• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 12:17

 

 
 

BALANCE DE LEGISLATURA

Uno de los últimos escándalos del cuatripartito en Navarra: el sobresueldo que no se quisieron quitar

El Gobierno de Barkos garantizó un sobresueldo del 25% a los consejeros y directores generales que cesaron sus cargos.

La presidenta del Gobierno del cuatripartito, Uxue Barkos, ojea una carpeta junto a las imágenes de sus consejeros Fernando Aranburu, Miguel Laparra, Fernando Domínguez, Ana Ollo y Ana Herrera NAVARRACOM
La presidenta del Gobierno del cuatripartito, Uxue Barkos, ojea una carpeta junto a las imágenes de sus consejeros Fernando Aranburu, Miguel Laparra, Fernando Domínguez, Ana Ollo y Ana Herrera NAVARRACOM

Los sobresueldos del cuatripartito para sus consejeros y altos cargos que a su vez son funcionarios ha sido uno de los últimos de los escándalos de la legislatura.

El Gobierno, presidido por Barkos, garantizó un sobresueldo del 25% a aquellos consejeros y directores generales que cesaron sus cargos y vuelven a trabajar a la Administración.

La medida favoreció a cinco consejeros, quienes tenían garantizada su plaza en la Administración pública.

Los que cobraron los sobresueldos fueron los siguientes: el vicepresidente Miguel Laparra y los consejeros Fernando Aranburu, Ana Ollo y Ana Herrera.

Fernando Domínguez también hubiera cobrado ese 25% pero al jubilarse no se pudo beneficiar.

Más allá de estos nombres, los sobresueldos también se extendieron a casi una veintena de directores generales nombrados por estos mismos consejeros.

Solana justificó que la recuperación del sobresueldo se enmarcaba en "la reversión de los paquetes de recortes" aprobados durante la legislatura pasada.

Y cómo no, la portavoz del cuatripartito aprovechó para echarle la culpa a la anterior legislatura.

Señaló que en 2012 se aprobaron "muchas medidas de recorte, algunas de manera temporal y otras definitiva, y en la reversión de aquellos paquetes entra la reversión de un complemento que no es para exaltos cargos del Gobierno, porque yo puedo ser exalto cargo y en ningún caso lo cobraré, es solo para exaltos cargos que sean funcionarios".

"Es un complemento que crea UPN en 2007 y se quita en 2012 cuando se toman otras medidas a la par", indicó la portavoz del Gobierno de Barkos.

Como medida para minimizar el impacto de los sobresueldos, el cuatripartito aprovechó para sacar pecho y señalar que Domínguez y Luis Gabilondo no lo iban a cobrar.

Además de Solana, Ollo también quiso echar balones fuera con el asunto de los sobresueldos.

"Este Ejecutivo no ha aprobado este complemento, que fue aprobado por el PSN y por UPN en el 2007" y añadió que "no se ha dejado de cobrar por ningún ex alto cargo funcionario desde el 2007", señaló.

Ollo llegó a afirmar que su Gobierno no vino para enriquecerse ni a ganar dinero.

La consejera fue preguntada por el porqué de recuperar el complemento y su respuesta fue: "Podíamos no haberlo hecho, efectivamente".

"Si lo cobro, lo cobraré como otros ex altos cargos que ha habido funcionarios de la UPNA", afirmó.

LA EXCUSA DEL PARLAMENTO

El Gobierno de Navarra tendría que aprobar un decreto ley foral en el que recoja la eliminación del sobresueldo del 25% para ex altos cargos que sean funcionarios y remitirlo al Parlamento de Navarra para que refrende ese decreto y por tanto el complemento quede suprimido.

El Legislativo foral, disuelto el pasado 2 de abril, ya no tiene la capacidad de tomar la iniciativa de suprimir estos sobresueldos, que fue recuperado por el Gobierno y aprobado por el Parlamento durante el debate de los Presupuestos Generales de Navarra para 2019.

