PREMIUM  BALANCE DE LEGISLATURA

La chapuza de Asirón en Pío XII por no escuchar a los vecinos: monumentales atascos y falta de aparcamientos

Una gran inversión que ha llevado a los vecinos a no tener plazas de aparcamiento y a los comercios a perder clientes y ha provocado monumentales atascos.

Manifestación convocada bajo el lema 'Todos cabemos en Pio XII'. MIGUEL OSÉS
Manifestación convocada bajo el lema 'Todos cabemos en Pio XII'. MIGUEL OSÉS  

Basta pasearse por la avenida de Pio XII para contemplar la situación en la que se encuentra la calle. Vallas, ruido, atascos, aceras cortadas, conos y continuas broncas por la carencia de aparcamientos. Incluso algunos coches salen de los aparcamientos en dirección prohibida porque con tanta obra y desvío "nadie sabe por donde ir". 

El pasado julio comenzaron las obras en la avenida Pío XII de Pamplona para la creación de un corredor sostenible con el supuesto objetivo de facilitar la movilidad de los peatones y de las bicicletas. 

Las obras han suprimido carriles de circulación en ambos sentidos, han eliminado plazas de aparcamiento indispensables para vecinos y comerciantes de la zona y han supuesto ya un verdadero quebradero de cabeza para muchos que por allá transitan.

Desde el primer momento, estas obras han contado con la oposición de vecinos y comerciantes de la zona, que tomaron las calles para expresar su indignación y decirle a Asirón que: "En Pío XII cabemos todos. Pío XII no es de Cuenca".

Cientos de personas caminaban sobre el asfalto portando pancartas contra los planes del Ayuntamiento de Asirón y del concejal de Aranzadi, Armando Cuenca, para remodelar la avenida sin tener en cuenta su opinión, la de los principales afectados de esta nueva 'amabilización'.

La práctica totalidad de los comercios, locales de hostelería y servicios de la avenida de Pío XII se mostraron desconformes con el proyecto de adecuación urbanística del Ayuntamiento de Pamplona de la mano de su concejal Armando Cuenca (Aranzadi-Podemos).

NUMEROSOS ATASCOS

Además, la avenida de Pío XII se ha convertido en la triste imagen del caos de tráfico que reina en la ciudad desde que el alcalde de EH Bildu, Joseba Asirón, impusiera una serie de cambios con la finalidad de dificultar la conducción de los ciudadanos para dar cancha o, mejor dicho, carril bici y 'fomentar' el uso del transporte público en la capital navarra.

Monumentales atascos en una de las vías principales para acceder a la zona hospitalaria de Navarra y que suele ser frecuentada por multitud de ambulancias que, como otras ocasiones, obligan a los coches a subirse a la acera para dejar vía libre ante las emergencias.

Las redes sociales se hicieron eco de un vídeo en el que se muestran varios coches encima de la acera en Pío XII, en obras con el proceso de 'amabilización' ejecutado por el Ayuntamiento de Pamplona. para abrir hueco a una ambulancia que atiende una urgencia.

 

Así, a principios de este mes la confluencia de varias villavesas en una parada junto a las obras aún no terminadas en este supuesto "corredor sostenible" provocaron un gran atasco que colmó la paciencia de muchos de los conductores que se han visto atrapados por la situación.

QUEJAS DE LOS VECINOS

Los grandes afectados: los comerciantes y los vecinos del barrio. Los primeros han perdido clientes, tienen dificultades para recibir sus productos, ya que no hay zona asignada de carga y descarga, y además sufren numerosas complicaciones para llegar al trabajo en coche.

Los segundos, ven interrumpido sus paseos cada día por aceras cortadas, los mayores corren peligro de caída y lo que es más grave, se han quedado sin plazas de aparcamiento.

"Ahora nos vamos a aparcar a los barrios de alrededor, por lo que en lugar de solucionar un problema, han creado otro que afecta a todos", expresaba Pedro Gil, un vecino indignado por las obras.

Elena y Fabiola, hermanas y propietarias desde hace 30 años de la tienda de moda Berlín, calificaban las obras como "horribles". "No han hecho nada de lo que nos habían prometido", dice Elena refiriéndose al Ayuntamiento. "Hemos perdido muchas clientas de barrios colindantes porque aquí no pueden aparcar".

