• miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Margarita Malapata: las pizzas de infarto que se sirven en pleno centro de Pamplona

En la calle García Castañón, este local ofrece pizzas originales con productos locales como rabo de toro o ajoarriero. 

Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.
Uno de los empleados de la Pizzería Margarita Malapata sirve una pizza en el local en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

En la calle García Castañón de Pamplona ya hay más de 5 establecimientos de hostelería. Entre ellos se encuentra un italiano, un japonés y Margarita Malapata, un restaurante que abrió en octubre de 2021 y ofrece pizzas de infarto originales con productos locales

Sus dueños son Adriana Abascal, José Ramón y Miguel Larrayoz. Su trayectoria en el mundo de la hostelería es amplía, hace 7 años abrieron la Mudita y ahora también están al cargo de Sibuya, un restaurante japonés justo al lado de Margarita Malapata

Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.
Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

Con un estilo personal, este local elabora pizzas artesanas al estilo napolitana con un producto local e italiano. "La masa es de estilo napolitano con 48 horas de fermentación que se hace en un horno de piedra a 400 grados por eso sale el borde alveolado que se hincha al fondo, elástica por medio y finita", explica José Ramón Larrayoz

En la variedad de pizzas se puede encontrar desde la más tradicional como la margarita u otras más especiales. Por ejemplo, la Calamitosa con una base de crema de calabaza asada, mozzarella, guanciale crujiente, salchicha napolitana y albahaca. 

Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.
Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

De las más vendidas está la Presumida que contiene una base trufada, mozzarella, guanciale, seta portobello, huevo, lascas de parmesano y aceite de trufa. "También tenemos de rabo de toro, ajoarriero, mortadela o calamares en su tinta", detalla el dueño. 

Todos los productos tratan de que sean locales y frescos. "La masa la hacemos aquí y buscas mucho producto fresco de huertas de Navarra. Por ejemplo, hacemos alguna con verduras, alcachofas y espárragos de Navarra". 

Desde el principio no querían que fuera un restaurante italiano, buscaban una pizzería con producto de calidad. Por eso, la carta no es especialmente grande. "Hemos hecho un mix de entrantes, Vitello Tonnato, un plato típico que es como una ternera cocida con una serie de especies, se sirve en frío. La gente no lo conoce y le cuesta pedirlo". 

También hacen fusiones del producto local con el italiano como por ejemplo con las croquetas que son caseras de prosciutto y parmesano. Los postres también siguen la misma esencia con tiramisú tradicional, pizza de nutella o coulant entre otros

El nombre de Margarita Malapata es original y lo que buscaban era darle un nombre más informal.  "La agencia hizo esa historia. Es la abuela que vive en Nápoles, que tiene la recta original. La evolución lleva a ir probando recetas más modernas con la masa tradicional típica". 

Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.
Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

La decoración de Margarita Malapata juega con lo moderno y lo tradicional. "La decoración la hicimos con un arquitecto pero surgió de la cabeza de Adriana y yo, esto es como la mezcla de cosas que pensábamos. Aun así, miras en otros sitios y viajas mucho para ir dando forma", cuenta José Ramón. 

En una de las paredes del restaurante se puede ver un neón que dice: 'Si notas que palpita estás en Margarita'. 

Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.
Reportaje en la Pizzería Margarita Malapata en pleno centro de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

El local se encuentra frente a un restaurante italiano, aunque a los dueños no les preocupa. "Nos dio mucho respeto pero sí que quisimos ser diferentes, ellos son mas tradicionales. Pero en cuanto nos conocen ya se puede diferenciar. Nos gustaba mucho la calle, se va a peatonalizar y cuantos más bares se junten en una misma zona mejor". 

En Margarita Malapata trabajan 12 personas y aparte de repartir con Glovo, también cuentan con repartidores propios. Desde la web de Margarita se puede pedir la pizza que uno quiera. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Margarita Malapata: las pizzas de infarto que se sirven en pleno centro de Pamplona