• lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:02
 
 

TURISMO RURAL

De Saturno a Cáseda: Jon Teus y su negocio de planes personalizados para ver las estrellas

Ha promovido la creación de un mirador de estrellas en Cáseda, el de San Zoilo, donde se realizan muchas de las actividades. 

Mirador de estrellas de San Zoilo en Cáseda. CEDIDA
Cáseda estreno el año pasado el mirador de estrellas de San Zoilo. CEDIDA

"¡Jon! ¡Ven!". Era una noche de abril de 1981. Jon Teus la recuerda bien. Y solo tenía 15 años. Su vecino era aficionado a la astronomía y tenía un telescopio. "Te voy a enseñar Saturno", le prometió. El joven Teus acercó su ojo al telescopio sin sospechar que la imagen que iba a ver marcaría el resto de su vida. 

"Vi a Saturno, con sus anillos, igual que las imágenes que salían en mis libros de texto", describe. Y todavía se emociona al recordar ese sobrecogedor momento: "Me impactó". 

En la actualidad, este vecino de Cáseda, pero nacido en Guipúzcoa, tiene 54 años. Atesora la experiencia de décadas inmerso en el mundo de la astronomía, pero insiste en la espectacularidad de este planeta: "Saturno y la Luna son los elementos del espacio más asombrosos que puede observar un aficionado". 

En Cáseda ha instalado su negocio, Observar el Cielo, que combina actividades de divulgación astronómica, una tienda online de telescopios y un taller de reparación. "Mi profesión es también mi pasión", reconoce. No en vano, el día que miró a Saturno a través del telescopio de su vecino, Teus descubrió una afición que ha cultivado todos estos años. 

Mirador de estrellas de San Zoilo en Cáseda. CEDIDA
Vista de Saturno con un telescopio. CEDIDA

Poco después de tener esa vivencia, se asoció a la Asociación Guipuzcoana de Astronomía, que pertenece a su vez al Departamento de Astronomía de la Sociedad de Ciencias Aranzadi. "Asociarse es un paso habitual para los que entran en este mundo. Ahí estábamos 15 flipados mirando las estrellas", rememora con cierta nostalgia. 

Pero Teus quería que su pasión por el firmamento llegase a más personas y empezó a darle vueltas a la idea de montar un negocio que le permitiera acercar la astronomía a más gente. Se empleó en diferentes oficios: agente inmobiliario, guarda jurado y personal de mantenimiento. 

Finalmente, dio el paso de perseguir su sueño. "Tener apoyo familiar ayuda mucho a decidir tu futuro", agradece a sus padres. Eran finales de los 90 cuando organizó las primeras expediciones astronómicas.

Primero una a Canadá para documentar las auroras boreales. Después, otra a Rumanía para contemplar un eclipse completo de sol. "Me di cuenta que el tema de la divulgación podía funcionar". 

Así las cosas, en el año 2000 sus pasos lo llevaron desde Guipúzcoa hasta Cáseda, el pueblo de su familia. La mudanza la ve lógica. "En primer lugar lugar, por el tiempo. Aquí es mucho mejor que en el Cantábrico", apunta. No en vano, la meteorología es clave para poder disfrutar del cielo estrellado

Pero, además, estaba el tema del espacio. "En un apartamento era inviable llevar a cabo mi actividad". Cabe resaltar que a los telescopios de su tienda online se suman los que prueba todos los meses para una revista especializada. 

De esta forma, el chalé familiar ubicado en la localidad navarra se le antojó el lugar ideal para sacar adelante su negocio. "Es una casa vieja, pero mi madre tiene muchos recuerdos en ella", comenta. 

Por otro lado, el traslado a Navarra le abrió más puertas. "En el País Vasco me pedían saber euskera para muchas de las actividades de divulgación. Estudié el idioma en el colegio y tengo nociones básicas, pero no como para desenvolverme", indica. 

MIRADOR SAN ZOILO EN CÁSEDA

Hace justo un año, Cáseda inauguró su mirador de San Zoilo para contemplar las estrellas. De esta forma, la localidad ha abanderado la pasión de Teus por la astronomía.

"El actual alcalde me ha ayudado mucho", le agradece Teus. Tanto es así que, aunque tenía previsto financiar el mismo el mirador, finalmente fue el Ayuntamiento el encargado de hacer la obra. 

El mirador pertenece al complejo de ocio y descanso de la ermita de San Zoilo.  Tiene una zona verde con mesas y bancos de piedra, barbacoa, incluso un parque en donde se puede aparcar con autocaravana.

Además, la ermita está recién restaurada y cuenta con una sala cultural. Teus la utiliza para organizar proyecciones audiovisuales y conferencias. De vuelta la exterior, hay una zona habilitada para ver las estrellas y cuenta con unas gradas que facilitan las explicaciones del guía. 

Mirador de estrellas de San Zoilo en Cáseda. CEDIDA
Observar el cielo ofrece planes personalizados para contemplar las estrellas. CEDIDA

Precisamente, el mirador de San Zoilo se ha convertido en el punto neurálgico de las actividades en Observar el Cielo. De hecho, hasta octubre se han programado diferentes observaciones: 

  • 07/08/2022: Observación lunar. 
  • 13/08/2022: Luna y lluvia de estrellas. 
  • 14/08/2022: Luna y planetas.
  • 20/08/2022: "Espacio profundo". 
  • 27/08/2022: Especial constelaciones.
  • 17/09/2022: Júpiter y Saturno. 
  • 29/10/2022: Júpiter y Saturno.

Fuera de estas fechas, Teus organiza planes personalizados para las parejas y los grupos que así lo desean. "Dentro de unos días tengo contratada una observación en San Zoilo con una pareja que viene desde Madrid para pasar unos días en Navarra", confirma. 

En casos como el mencionado, Teus despliega su 'Astro Cama'. Se trata de un colchón hinchable con capacidad para una pareja, incluso una familia con niños pequeños. "Yo me siento en una hamaca aparte y voy dando las explicaciones", especifica. "Al principio siempre hay muchas risas porque es una situación un poco rara", reconoce. 

Se muestra satisfecho porque, después de tantos años dentro del sector, él ha podido consolidar su negocio. Lamenta, eso sí, que no haya más difusión para las empresas pequeñas del sector, como la suya. "La astrología está de moda, pero necesitamos que nos conozcan para que la gente sepa que existen estas actividades". 

Además de las mencionadas anteriormente, Teus también organiza actividades en otras localidades cuyos ayuntamientos se ponen en contacto con él. Asimismo, imparte talleres de cuatro horas para aficionados a la astronomía. 

El precio habitual de la actividad Noche de Estrellas en el mirador de Cáseda es de 10 euros para los adultos y cinco para los niños. Los niños pueden participar en la actividad si son mayores de 10 años. "En el caso de los planes personalizados hay que tener en cuenta que el precio es algo más elevado", puntualiza el fundador de Observar el Cielo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
De Saturno a Cáseda: Jon Teus y su negocio de planes personalizados para ver las estrellas