• jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 06:27
 
 

SALUD

La tercera dosis salva vidas en las residencias navarras: 320 casos y un único fallecido, sin vacunar

Ningún usuario con las tres dosis ha fallecido en residencias navarras desde que diese comienzo la sexta ola.

La residencia de ancianos de Amavir Betelu vacuna a sus residentes con la segunda dosis del coronavirus para conseguir la inmunidad al virus. MIGUEL OSÉS
La residencia de ancianos de Amavir Betelu vacuna a sus residentes con la segunda dosis del coronavirus para conseguir la inmunidad al virus. MIGUEL OSÉS

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha hecho hoy un nuevo llamamiento para la vacunación contra la COVID-19 en personas mayores como elemento esencial de protección en esta sexta ola. De hecho, en las residencias de mayores no se ha registrado ningún fallecimiento de personas con las tres dosis de la vacuna. La única persona mayor fallecida desde el comienzo de la sexta ola estaba sin vacunar.

“La vacuna”, según ha señalado la consejera, “ha demostrado ser muy eficaz para minimizar el impacto del virus”, como lo prueban datos como el de hospitalizaciones, ya que solo 6 personas de las 320 que en estos momentos son positivas en las residencias de mayores han requerido ingreso. El resto permanecen en sus centros, 116 con síntomas y 188 asintomáticas, y 10 han sido trasladadas hasta el recurso intermedio.

Los 320 casos positivos, que se dan en 23 centros de los 73 existentes, suponen un 5.7% de un total de 5.559 personas que residen en los mismos. En cuento a la incidencia entre profesionales, hay 224 de baja de una plantilla total en torno a las 4.300 personas.

Por otra parte, en el caso de discapacidad, que incluye centros y pisos, hay 25 positivos de un total de 975 personas usuarias (un 2,6% del total), en 13 centros afectados de 55 existentes. Hay 97 profesionales de baja por COVID-19 de una plantilla en torno a las 1.350 personas.

Precisamente para resolver la posible falta de personal que pudiera darse con motivo de las bajas de los profesionales, Maeztu ha indicado que el pasado jueves, 30 de diciembre, el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, aprobó la posibilidad de contratar, de manera excepcional, a personas sin la titulación requerida, siempre que no se puedan cubrir con las bolsas de empleo púbico. Esta medida también se tomó durante la primera ola de la pandemia.

“Nos permitirá, llegado el momento, garantizar la adecuada atención a las personas dependientes en los centros o en su domicilio”, ha concluido la Consejera de Derechos Sociales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La tercera dosis salva vidas en las residencias navarras: 320 casos y un único fallecido, sin vacunar