de dos deportistas con discapacidad: Iñaki Hernández (discapacidad afín a la parálisis cerebral) y Sergio Colás (discapacidad auditiva). La cita es en octubre. 

El grupo que organiza la competición también hace pruebas anuales en distintas zonas de África como Arabia Saudí o Abu Dabi montando un circuito con media docena de fechas para que la gente pueda conocer distintos países y disfrutar de esta gran afición.

El equipo se ha marcado como objetivo principal conseguir que las dos personas con discapacidad puedan terminar esta exigente prueba de más de 600 km a lo largo del desierto de Marruecos. La tarea será complicada, y contarán con una plantilla total de 4 deportistas que apoyarán en las etapas a Iñaki como guía en el tándem (con el fin de apoyar en las dificultades) y a Sergio en todas las comunicaciones que se presenten en la carrera y los descansos entre etapas y preparativos de las siguiente.

Según Miguel Ochoa de Ocáriz Jáuregui (59), que estuvo vinculado a CaixaBank y lleva cinco años trabajando con Aspace Navarra para apoyar la inclusión de personas con discapacidad, uno de los objetivos que buscan es la visualización de la participación en estas pruebas tan exigentes de personas con discapacidad, que con los apoyos necesarios, "son capaces que conseguir estas metas, que no están al alcance de una mayoría de la sociedad".

¿Por qué la 'Titan Desert'? Ochoa de Ocáriz opina que todo lo que sea dar pasos adelante para personas con discapacidad es una noticia muy positiva, y la oportunidad de viajar a Marruecos es para todos una experiencia "única". "Los avances tecnológicos están ayudando muchísimo a estas personas, aunque hay que ofrecerles estos medios. El otro día un chico de Aspace que no puede comunicarse recibió una tablet con voz para escribir y que suene lo que redacta, y ahora está súper ilusionado y siempre nos saluda. También los exoesqueletos, que valen mucha pasta pero son un avance que puede impulsar a muchos a volver a hacer deporte", señala mencionando que en un futuro los precios disminuirán "como en todo".

A través de la página web helpup.com, poniendo los datos y el importe deseado desde los cinco euros, se puede donar al proyecto, que tiene como objetivo recaudar 7.000 euros para que todos los gastos y los tándem prestados puedan pagarlos después del evento, ya que sólo un tándem puede costar 6.000 euros. "Queremos adquirir el material necesario para después de este evento poder seguir participando en otros". 

Aspace entrenando entre las montañas para la 'Titan Desert 2021'. ASPACE NAVARRA
Aspace entrenando entre las montañas para la 'Titan Desert 2021'. ASPACE NAVARRA

Entre los patrocinadores principales se encuentra Conor WRC, que ha aportado un material desde hace más de mes y medio para que entrenen y compitan. CaixaBank, la Fundación Miguel Induráin, el Grupo Meler, Solartía, Mysolar Energy, LG Dental, Suministros Eléctricos Urgón, DS SmithGasteiz electrónica, Indent, grupo Ceca, Cistec y Weekup. También colaboran con Cycla Bikes, Oxypro, Rotae, Clínica San Juan de Dios A4 X KM, que les van a vestir de calle para cuando estén en Marruecos sin el outfit deportivo. Uxua Idiazábal, cardióloga, se ofreció a realizarles las pruebas físicas para presentar el certificado, y Alther Nuuboo les ha cedido chalecos que cuentan las pulsaciones para que los doctores sepan la evolución de los deportistas.

"Un hijo o hija mía puede darme un abrazo y yo estoy encantado. Pero cuando me viene un chaval de Aspace y lo hace se me cae la baba y me llena. Que gente que no tiene nada y depende de ti te muestre lo que les importas y demuestre que quiere hacer cosas impresiona", relata emocionado insistiendo en que tienen mucho que decir y ya sea por un medio u otro debemos ayudarlos a expresarse y nunca borrarlos o apartarlos.

Cree que costará y nunca se llegará al cien por cien, pero debemos seguir dando pasitos y demostrando que en este tipo de actividades los protagonistas son ellos. "En esta carrera yo soy quien distribuirá el juego. Si yo me tengo que apartar seguirán jugando, pero siempre que pueda ser un complemento de ayuda para ellos trataré de participar además de organizar", compara insistiendo en que no se ve haciendo más 'Titan Deserts' después de esta. 

IÑAKI HERNÁNDEZ, NERVIOSO E ILUSIONADO

Iñaki Hernández Sabater, de 45 años, nació con un problema de psicomotricidad que en un principio no desarrolló excesivamente pese a que de joven tendía a "chocarse con todo". Ya con 22 años, el neurólogo se dio cuenta de que además de aquel problema de nacimiento contaba con un problema ocular que no le permite ver prácticamente nada de lo que está debajo de él. "Se me juntan un poco ambos problemas. La falta de equilibrio sumada a lo de la vista me hacen muy difícil ser independiente encima de la bici", comenta.

"Yo empecé a correr en 2007. Varios años después, un amigo mío me animó a hacer un triatlón y yo lo rechacé porque con mi problema veía imposible subirme a una bici. Finalmente, viendo la cara de ilusión con la que mi amigo me animó, me dieron la oportunidad de subirme a un tándem y no la desaproveché", explica diciendo que de ahí a la 'Titán Desert' hubo un largo trayecto en el que Ochoa de Ocáriz fue fundamental, ya que se hicieron amigos y compitieron juntos en algunas competiciones.

La bici le ha ayudado principalmente a entender que puede lograr casi todo lo que se proponga. "Hay muchos días que me cuesta, ya que el lado izquierdo de mi cuerpo se me carga mucho y sufro bastante. Pero gracias a ese sufrimiento también me siento más orgulloso de todo lo que voy consiguiendo", recuerda insistiendo en la idea de que "siempre piensa que no puede pero sí puede". 

"Cuando me dijeron de ir a Marruecos pensé que se me quedaba grande, pero luego recapacité y me di cuenta de que era una oportunidad que no todo el mundo tiene. Me he machacado mucho para prepararme en el gimnasio y la bici desde abril, y creo que tendría que haberlo hecho más, pero el tiempo no es ilimitado", señala explicando que también trabaja en la planta de EcoIntegra de reciclado de electrodomésticos.

Iñaki Hernández con algunos de los compañeros que acudirán a la 'Titan Desert 2021'. ASPACE NAVARRA
Iñaki Hernández con algunos de los compañeros que acudirán a la 'Titan Desert 2021'. ASPACE NAVARRA

 

A todo aquel que sufre algún tipo de discapacidad y se niega a practicar su deporte favorito pese a tener la posibilidad de intentarlo, Hernández recuerda que si él dio el paso de subirse a la bici fue por ver la cara de satisfacción de su colega, que le obligó a "hacer algo". "Yo estaba siempre con el no, y comprobar que algo que veías imposible se convierte en posible, sobre todo si te gusta el deporte, es algo increíble e indescriptible", añade recordando que si hace veinte años le hubiesen dicho que ahora iba a estar así se hubiese reído, y ahora "sólo quiere más"

"Uno de los grandes objetivos en un futuro es hacer un Ironman. Estoy muy empeñado y cuando se me mete algo en la cabeza es muy difícil quitármelo, por lo que tendré que intentarlo en dos o tres años", concluye un más que motivado Hernández recordando a Ochoa de Ocáriz que hoy deben entrenar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los ciclistas navarros con discapacidad que participarán en la 'Titan Desert 2021'