• domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 18:22

 

 
 

COMERCIO LOCAL

Tres 'templos' en Navarra para los amantes de la cerveza artesana e industrial

Tras un descenso histórico en el consumo de cerveza por la Covid-19, el buen tiempo y la nueva normalidad han impulsado una recuperación en el ritmo de producción.

Varios vasos de cerveza. ARCHIVO.
Varios vasos de cerveza. ARCHIVO.

El año pasado, el consumo global de cerveza en la península registró un descenso histórico del 12% (36,34 millones de hectolitros frente a 41,30 millones en 2019) por culpa de la Covid-19, que forzó el cierre de la hostería y el ocio nocturno. Pese a ello, España siempre ha sido uno de los países pioneros en la comercialización de la cerveza desde que en 1517, con la llegada al trono de Carlos I, una corte de maestros cerveceros del norte de Europa se instaló en la capital.

Y es que pocos planes mejores existen que tomarse una birra fría con familiares o amigos en pleno agosto. Por eso, hemos decidido conocer algunas de las tiendas navarras de cerveza artesanal y comercial que deberías probar estos meses de calor antes de que el frío se vuelva a apoderar de Navarra.

BEER KUPELA, CATAS DE CERVEZA

Negocio familiar que este año ha cumplido siete años desde su estreno. Arantza Arrieta (38), a la que su padre contagió el amor por la cerveza desde pequeña, es la encargada de vender cerveza artesana tanto de Navarra como de importación. "No importamos nosotros, nos la traen distribuidoras. Recibimos de casitas o locales pequeños de Bélgica, Estados Unidos, Dinamarca, Alemania y algún país más", comenta destacando que funcionaron con dificultades durante la pandemia.

"No tenemos elaboración propia, todo nos lo traen mayoritariamente de la Comunidad Foral. Hemos llegado a tener hasta 400 estilos de cerveza, y ahora no andaremos muy lejos; depende un poco de la época. El perfil que nos encontramos es el de gente que quiere probar cosas. Conocer cervezas nuevas, estilos nuevos...", familiarizarse con el producto", indica recordando que en el pasado realizaban catas por grupos de mínimo diez y unos quince euros por persona una vez al mes variando las temáticas, pero la pandemia lo imposibilitó.

Considera que su trato con el cliente es cercano y trata de desempeñar la tarea de asesoría tanto con quienes vienen en busca de algún regalo como para los más profesionales que tienen más conocimiento del producto. "Yo creo que la gente valora mucho el apoyo que les brindamos. En un negocio como este lo más importante es conocer el producto para poder recomendar, ya que hay cervezas a las que nadie está acostumbrado", añade.

Cuentan con página web y considera que, pese a que el mercado digital irá en auge, no la cuidan lo suficiente. "La verdad es que a mi me gusta más el contacto cara a cara en tienda física. No potencio la web todo lo que debería y, aunque tenemos y con la pandemia nos vino genial, no soy muy insistente", reconoce.

En las próximas semanas se van a trasladar a un nuevo local en la Rochapea en busca de "un cambio que hace falta". "En el local actual las condiciones que tenemos no son del todo adecuadas para hacer las catas y a medio plazo queremos recuperarlas", apunta enseñando que el establecimiento cuenta con planta debajo, que es donde hacían las catas pero actualmente es imposible de ventilar

Cuatro cervezas en el mostrador de Beer Juapela. BEER KUAPELA
Cuatro cervezas en el mostrador de Beer Juapela. BEER KUAPELA

"Nuestro valor diferencial es intentar tener productos específicos de producciones pequeñas y artesanas. También la variedad y el producto local son dos asuntos en los que estamos trabajando mucho. Tenemos un montón de estilos de cerveza, desde ácidas a dulces. Una de las especialidades es sin duda la cerveza con palo santo, una raíz de un árbol brasileño que tiene un aroma muy característico y se llegó a utilizar como incienso", resume destacando las ipas como producto más a la moda de este verano.

El objetivo próximo es adaptarse bien al cambio, ya que después de siete años en ese local será un giro de guion absoluto. "A medio-largo plazo, queremos seguir dando a conocer el producto, retomar las catas y que la cerveza artesana sea un producto que se afiance en el mercado navarro", finaliza optimista con el futuro.

