• domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Sésamo, el restaurante libanés en Pamplona 'hasta arriba' de reservas: "No esperábamos este éxito"

Salah Dahmani abrió a principios de años en la calle Paulino Caballero su segundo establecimiento de comida libanesa en la capital navarra.

Salah Dahmani posa en el b ar restaurante Sésamo, especializado en comida libanesa, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Salah Dahmani posa en el bar restaurante Sésamo, especializado en comida libanesa, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA

El restaurante Sésamo lleva desde comienzos de 2022 el sabor libanés a la calle Paulino Caballero de Pamplona. Su dueño, Salah Dahmani, llegó hace diez años a la ciudad tras trabajar en Estella y anteriormente Francia, donde aprendió a cocinar especializándose en esta gastronomía de Oriente Próximo.

Tiempo de experiencia en los fogones que le curtieron y fueron creando dentro de él el deseo de abrir su propio restaurante, algo que se materializó primero en la Rochapea y más tarde en el Segundo Ensanche de la capital navarra.

Bar restaurante Sésamo, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Bar restaurante Sésamo, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA

"Yo comencé a cocinar en el año 2000 en París y desde entonces tenía claro que quería poner en marcha mi propia bocatería. Quería hacer falafel y shawarma, nada más. Así fue como nació hace casi dos años nuestro local en la avenida Marcelo Celayeta", relata Dahmani.

Tras labrarse un nombre desde el pequeño establecimiento de la Rochapea, donde unas pocas mesas convivían con los repartos de delivery y los pedidos para llevar, llegó el momento de dar el salto a un nuevo espacio. Un restaurante de mayor tamaño donde poder ofrecer variedad de platos recogidos en una amplia carta y menú degustación para poder así mostrar en todo su esplendor la riqueza de la gastronomía libanesa y del magreb.

"Había una gran demanda de los clientes que iban a la bocatería y cada vez era mayor. Decidimos entonces abrir Sésamo en Paulino Caballero que nos permite dar comidas y cenas sin depender del 'delivery' y pudiéndonos centrar al cien por cien en el cliente y la experiencia.

Un coqueto local decorado con motivos hechos a manos y decenas de azulejos donde poder degustar desde bastela, kibbeh,tajine, cuscús o musaka libanesa.

Bar restaurante Sésamo, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Bar restaurante Sésamo, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA

"Existe un miedo generalizado a que la comida sea picante o con muchas especias, pero lo cierto es que es comida mediterránea con muchas especias pero mediterránea al fin y al cabo. Usamos muchos productos frescos, verduras, frutos secos, carnes de pollo, ternera y cordero todo lo hacemos nosotros", cuenta Dahmani sobre su cocina.

En Sésamo además de una amplísima carta ofrecen además un menú degustación "con el que la gente queda encantada" y que incluye ocho entrantes, dos carnes a elegir, arroz, patata y postre por 20€ con opción para veganos también.

"Hoy por ejemplo, todas las mesas que hemos atendido eran de menú degustación. Vienen algunos árabes, extranjeros que ya han probado la comida libanesa (ingleses, franceses o americanos) y mucha gente a descubrirla por primera vez o porque les conocen del otro local", explica el cocinero y propietario.

Cuentan también que entre semana es más común recibir a familias que se junta a comer o trabajadores de la zona, mientras que en el fin de semana la clientela es más joven.

Bar restaurante Sésamo, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Bar restaurante Sésamo, en la calle Paulino Caballero 47 de Pamplona. PABLO LASAOSA

"La acogida está siendo muy buena, no nos esperábamos que fuera a ir tan bien. Yo quería hace bocadillos (shawarmas y falafel) que sabía que iban a gusta porque son frescos pero el cliente quería probar más cosas y demandaba más", comenta sobre el porqué de este segundo local.

Cerrado los lunes, Sésamos ofrece el resto de días comidas y cenas en su restaurante, en el que reservar se ha convertido en esencial sobre todo los fines de semana. "Desde el martes ya recibimos llamadas. Estamos llenos hasta arriba", se sinceran.

Un éxito tan abrumador como inesperado por el que ya incluso comienzan a plantearse la apertura de un nuevo local "con distintos ambientes y otro tipo de experiencia".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sésamo, el restaurante libanés en Pamplona 'hasta arriba' de reservas: "No esperábamos este éxito"