PREMIUM  BALANCE DE LEGISLATURA

Asirón y la Korrika: la carrera con dinero público y subvenciones que exalta el terrorismo en Navarra

El alcalde de Pamplona y sus socios se negaron a reclamar a la Korrika que devolviese su subvención por exhibir fotos de asesinos.

Asirón e Itziar Gómez corren con la Ikurriña durante la Korrika en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Asirón e Itziar Gómez corren con la Ikurriña durante la Korrika en Pamplona. MIGUEL OSÉS  

La supuesta carrera en favor del euskera, Korrika, pasó a principios de abril por Navarra con sus señas de identidad: apoyo a los asesinos de ETA, cientos de banderas de la comunidad autónoma vasca y, este año también, con mensajes de ánimo para los agresores de Alsasua que apalearon a dos guardias civiles y a sus novias. 

La marcha nacionalista y donde la bandera de Navarra y el respeto a la Comunidad foral no tienen cabida, estuvo apoyada por representantes de Bildu y Geroa Bai. 

Además de ellos, los socialistas navarros también se sumaron para jalear a una marcha ideológica nacionalista: "En defensa de nuestra cultura. El euskera es patrimonio de toda Navarra", ha asegurado la cuenta de del PSN en Estella. 

Hay que recordar que el testigo o relevo que se entregan los participantes es una ikurriña, lo que deja bien clara la utilización política de la propia organización y el objetivo real de una marcha que dice defender el euskera.

En las imágenes que la propia organización de la marcha colgó en sus redes sociales y en su página, prácticamente todas están jalonadas con banderas en favor de los asesinos terroristas de ETA

Hay que recordar que Xabi Gartzia, uno de los líderes de la Korrika organizada por los abertzales de AEK, fue detenido en 2014 por acosar e intimidar a los concejales de UPN durante la procesión de San Fermín

De hecho, UPN y PSN habían planteado que si los organizadores de la Korrika se negaban a repudiar estos actos, devolvieran la subvención pública de 5.445 euros otorgada por el propio Consistorio a este sectario evento.

Este punto tampoco ha salido adelante por la presión del cuatripartito al completo. Sí que se ha aprobado una muestra de apoyo y solidaridad con las víctimas del terrorismo de ETA, y especialmente con las familias de Tomás Caballero y Francisco Casanova, al reunir los votos de UPN, PSN, Geroa Bai, I-E y Bildu, pero no los de Aranzadi.

La hija de Tomás Caballero, la concejal regionalista María Caballero, condenó a través de las redes sociales la posición tanto de Bildu como de Aranzadi al tratar de impedir que el Ayuntamiento condenase la exhibición de la foto de asesinos, entre ellos el causante de la muerte de su padre.

Bildu prosigue así con su intención de hacer creer que la carrera de la Korrika es un acto solidario en favor del euskera, un mantra desmontado por este periódico, que ha demostrado con imágenes cómo los que enarbolan el testigo en forma de una ikurriña corren parapetados con carteles en apoyo a los asesinos de la banda terrorista y a los agresores de Alsasua.

La Korrika está organizada por AEK y recibe miles de euros en subvenciones públicas de muchas instituciones de Navarra, entre ellas el propio Ayuntamiento de Pamplona. 

Los grupos municipales de UPN y PSN en el Ayuntamiento de Berriozar presentaron una propuesta para que el Ayuntamiento condenara la exhibición de fotografías de asesinos etarras durante la pasada celebración de la Korrika a su paso por la localidad.

Una moción que no salió adelante debido a los votos en contra de los concejales de EH Bildu y a la abstención de Geroa Bai. Como se recuerda, ambas formaciones tratan de hacer creer que la carrera es un acto solidario en favor del euskera, un mantra desmontado por este periódico, que ha demostrado con imágenes cómo los que enarbolan el testigo (curiosamente, una ikurriña) corren rodeados de carteles en apoyo a los asesinos de la banda terrorista y a los agresores de Alsasua.

Cuando la Korrika llegó a Berriozar, el ultraje fue aun mayor, ya que su alcalde, Rául Maiza, participó junto a las imágenes de los asesinos de Francisco Casanova y Tomás Caballero. A su lado estaba la concejala María Sagrario Ortigosa, Saki, condenada por esconder en su domicilio a Ibai Ayensa, que formaba parte del comando que llevó a cabo el asesinato de Casanova.

En el segundo punto, se ha propuesto aprobar que el consistorio mostrara "su apoyo y solidaridad con las víctimas del terrorismo de ETA y, en especial, con las familias de Francisco Casanova y Tomás Caballero".

El tercer punto de la moción ha querido "exigir a la organización de la Korrika una repulsa pública ante los hechos acontecidos y el más firme rechazo a la presencia de las fotografías de los asesinos de ETA o, en caso contrario, solicitarle la devolución de la subvención pública otorgada por parte del Ayuntamiento de Berriozar". Este punto no ha contado con el respaldo de I-E, que sí que ha votado a favor de los otros cuatro.

NO COMO UN ESCAPARATE PARA ASESINOS

Por último, se solicitó "apoyar la celebración de la Korrika como evento solidario de apoyo al euskera, y no como escaparate para exhibir fotografías de unos asesinos", punto sustentado también por Geroa Bai e I-E, pero que ha contado con el rechazo de EH Bildu.

Durante el debate de la moción presentada por los regionalistas y los socialistas en el consitorio, ni los ediles de Eh Bildu ni los de Geroa Bai manifestaron una sola declaración al respecto.

NO CONDENA A LA EXHIBICIÓN DE FOTOS DE ETA

Una vez más, Bildu y sus socios de Aranzadi, la que fuera la marca de Podemos en las pasadas elecciones municipales en Pamplona, volvieron a votar en contra de condenar la exhibición de fotos de asesinos de ETA durante la Korrika.

