• viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 09:33

 

 
 

SALUD

Fernando Simón, en Pamplona: "Con el tiempo, no habrá olas de casos graves”

Simón ha participado en el XII Congreso de la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional y el Instituto de Salud Tropical Universidad de Navarra.

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en la Universidad de Navarra. CEDIDA UNAV
El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en la Universidad de Navarra. CEDIDA UNAV

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha vaticinado que la mascarilla podría desaparecer “en un periodo corto de tiempo” y que la Covid-19 se convertirá en una “enfermedad endémica” para la que podría no ser necesario continuar con vacunaciones de refuerzo.

Ha hecho estas declaraciones durante la conferencia que ha ofrecido esta mañana en Pamplona dentro del XII Congreso de la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional (SEMTSI), que se está celebrando del 8 al 10 de marzo en el museo de la Universidad de Navarra.

Insistiendo en el hecho de que no puede haber certezas en este asunto, Simón ha vaticinado que la mascarilla podría eliminarse en un periodo corto de tiempo pues “en lugares donde la misma gente interacciona cada día probablemente ya no tenga sentido” y su propuesta es que en la actualidad “las mascarillas ya se podrían evitar en casi todos los escenarios”.

Con el tiempo, ha comentado, la Covid-19 “se quedará como una enfermedad endémica de bajo impacto” en la que no se producirán “ondas de casos graves importantes” aunque sí “de incidencias más o menos importantes” y para la que parece que no sería necesario continuar con las dosis de refuerzo.

De cara al futuro ha considerado que “podremos responder mejor en otras epidemias” ya que “ahora mismo hay un compromiso político importante para generar mejores sistemas” que está permitiendo crear a nivel global, europeo y nacional “mecanismos para que la probabilidad de responder más rápido y mejor sea mayor”.

A pesar de esto ha aclarado que antes de esta epidemia también tenían la seguridad de estar bien preparados para hacer frente a los problemas que se habían vivido durante las últimas décadas del sigo XX y el siglo XXI, pero el problema es que la preparación es gradual de lo más a lo menos probable y “nos cayó lo muy poco probable cuando aún no estábamos en esa fase”.

Ahora, ha asegurado, en España “estamos en una situación muy favorable” gracias al alto índice de vacunación, uno de los más altos del mundo, y “tenemos que aceptar que el virus va a seguir un cierto grado de circulación”, pero lo probable es que los casos graves no vuelvan a incrementarse.

En este escenario, ha señalado, lo importante es “garantizar que los más frágiles están bien protegidos” pero, eso sí, ha advertido, tomando las medidas necesarias y no excediéndose.

UCRANIA

El epidemiólogo ha mandado también un mensaje de tranquilidad en referencia a los posibles riesgos por la salida masiva de refugiados de Ucrania señalando que “hay mecanismos en los países que reciben a estas personas para reducir riesgos” siendo “la mejor arma” el no tener población vulnerable gracias a la vacunación.

Ha reconocido que el riesgo existe puesto que “son millones de personas con incidencias relativamente altas que se distribuyen por Europa”, pero “hay cosas que están muy por encima de la protección personal y a veces tenemos que aceptar un cierto nivel de exposición”, ha subrayado considerando que “lo que no podemos hacer es cerrarles la frontera y que los bombardeen”.

RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS

A pesar de que no tendrá un impacto tan brutal como en del Covid-19, Simón ha asegurado que “probablemente el problema sanitario asociado a enfermedades infecciosas más importante al que nos vamos a tener que enfrentar a los próximos años” sea la resistencia a los antibióticos, un asunto que, ha advertido, es responsabilidad de todos abordar.

El experto ha hecho énfasis también en la necesidad de los profesionales sanitarios de tener una preparación continua y actualizada, pues “la comunicación de riesgos es clave, empieza en el primer médico de familia cuando habla con cada pacientes” y “tenemos que conseguir que todos los médicos sean capaces de gestionar la información científica correctamente”.

Una vez más ha querido dejar clara la importancia que ha tenido la vacunación, que “está haciendo que la gravedad de la enfermedad sea muy baja” con una letalidad casi 15 veces menor en la sexta ola que en la que se produjo a principios del 2021 y una hospitalización ente 8 y 9 veces menor.

El experto ha recordado también lo sucedido en los primeros meses de 2020 en España y ha reconocido que le hubiese gustado que se tomasen decisiones drásticas “unos días antes”, pero “justificar medidas de esa envergadura requiere solidez y no existía”.

De hecho, ha comentado, “el trabajo durante esos días fue frenético porque hacía falta datos para tomar la decisión y no los conseguían”, decidiéndose desde el Gobierno finalmente decretar el confinamiento con una incidencia confirmada de solo 7 casos por cada 100.000 habitantes.

Simón ha admitido que han faltado médicos para hacer frente a la pandemia, pero a su juicio la clave no está solo en contratar más facultativos sino en mejorar su eficiencia, ya que “no puede ser que un médico pase el 70 % de su tiempo haciendo trabajo administrativo” y si esto no se soluciona “tendremos más médicos que seguirán haciendo un trabajo que no deben”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fernando Simón, en Pamplona: "Con el tiempo, no habrá olas de casos graves”