• sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:23

 

 
 

COMERCIO LOCAL

La 'Servi' en Pamplona: la historia de más de medio siglo de histórico bar en el II Ensanche

Los hermanos Robert y Hugo Lacunza dirigen la Bodega La Servicial Vinícola, que abrió su padre Gregorio el 15 de abril de 1965.

La Servicial Vinícola en la Calle Navarro Villoslada. MIGUEL OSÉS
Robert Lacunza en La Servicial Vinícola, situada en la Calle Navarro Villoslada de Pamplona. MIGUEL OSÉS

“La Servi”, como se la conoce popularmente en Pamplona, es un bar-restaurante que lo regentan actualmente los hermanos Hugo y Robert Lacunza, segunda generación en el negocio. Sus padres, Gregorio Lacunza Santesteban, jubilado hace cuatro años, y Maribel Lacunza Lacambra pusieron en marcha el local en la calle Navarro Villoslada número 11, junto a la Plaza de la Cruz, en el II Ensanche de la capital navarra.

La apertura del establecimiento 'La Servicial Vinícola' tuvo lugar el 15 de abril de 1965. El local, de unos cien metros cuadrados, era una antigua bodega donde se dispensaba el vino a granel. Goyo Lacunza Santesteban se hizo cargo del local y en lugar de los depósitos de vino montó una cocina para convertir la bodega en el bar actual.

Gregorio Lacunza, ebanista formado y educado en los Salesianos, reformó por completo el local recubriéndolo de madera de roble en la barra, las paredes, las mesas y las sillas, también en todos los muebles del comedor.

Ahora el testigo ha pasado a los dos hijos. Robert tiene 60 años y su hermano Hugo 56. Robert recuerda cuando comenzó: "Fijo más continuo desde acabar la mili en el 82 y antes los fines de semana a ayudar y mi hermano desde el 92".

Imagen del interior del bar 'La Servicial Vinícola' en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Imagen del interior del bar 'La Servicial Vinícola' en Pamplona. MIGUEL OSÉS

"Mi padre se ha jubilado solo hace cuatro años. Con 84 años seguía aquí. Está fenomenal de salud, como mi madre. Viven aquí encima y nos hacen no un montón, sino todas las visitas. El padre está todo el día y está siempre con aquello, lo otro, el teléfono... yo atiendo al que está en el bar. Le cuesta entenderlo, pero es así".

El bar gusta porque está con la misma decoración que en 1965. "No lo queremos cambiar. Está igual que cuando lo abrió mi padre. Para qué vas a poner hamburguesas o platos más delicatessen. Para eso ya hay otros". También destacan en las paredes la decoración con posters de, mapas, fiestas y paisajes de la Comunidad foral.

Tras las restricciones, el ritmo ha vuelto a los bares y ahora ya se nota más movimiento: "La gente se mantiene. La Covid ha sido un golpe muy bajo pero a ver si remontamos cómo sea. La gente va volviendo y se nota", aseguran sus propietarios. 

"Vamos remontando con las comidas y cenas, aunque no hay dos días iguales. Es estar un poco a la expectativa. Hay que tener todo preparado para que cuando llegue el cliente le des lo mejor. Buena ensalada mixta, rusa con espárragos, callos, manos, ajoarriero, platos típicos de aquí y los huevos con... jamón, morcilla del pueblo de la abuela de Zubiri", explican sobre sus aplaudidos y siempre apetecibles platos. 

El menú del día está a 11,50 euros con posibilidad de elegir entre siete primeros y siete segundos. "Sopa de cocido, lentejas, puré de calabaza, macarrones con tomate, pechuga de pollo, merluza a la romana, 'untamorros' que es la costilla de cerdo al horno para chuparte los dedos, y postres de todo tipo", comenta Lacunza. 

Exterior del bar 'La Servicial Vinícola' en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Exterior del bar 'La Servicial Vinícola' en Pamplona. MIGUEL OSÉS

Su mejor baza son los platos de siempre: huevos fritos con jamón y patatas con lomo, chistorra o pimientos, bocadillos, ensaladas mixtas, consomé, San Jacobos caseros...Una muy buena opción para salir a cenar sin tener que gastarse mucho dinero. Disponen de varias mesas en el bar y de un comedor interior con capacidad para unas 50 personas.

Robert Lacunza asegura que el fin de semana sí "ha cambiado". "Echan una primera copa en el bar y luego se van por ahí de juerga. Se van retomando comidas y cenas de fin de semana y es mejor reservar antes por si acaso. Estamos ocho personas trabajando entre cocineras y camareras".

El relevo en el negocio no está asegurado: "Las nuevas generaciones por suerte para ellos están estudiando. Lo que depende de mis hijos los que han acabado de estudiar trabajan en otras cosas. Aquí han estado y han probado y es estar todo el día. Con 20 o 25 años el cuerpo te pide otra cosa. Una pena pero es así. Seguiremos hasta que me jubile y si quiere seguir mi hermano le quedan unos años más. Sería una pena, pero ¿quién sigue?...".

Las decenas de postales que adornan el bar "son de clientes que cuando han ido fuera han viajado y nos dan la postal. Hay bastantes más de cien. Empezó un poco a lo tonto y ya ves...". La decoración también es de madera. Abren todos los días del año menos los festivos y domingos "que es el día del señor y de la señora", aunque sea verano.

Imagen de la barra del bar 'La Servicial Vinícola' en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Imagen de la barra del bar 'La Servicial Vinícola' en Pamplona. MIGUEL OSÉS

Añora los próximos Sanfermines de 2022: "Los Sanfermines es otro alivio. Vienen muy bien y es otra cosa. Estos dos años sin Sanfermines se han notado".

El año pasado cerramos en febrero y renovamos la tapa de la barra que era de fornica del 65 y estaba como estaba. Cambiamos también las ventanas. Abrimos un miércoles y a los diez días nos cerraron por la pandemia. Nos duró el chiste diez días. Una vez cerrado hicimos el suelo nuevo y reformamos la barra por dentro", explica sobre cómo han podido aprovechar el parón por la pandemia. 

Han colocado una terraza al aire libre en la Plaza de la Cruz junto con el bar Ciaurriz: "Desde mayo está funcionado muy bien el día que hace bueno, todo lo que sea sumar siempre es aporta", señala Robert Lacunza.

Las famosas tarjetas navideñas de la servicial se hicieron famosas en los años 70 y 80. Eran un detalle, una felicitación de navidad con comentarios jocosos. "Las hacía Andrés Briñol, un vecino, al que le gustaban los chascarrillos como "Banderillas controladas por radar", "Vino que no empaña las gafas" o "Tentadoras ensaladas ilustradas", comenta. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La 'Servi' en Pamplona: la historia de más de medio siglo de histórico bar en el II Ensanche