• jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Wall Ball Street, un nuevo espacio deportivo en Pamplona: "Vimos que era una necesidad"

Ofrece sesiones funcionales, crossfit, fit 60, fisioterapia, longevidad y nutrición, en la avenida de Galicia de la capital navarra.

Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Los hermanos Gil, Fermín y Ricardo, en el gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Wall Ball Street es un centro deportivo que ha abierto sus puertas hace apenas una semana en la Avenida de Galicia número 3 de Pamplona. Un local deportivo en el centro de la capital navarra.

Los pamploneses hermanos Gil, Fermín y Ricardo, están al frente de la empresa. Cuentan con la ayuda de Virginia Finol, experta en ejercicio físico y Salud (Upna). Marta Santos, licenciada en fisioterapia por la Universidad de Salamanca y Master en Osteopatia. Itxaso Oiza y María Artázcoz, graduadas en nutrición humana y dietética por la Universidad de Navarra.

Es un centro donde cualquier persona puede hacer deporte, comer luego en la zona de cafetería y seguir con su jornada de trabajo. Se puede entrenar en grupos de hasta diez personas. Puede tener su sitio y su espacio. En cada puesto hay material de sobra para todo tipo de entrenamientos funcionales. 

Se puede entrenar todo el año con la temperatura perfecta, sin pasar frio. Además, el sistema de circulación de aire con el exterior permite que más de 30 personas entrenen sin mascarillas ni riesgos.

Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El crossfit es una actividad destacada en Wall Ball Street, incluso para mayores de 60 años. Es un ejercicio que ofrece resultados rápidos, quema grasa y trabaja todos los músculos del cuerpo.

Es un método de entrenamiento basado en ejercicios constantemente variados, con movimientos funcionales ejecutados a alta intensidad. Son ejercicios a través de los cuales se reduce grasa, tonifica nuestro organismo y se gana una mejor apariencia.

Ricardo Gil ha explicado a Navarra.com cómo ha sido el 'aterrizaje' en el segundo ensanche de Pamplona: "Empezamos con este proyecto hace dos años. Surgió porque mi mujer y yo llevamos mucho tiempo en el crossfit y trabajamos con dos empresas relacionadas con este mundo".

"Mi mujer empezó a entrenar en esta modalidad hace ocho o nueve años y ha estudiado para ser entrenadora. Ha sido tres veces campeona de España de Powerlifting. A Estados Unidos sólo fueron dos españoles este año. Ella fue una de las veinte mujeres (de más de 15.000) de todo el mundo de más de 40 años que clasificó. En la historia, sólo diez españoles han ido a esa competición en USA".

Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

"Hemos visto en este tiempo que lo que empezó a ser una forma de entrenamiento, que se practicaba sobre todo en naves industriales con poco material, iba poco a poco llegando a otro publico".

"Es una forma de entrena muy buena porque toca todas las patas del deporte como cardio, fuerza, trabajo con el propio cuerpo, movilidad, etc. Da igual la edad que tengas porque se adapta a ti. Eso es lo más importante, que mejora la salud".

"Empezamos a plantearnos montar algo muy dirigido a esas personas que ya no tienen veinte años y tienen alguna patología. Pensamos en un centro pequeño en el centro, que no esté en las afueras, y climatizado".

"Le dimos vueltas y veíamos que todo nos respaldaba la idea. Da la casualidad que mi hermano terminó en un trabajo después de 25 años. Teníamos la entrenadora en casa y nos liamos la manta a la cabeza", asegura Ricardo.

Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio Wall Street Ball en la avenida de Galicia de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Están muy contentos por la acogida, pero la reforma ha costado mucho. "Nos ha pillado el covid en medio y ha sido bestial a todos los niveles con el papeleo, los cambios constantes de normativas.. La acogida ha sido bastante buena. Virginia Finol ha estado muchos años dando clases en Anaitasuna con grupos de bastante gente y no abrimos de cero".

"La gente ya sabe lo que somos. Llevamos unas semanas y se apuntan porque otros pasan la voz de que la atención es muy buena. La climatización del local es importante también y estamos muy contentos. Hay que tratar bien al cliente y que vengan, que estén contentos y lo recomienden a todo el mundo".

Una parte importante es que se trata de una actividad grupal. "Se crea esa comunidad de gente que se apoyan unos a otros. Los sábados habrá dos o tres clases y al acabar haremos eventos diferentes como una charla, una empresa de café de Zaragoza para hacer una cata de café, un chaval que es gerente de unas bodegas hará una cata de vinos y que haya un ambiente diferente a pagar una cuota, entrenar y marcharte a casa", afirma Ricardo.

Una de las diferencias que destacan es que hay centros como este en las afueras como Ansoáin o Tajonar, pero no en el centro: "Queríamos llevar una oferta diferente al centro de la ciudad. Nos dice la gente que en esta zona del ensanche hay poca variedad y no todos tienen coche para irse todos los días a los polígonos o un centro comercial fuera de Pamplona con lo que eso supone".

Hubo un trabajo de investigación previo con entrevistas y encuestas "para ver si realmente era una necesidad o solo lo pensábamos nosotros, y vimos que realmente era una necesidad. Desde el principio queremos hacer barrio con buen rollo, el ensanche ha tenido ese punto especial, y traer algo diferente al centro de la ciudad", afirma Ricardo Gil.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Wall Ball Street, un nuevo espacio deportivo en Pamplona: "Vimos que era una necesidad"