"Lo que más nos duele es que nos han mentido y no han contado con nosotros para nada. Dijeron que harían un parking y es mentira",  denunciaba Fabiola. 

 

Otro problema del que se quejan los comerciantes del barrio es el de la limpieza. "Todas las calles están muy sucias porque no pasa la barredora desde que han empezado las obras, para que limpien tenemos que llamar al Ayuntamiento enfadados", comentaban. 

Pilar García, una vecina del barrio de 78 años, vive en Pio XII desde hace cuarenta. "Para una señora de mi edad las obras son una molestia continua": "Paseo por las aceras y tengo que andar subiendo y bajando porque muchas están cortadas", expresaban. "Aquí estábamos bien, estas obras no es que no solucionen nada, sino que además crean un problema". 

Paco, el farmacéutico del barrio, cuenta que "para venir hasta aquí a la mañana hay que sufrir numerosos atascos". "Tenemos muchas versiones de por qué se han hecho estas obras pero ninguna termina de convencernos. Hace años ya se hizo en Pio XII un carril bici que hubo que quitar porque generaba muchos accidentes", expresa.

En uno de los bares más famosos del barrio, el bar Otero, las obras son "la conversación más habitual". "Todas las opiniones que escuchamos son en contra de las obras". Además, su dueño asegura tener "muchos problemas para reponer las bebidas, ya que cuando vienen los camiones no hay asignada una zona provisional de carga y descarga". Considera que la inversión es "innecesaria" porque "nunca han pasado ni pasarán tantas bicicletas como dicen".

DISPUTA CON UN VECINO

Joseba Asirón y su equipo municipal visitaron en octubre las obras y actuaron como unos auténticos matones con un vecino de Pío XII, que ha querido expresar su malestar con las obras de la avenida durante una visita municipal. 

Asirón se burló del vecino, diciendo que quería tener "su momento", mientras que Abaurrea trató de impedir en todo momento que hablara y provocó al ciudadano inquiriéndole si le iba a romper la bici.

En una entrevista con este diario, el vecino manifestó que vio "coartada la libertad de expresión". "Yo me sentí como si fuese el asesino de Kennedy, estaba rodeado de policía y mi intención no era hacer nada, simplemente expresarme. Entonces cogió Abaurrea y me dijo: no rompas mi bicicleta". "Yo no sabía de quién era esa bicicleta pero ahí se rompió todo el diálogo que podíamos haber tenido", expresaba.

"Hemos mantenido diversas reuniones con diferentes fuerzas políticas con representación en el Ayuntamiento de Pamplona, así como con ex trabajadores de Urbanismo y con vecinos representativos de nuestro barrio, y todos coinciden en el enorme perjuicio que traerá la adecuación urbanística de la principal vía de acceso a Pamplona desde Tierra Estella y Logroño para los vecinos de Pamplona, así como a nuestros visitantes", decía la asociación en su comunicado.

"Han creado un problema innecesario, han gastado muchísimo dinero en una aberración. He escrito varias cartas al Ayuntamiento y nunca he tenido respuesta", expresa este vecino. "Me parece todo surrealista. Diría que el día que repartieron la inteligencia, el concejal de urbanismo y el alcalde no estaban", decía un vecino.

MAYA PROPONE CAMBIAR PIO XII

El candidato de Navarra Suma a la Alcaldía de Pamplona, Enrique Maya, ha asegurado en esta campaña electoral que recuperará 66 plazas de aparcamiento en Pío XII antes de septiembre como primera medida, "sin apenas coste ni obras importantes, para corregir las chapuzas cometidas en la reforma de la avenida".

Maya presentó un estudio detallado de "los problemas generados por los cambios impuestos por Asirón" y se comprometió a "trabajar en su solución" porque, según ha indicado, "es posible que en Pío XII haya un carril bici que facilite la movilidad sostenible, sin necesidad de enfadar a todo el mundo, ni perjudicar a tanta gente".

En este sentido, consideró que "la reforma impuesta por Asirón ha ignorado al comercio de la zona, a los vecinos, a los usuarios de la vía y, también, los efectos en el entorno próximo, ahora afectado por los cambios". Y añadía que "con estas obras no sólo se ha perdido la oportunidad de corregir o paliar algunas deficiencias que ya presentaba la zona, sino que las ha agudizado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La chapuza de Asirón en Pío XII por no escuchar a los vecinos: monumentales atascos y falta de aparcamientos