ESCERVEZA.COM, LOS MEJORES PACKS

Se trata de un negocio familiar dedicado a la venta digital que ofrece cervezas artesanales e industriales. En 2008, el padre de Hugo Fernández Aramendia (24), actual responsable de marketing y ventas, decidió comprar el dominio EsCerveza.com e iniciar un proyecto que no tuvo un éxito instantáneo y fue algo a la deriva. En 2020, aprovechando la pandemia, la familia, de la mano de un socio cercano de Bilbao, dio el paso de relanzarla y crearon una versión web prácticamente nueva.

"Mi padre había estado muchos años trabajando en la importación y le encantaba la cerveza. Por eso, una vez consiguió la infraestructura, el stock, la rotación y el contacto de varios proveedores apostó por buscar el máximo número de modelos de negocio posibles", comenta destacando que con un almacén lleno de cervezas, aunque la venta online podía suponer un esfuerzo mayor, se vieron recompensados con los beneficios. 

Además, una de sus ideas principales es la de tratar de trasmitir una cultura cervecera basada en el amor. "Queremos demostrar que hay algo más allá de la típica caña que consumimos en cualquier bar. Con la llegada de las cervezas artesanales, el uso de flores como el lúpulo o la mezcla de sabores se empiezan a valorar, y tratamos de trasmitir esa pasión que tenemos por la cerveza con estas creaciones", explica respecto a un sentimiento que tiene desde niño.

Venden todo tipo de cerveza tanto artesanal como industrial, ya que las segundas "son un reclamo para mucha gente que está dispuesta a probar pero se le hace difícil navegar por una web de sólo cervezas artesanales". "Trabajamos un modelo de pack bastante recurrente que lo llamamos 'pack combinado', y son cajas de Mahou, San  Miguel o Alhambra combinadas con cervezas artesanas para que al consumidor le sea más fácil probar suerte", aclara.

"Tenemos entre 90 y 100 cajas cerveceras, unos 300 o 400 productos y como 200 estilos. Intentamos primar el producto local, y trabajamos con empresas como Naparbier o El Morlaco. Luego, por darles darles visibilidad a los productores, habilitamos un portal web en el que cualquier persona puede acceder a comprar cervezas artesanales de España enviadas directamente de la fábrica", resume indicando que igual hay personas que quieren descubrir cervezas de algún rincón del país y con este modelo web permiten a la gente probar todo tipo de cervezas

También han traído en alguna ocasión cervezas de países como Inglaterra, Francia (ecológicas) o República Checa, cuentan con diversos perfiles de cliente. "Existe el comprador simple y tradicional que compra marcas básicas y las disfruta, también quienes hacen compras mixtas, que mezclan industrial con artesanal para descubrir un poquito, y el comprador más personal y profesional que viene en busca de cerveza de temporada o de tirada muy corta para consumir rápido y que no se devalúe el producto, tratando de cuidar mucho la cadena de suministro" enumera añadiendo que acaban de descubrir un nuevo perfil, el de los amantes del vino que quieren recibir asesoramiento sobre este mundillo.

La distribución hombres-mujeres, que ha cambiado en los últimos años, cree que debe andar en torno al 50-50."Teníamos un poco el prejuicio de pensar que nos comprarían más chicos, pero nos hemos dado cuenta de que no y nuestra distribución es muy paritaria", destaca. 

En cuanto a la venta online, teniendo en cuenta que está en alza, tiene claro que siempre van a cuidar hasta el más mínimo detalle e irá a más, aunque también le ve desventajas. "Un gran escollo de la venta online es el precio del envío. Si por ejemplo compras un móvil de alto valor por internet, el porcentaje de envío será insignificante, pero si quieren un pack de 24 cervezas una parte importante será del trasporte", comenta añadiendo que además el envío de cerveza es caro de por sí ya que el vidrio que trasportan es muy delicado y hay quienes prefieren acudir a las cervecerías a ser asesorados y probar distintos tipos.