De esta forma, sería el Gobierno de Navarra el que tendría que tomar la iniciativa de aprobar un decreto ley foral que elimine este complemento y posteriormente remitirlo al Parlamento, para que su Comisión Permanente decida si lo refrenda o no.

Tanto Ollo como Solana se escudaron en que la supresión de los sobresueldos correspondía al Parlamento.

"Es en el Parlamento donde debe escenificarse ese debate y con todo el respeto en el Gobierno aceptaremos las medidas", expuso Ollo.

Solana, al igual que Ollo, también justificó con la excusa del Parlamento el complemento y emplazó al futuro su solución.

"Habría que ver la fórmula para esto que parece que sí hay una mayoría clara de acuerdo para eliminar estos complementos", expuso.

La consejera de Educación insistió en que de haber unanimidad se podría erradicar el sobresueldo.

"Entiendo que es mucho más limpio eliminarlo en la ley; nosotras hablamos desde el Gobierno de eliminarlo", ha argumentó.

El escándalo de los sobresueldos aprobados por el cuatripartito para los consejeros y altos cargos del Gobierno foral al volver a sus puestos de funcionario hizo estallar a los socios del Gobierno de Barkos.

Izquierda-Ezkerra exigió la supresión del complemento del 25%.

"No existe una justificación para que, una vez concluida la labor de alto cargo, se perciba esa cantidad en la vuelta al puesto de trabajo, cosa que es discriminatoria para con otros estamentos de la función pública y para con quien no es funcionario", afirmó I-E

Además, aseguró que "esta medida no ha sido ni informada ni consensuada en el marco del cuatripartito, por lo que pedimos su retirada y nos comprometemos a que en futuros acuerdos programáticos desaparezca este complemento".

Podemos también criticó el escándalo de los sobresueldos.

"No pedimos al Gobierno que lo vuelva a situar en el 10% sino que lo elimine por completo porque la ciudadanía asiste perpleja a esta situación de privilegio que no se corresponde con el trabajo serio y riguroso que hemos realizado en estos últimos cuatro años en favor de las capas más desfavorecidas de la sociedad", señaló Mikel Buil

El miembro de la formación morada llegó incluso a afirmar que en ningún momento se trató el tema en el seno del cuatripartito.

Navarra Suma denunció que el Gobierno de Navarra ocultó que la consejera Ollo es también beneficiaria del sobresueldo por valor del 25% de su salario desde el momento en el que deje el cargo hasta el fin de su vida laboral.

Desde la coalición explicaron que “Ollo es funcionaria de la UPNA y, por tanto, le es de aplicación el complemento acordado de forma opaca por el Gobierno del cuatripartito con ocasión de la aprobación del último presupuesto de la legislatura”.

En lo que afecta a Ollo, desde Navarra Suma indicaron que “resultan increíbles sus afirmaciones públicas en las que dice desconocer que es beneficiaria del referido complemento. Su condición de perceptora del mismo debió ser indicada en la relación de miembros del Gobierno beneficiarios trasladada por la consejera de Función Pública”.

Además, Navarra Suma indicó que es “el lamentable espectáculo que están ofreciendo los miembros del Ejecutivo de Barkos y algunos representantes del cuatripartito, engañándose unos a otros en unos casos, desmintiéndose en otros o emitiendo críticas en relación a este beneficio salarial de por vida, cuya aprobación incluso los propios representantes del cuatripartito han afirmado desconocer”.

El PSN también pidió la derogación de los sobresueldos.

Los socialistas explicaron que "no es asumible la defensa que el Gobierno de Barkos hace de este complemento".

Y remarcaron que "esta no es una medida de salida de la crisis dado que las medidas de salida de la crisis deben ser sociales y no corporativas".

Para los socialistas, "el cuatripartito ha actuado con opacidad o, lo que es peor, con ignorancia por parte de algunos partidos que tienen responsabilidad de gobierno y no se enteran".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Uno de los últimos escándalos del cuatripartito en Navarra: el sobresueldo que no se quisieron quitar