• viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El restaurante La Capilla de Pamplona vuelve abrir para recuperar platos del olvido

Cerró en la pandemia y tres años después vuelve a abrir con un nuevo concepto en la cocina. 

Michal Valentiny y Felipe Martins reabren el resturante "La Capilla" del Hotel Pamplona Catedral. PABLO LASAOSA
Michal Valentiny y Felipe Martins reabren el resturante "La Capilla" del Hotel Pamplona Catedral. PABLO LASAOSA

El restaurante La Capilla del Hotel Catedral vuelve a abrir sus puertas tras cerrar antes de la pandemia. Se encuentra en la calle Dos de Mayo de Pamplona y el interior del restaurante no deja indiferente a nadie. 

Felipe Martins ha sido el encargado que ha vuelto a dar vida a este restaurante, conocido anteriormente por sus celebraciones. Junto a él se encuentra Michal Valentiny, un chef con gran recorrido también en restaurantes reconocidos. 

Comenzaron el 1 de octubre y, aparte de servir desayunos y comidas a los huéspedes del hotel, por las noches de martes a sábado se puede ir a disfrutar de una carta con mucha historia.  

La decoración a penas ha cambiado y sigue manteniendo la escena de la capilla. En sus ventanas mantienen las vidrieras y también las columnas conservan el mismo dibujo. 

Reapertura del resturante "La Capilla" del Hotel Pamplona Catedral. PABLO LASAOSA
Reapertura del resturante "La Capilla" del Hotel Pamplona Catedral. PABLO LASAOSA

El Restaurante La Capilla tiene mucha historia como lugar. Anteriormente, en 1904, era un convento de las religiosas adoratrices. Después, en 1960 se convirtió en residencia de estudiantes hasta que cerró en el 2003. Seis años después, se convirtió en el Hotel Catedral.  

El lugar tiene una historia que atrae a muchas personas curiosas. Michal Valentiny, el jefe de cocina del Restaurante La Capilla, ha querido recuperar y aprovechar esa historia también en sus platos. Quiero recuperar platos del olvido con productos cercanos, de kilómetro cero. Es muy importante transmitir el cariño a través de los platos", detalla. 

Michal Valentiny es checo de nacimiento, pero su trayectoria tanto fuera de Navarra como aquí le ha hecho impregnarse de la historia navarra. "Uno de los platos que hemos recuperado es gallina a la petitoria del fraile, tiene mucha historia. Se trata de Juan de Altamiras, un fraile franciscano, que era cocinero en un convento en Zaragoza. El primer libro que existe de cocina española de 1765 que está sellado es de él", explica Valentiny, que utiliza la receta de antes y es uno de los más demandados por los clientes. 

Dentro de la carta también se encuentran otros platos típicos con una línea concreta. "Me considero guisandero, soy de cocina larga, hecha con cariño. La trayectoria personal me ha llevado hasta ahí. Además, debemos volver hacia el pasado y por qué somos cocineros, qué es lo que queremos transmitir a través de los platos". 

Reapertura del resturante "La Capilla" del Hotel Pamplona Catedral. PABLO LASAOSA
Reapertura del resturante "La Capilla" del Hotel Pamplona Catedral. PABLO LASAOSA

También, están trabajando para en un futuro ofrecer un menú de degustación que también cuente una historia. "A raíz del plato de la gallina, hemos trabajado en diseñar un huevo con mousse de maracuyá con fondo de chocolate. Con tiempo, nos gustaría hacer un menú con degustación orientado hacia la historia", concreta. 

Esta línea que Michal Valentiny quiere ofrecer también engloba al equipo de sala, que son los encargados de transmitir la historia de cada plato a los clientes. "Tenemos un buen equipo de sala. Cada uno intenta sacar su inquietud, siempre con cercanía y que la gente se siente como en su casa. Pero vamos todos hacia una línea conjunta", concuerda Valentiny

Plato de La Capilla en el Hotel Catedral. CEDIDA
Plato de La Capilla en el Hotel Catedral. CEDIDA

En sala trabajan de dos a tres personas y en la cocina, Michal Valentiny cuenta también con otro cocinero. En concreto, dentro del restaurante hay espacio para 30 o 40 comensales. 

Aparte de los platos más elaborados, también tienen otros más sencillos como hamburguesas o picoteo. Incluso, en el porche del Hotel Catedral disponen de un espacio de mesas y sofás para aquellos que quieran tomar copas o un picoteo. Sirven cenas entre semana desde las 20 horas y los sábados, desde las 13 horas hasta las 23 horas sirven comidas y cenas

En un futuro, prevén también abrir los mediodías entre semana y ofrecer comidas no solo a los huéspedes del hotel. "Nos gustaría que la gente de Pamplona vuelva a saber que hemos abierto. Que se asiente el cliente navarrico", detalla Felipe Martins


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El restaurante La Capilla de Pamplona vuelve abrir para recuperar platos del olvido