Además, el cuatripartito al completo impidió que el Ayuntamiento de Pamplona pudiese exigir a los organizadores del evento de la Korrika una disculpa por este tipo de actos y, en caso de no repudiarlo, devolver la subvención pública de más de 5.000 euros entregada por el propio Consistorio.

En el último pleno del Ayuntamiento de Pamplona, la formación del alcalde Joseba Asirón y los tres concejales de Aranzadi trataron de impedir que se condenase la exaltación de asesinos etarras durante la supuesta carrera en favor del euskera.

A pesar de la posición extremista que demostró de nuevo el partido que gobierna el Ayuntamiento de Pamplona y los que fueran sus aliados, la moción para rechazar este tipo de exaltación de asesinos durante un evento que se financia con fondos públicos salió adelante.

UPN, PSN, Geroa Bai e I-E votaron a favor de condenar la exhibición de las fotografías de los asesinos de Tomás Caballero y de Francisco Casanova durante el transcurso de la Korrika en Navarra.

A pesar de la aprobación de este texto, Geroa Bai e I-E secundaron a Bildu y Aranzadi para impedir que el Ayuntamiento de Pamplona exigiese una repulsa pública por parte de los organizadores de la Korrika por la utilización de estas fotos de asesinos.

TRES DETENIDOS EN BERRIOZAR

La Guardia Civil detuvo este lunes en Berriozar a tres vecinos de la localidad por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo, por portar fotos de asesinos pertenecientes a la banda terrorista ETA durante la pasada Korrika. Las tres detenciones se llevaron a cabo por requerimiento de la Audiencia Nacional.

Las autoridades buscaban también a una cuarta persona, que no pudo ser localizada. Los tres detenidos fueron trasladados a un cuartel de la Guardia Civil, donde se negaron a declarar y colaborar con los agentes. Por ello, quedaron en libertad a la espera de la decisión judicial, que podría convocarlos de nuevo para que esta vez sí declaren ante el tribunal.

Además, la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Berriozar aprobó este martes una declaración en la que expresa su "desacuerdo" con la detención de tres personas 

Desde EH Bildu criticaron las detenciones. Unos arrestos que, en su opinión, tienen como objetivo "romper la convivencia y un fin claramente político". "Tanto UPN como PSN iniciaron en Berriozar una campaña que ha tenido como continuación estas detenciones", afirmaba la coalición abertzale en un comunicado.

EL CUATRIPARTITO SE NIEGA A EXIGIR QUE LA KORRIKA DEVUELVA EL DINERO PÚBLICO

De hecho, UPN y PSN habían planteado que si los organizadores de la Korrika se negaban a repudiar estos actos, devolvieran la subvención pública de 5.445 euros otorgada por el propio Consistorio a este sectario evento.

Este punto tampoco salió adelante por la presión del cuatripartito al completo. Sí que se aprobó una muestra de apoyo y solidaridad con las víctimas del terrorismo de ETA, y especialmente con las familias de Tomás Caballero y Francisco Casanova, al reunir los votos de UPN, PSN, Geroa Bai, I-E y Bildu, pero no los de Aranzadi.

La hija de Tomás Caballero, la concejal regionalista María Caballero, ha condenado a través de las redes sociales la posición tanto de Bildu como de Aranzadi al tratar de impedir que el Ayuntamiento condenase la exhibición de la foto de asesinos, entre ellos el causante de la muerte de su padre.

Bildu prosigue así con su intención de hacer creer que la carrera de la Korrika es un acto solidario en favor del euskera, un mantra desmontado por este periódico, que ha demostrado con imágenes cómo los que enarbolan el testigo en forma de una ikurriña corren parapetados con carteles en apoyo a los asesinos de la banda terrorista y a los agresores de Alsasua.

NAVARRA.COM ha denunciado durante las últimas semanas la constante presencia de carteles en favor de los asesinos de ETA en este acto que, presuntamente, se lleva a cabo para la defensa del euskera, aunque sus símbolos y puesta en escena sean reservados sólo para los radicales abertzales. 

La Korrika está organizada por AEK y recibe miles de euros en subvenciones públicas de muchas instituciones de Navarra, entre ellas el propio Ayuntamiento de Pamplona. 

Los grupos municipales de UPN y PSN en el Ayuntamiento de Berriozar han presentado una propuesta para que el Ayuntamiento condenara la exhibición de fotografías de asesinos etarras durante la pasada celebración de la Korrika a su paso por la localidad.

Cuando la Korrika llegó a Berriozar, el ultraje fue aun mayor, ya que su alcalde, Rául Maiza, participó junto a las imágenes de los asesinos de Francisco Casanova y Tomás Caballero. A su lado estaba la concejala María Sagrario Ortigosa, Saki, condenada por esconder en su domicilio a Ibai Ayensa, que formaba parte del comando que llevó a cabo el asesinato de Casanova.

LA COMPRA DE UN KILÓMETRO

Los votos de los cuatro partidos que sustentan el Ejecutivo navarro consiguieron que el Parlamento foral comprase con el dinero de todos uno de los 2.532 kilómetros de la Korrika.

En esta nueva edición, el precio de un kilómetro de carrera asciende a los 425 euros en el caso de que la marcha discurra por un pueblo. Sin embargo, en Pamplona y otras ciudades la cifra se triplica hasta llegar a alcanzar los 1.250 euros por cada 1.000 metros recorridos. 

La compra de kilómetros es el procedimiento habitual para obtener dinero en este evento. De esta manera, cuadrillas, empresas o institucionespueden adquirir, previo pago, a través de la AEK su kilómetro que le da derecho a portar el testigo por el espacio adquirido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón y la Korrika: la carrera con dinero público y subvenciones que exalta el terrorismo en Navarra