"Intentamos basar nuestro modelo de negocio en el servicio y la calidad, tratando de ofrecer al comprador de cerveza un trato cercano y rápido. Hemos instalado ahora un nuevo sistema para mantener frías las botellas y que se conserven mejor, y nuestro objetivo es respetar las características intrínsecas de la cerveza para que al cliente le llegue tal cual es y pueda disfrutarla", explica añadiendo que cuentan con sabores curiosos como plátano, frutos rojos, café o chocolate

Ahora mismo, lo que más están vendiendo son los packs de 'Experiencia', que incluyen un código QR con 'audiocatas' y reportajes sobre cada cerveza y comidas que combinan a la perfección con cada elección como quesos o chocolates. Sus precios se mueven entre los 18 y los 40 euros.

Imagen de los packs degustativos más dulzones con cervezas y chocolates artesanos. ESCERVEZA
Imagen de los packs degustativos más dulzones con cervezas y chocolates artesanos. ESCERVEZA

"A corto plazo nos marcamos unos objetivos de posicionamiento web y de impacto, y creo que vamos bastante bien. En un futuro lejano, hay una cosa que reconforma mucho es la creación de empleo, por lo que soñamos con poder abrir algún local físico", concluye señalando que actualmente cuentan con dos empleados a tiempo completo, dos a tiempo parcial y un soporte de almacén.

PAMPLONA BREWING

La fábrica local y artesana por antonomasia. David Salinas (Navarra, 1983), que estudió la carrera de ingeniería industrial y viajó por muchísimos países, se aficionó a ir visitando fábricas de distintos lugares. Hace ocho años, una vez pudo regresar a España, decidió dejar el trabajo y abrir, con un compañero de la empresa (Asier), la fábrica de cerveza. Trabajan con varias marcas, pero la más reconocida y con las que empezaron es Morlaco Beer.

A diferencia de otras empresas, se centran exclusivamente en la cerveza artesana y nunca han hecho industrial. Se dedican a distribuir en grandes superficies (tiendas, locales, vinotecas, venta directa...) y también hacen marcas a terceros. En Navarra trabajan con tiendas como Gurgur o la vinoteca de Olite, y distribuyen habitualmente a otras partes de España y Francia, llegando a enviar a países como China de forma puntual. 

"Con la pandemia sufrimos bastante porque la hostelería se paró, y nosotros, además de botellines, hacemos barriles que nos compran las tiendas que dejaron de venderse. Eso sí, no dejamos de trabajar en ningún momento ya que la venta a domicilio creció más que nunca, pero esto no sustituyó a las ventas a hostelería", comenta en relación a la disminución de personal que se vieron obligados a realizar, quedándose solo los dos fundadores de la fábrica. 

Asier y David posan con el premio World Beer Awards celebrado en Londres. ARCHIVO
Asier y David posan con el premio World Beer Awards celebrado en Londres. ARCHIVO

Pese a lo mal que lo pasaron, la gente les apoyó muchísimo a través de las redes sociales, y eso fue un gran impulso para seguir adelante. Actualmente, ofrecen doce estilos diferentes de cerveza entre los que destacan sabores extravagantes como el pan seco, que tiende a tirarse a la basura y está teniendo mucho impacto por su reutilización (gracias a algún artesano que se lo cede antes de tirarlo).

"La clientela es muy variada. Están desde quienes la compran para consumo propio hasta quienes lo hacen para regalos o incluso bodas. Antes era muy típico encontrarse público masculino de entre 30 y 40 años, pero todo está cambiando mucho y el abanico ahora es más amplio", explica indicando que plantas como el lúpulo o las ipas cada vez resultan más atractivas en el público femenino.

Se encuentran trabajando en una nueva tienda online que estará disponible el mes que viene en la que ofrecerán todas sus marcas, y considera que tres de sus puntos fuertes son que disponen de productos muy estables, su imagen está muy vinculada a Pamplona y compran ingredientes de primera calidad por toda Europa y América (especialmente Estados Unidos, Alemania y Bélgica). "Nuestro producto nos exige ser muy cercanos, ya que distribuimos nosotros directamente", añade.

Por último, considera que su objetivo principal a corto plazo es abrir un local de venta directa y a largo plazo quieren afianzarse y hacer su marca más grande en toda España.

 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres 'templos' en Navarra para los amantes de la cerveza artesana e industrial