PREMIUM  PAMPLONA

Alfredo Abaurrea, el pamplonés que montó un supermercado 'eco' para alejar a su hijo de los productos químicos

'Biecor' se distingue del resto de comercios gracias a la venta de artículos ecológicos y saludables.

Biecor, supermercado ecológico en el centro de Pamplona. PABLO LASAOSA
Biecor, supermercado ecológico en el centro de Pamplona. PABLO LASAOSA  

Los productos ecológicos están cada vez más ligados al día a día de las personas, pero existe un importante desconocimiento por parte del público

¿Qué hace que un alimento sea ecológico?  o ¿por qué sus productos son más caros? Para solventar este tipo de cuestiones se creó el supermercado Biecor en 2014.

Situado en la calle Tafalla de Pamplona, el céntrico comercio se ha convertido una referencia del sector.

"Biecor nace a raíz de una inquietud personal. Tuve un hijo y necesitaba un cambio para comer más sano y mejor, en lugar de consumir tantos productos químicos", apunta el propietario, Alfredo Abaurrea. 

Se trata de un supermercado que funciona como uno convencional, abre de lunes a sábado de 9 de la mañana a 21 horas. La diferencia reside en los productos de su interior, ya que todos sus artículos son saludables.

Como sucede con todos los negocios, los inicios nunca son sencillos pero más complicado es mantenerse.

"La gente al principio no sabía lo que era esto y se piensan que el producto ecológico es muy caro, es un 20% más caro", señala.

Si bien es cierto que los precios son mayores, esto se debe a que el proceso de elaboración poco tiene que ver con el convencional ya que "la tierra está limpia de productos químicos y evidentemente tiene un coste", argumenta el propietario.

FUERTE COMPETENCIA

En el Segundo Ensanche hay numerosos supermercados convencionales y también el Mercado. Se trata de una fuerte competencia con la que debe luchar y diferenciarse Biecor.

Exterior del supermercado Biecor en la calle Tafalla de Pamplona. PABLO LASAOSA

"Nos distingue el producto. El Mercado, por ejemplo, tiene también alimentos artesanos, pero no de esta naturaleza", afirma Abaurrea. 

El supermercado ecológico además tiene atención especializada por parte de su personal, ya que se trata de empleados que conocen este tipo de vida.

"El público que viene está convencido de una alimentación ecológica natural y también los que se asoman por enfermedad, intolerancias o en la búsqueda de un cambio de vida", apunta la empleada, Paula Oroz.

Se trata de personas con dudas o dificultades a la hora de cocinar y conocer ciertos alimentos y en Biecor "tienen asesoramiento personalizado para hacer esa andadura", añade Oroz.

Otro tipo de público común que visita el local es la gente mayor. Ya que se acercan hasta la tienda porque el producto que encuentran se asemeja al que ellos compraban antes.

"Este público de avanzada edad quiere productos de toda la vida, están concienciados y realizan compras diarias", apunta la empleada.

LA IMPORTANCIA DEL ALIMENTO LOCAL

"Utilizamos el producto de proximidad en cuanto a la verdura, fruta, conservas, etc. Siempre vamos a premiar el producto navarro, aunque luego es cierto que, por ejemplo, en Navarra no hay aguacates y por eso nos lanzamos a lo más próximo", indica Oroz.

Como sucede en el resto de supermercados convencionales, los productos van más allá de los alimentos. Biecor cuenta con más de 6.000 artículos ecológicos, que van desde la alimentación, cosmética, droguería o vinoteca.

Numerosos alimentos del supermercado ecológico. PABLO LASAOSA

"Cubrimos todas las necesidades de un día normal, cubrir todas las necesidades con un sello eco", afirma la empleada.

Se trata de un lugar donde los veganos o celíacos, por ejemplo, pueden consumir un género de mayor calidad. "No es lo mismo consumir un producto apto para celíacos de un supermercado convencional que del nuestro, saber lo que estás consumiendo es importante", añade.

Biecor tiene también una tienda online, aunque el día a día es el que cobra más importancia.

MODA POR LO BIO

"Muchos supermercados están introduciendo estos productos, pero nosotros nos diferenciamos porque acudimos a las empresas de toda la vida y no a las grandes cadenas", argumenta Abaurrea.

Entre los artículos bio también hay calidades y diferencias, como es lógico, pero hay quien se aprovecha de esta corriente para lucrarse.

"Está claro que son artículos más sanos que unos convencionales, pero la calidad de los componentes no va a ser la misma que la de Biecor", añade el propietario.

Todo esto se trata de un proceso largo, de concienciación de las personas y de sus hábitos, el saber qué es lo que comemos.

"Cuando eres un consumidor ecológico debes comprender que los artículos son cíclicos. La gente pregunta por ciertos productos que son de temporada, lo quiere todo al momento", explica Oroz.

Uno de los pasillos de Biecor. PABLO LASAOSA

No solo se trata del cuidado por los alimentos, la cosmética tiene también su relevancia ya que "no es solo lo que comemos, también es importante lo que añadimos a nuestro cuerpo", afirma Abaurrea.

Biecor tiene un espacio en el local donde ofrecen charlas, talleres y cursos sobre hábitos saludables.

Allí todo el que lo desee se puede acercar a esta realidad cada vez más diaria pero todavía lejos de un conocimiento real.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alfredo Abaurrea, el pamplonés que montó un supermercado 'eco' para alejar a su hijo de los productos químicos