• viernes, 15 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:18

 

 
 

SOCIEDAD

La nueva pizzería de Pamplona que homenajea al recordado mono Charlie de la Taconera

El emblemático primate reaparece 40 años después para dar nombre a un nuevo local abierto en el barrio de Iturrama.

Pizzería El Mono Charlie en la plaza Félix Huarte de Iturrama. PABLO LASAOSA
Pizzería El Mono Charlie en la plaza Félix Huarte de Iturrama. PABLO LASAOSA

El mono Charlie está de vuelta. Aquel animal que se convirtió en un 'pasatiempo' local de gran relevancia en la década de los ochenta entre los adolescentes se ha afincado ahora como pizzeria en el número 7 de la plaza Félix Huarte de Iturrama apostando por sabores más "fuertes y salvajes" y huyendo de la cocina tradicional.

Este es su tercer mes abierto y ha logrado abrir el apetito de los más hambrientos y despertar la curiosidad de los más nostálgicos. "Queríamos crear una marca animal, y qué mejor manera que homenajeando a un símbolo de Pamplona", comenta Miguel Aranalde Aróstegui, encargado del local que, al igual que el primate, representa ese espíritu gamberro y rebelde que ya ha enamorado a muchos navarros.

Considera la elección de la ubicación como una "buena casualidad". En el momento de abrir el establecimiento, las obras de la nueva Residencia Universitaria Micampus en Iturrama finalizaron y esta les ofreció alquilar un local situado en esa misma zona que es muy transitada por estudiantes de la Universidad de Navarra.

En lo que al modelo gastronómico se refiere, manteniendo el enfoque de los animales salvajes, tratan de elaborar la gran mayoría de sus productos al horno. "Todo es frío o al horno, no hay freidora y no cocinamos con aceite. Además, intentamos relacionar todos nuestros productos con el animal. Por ejemplo, recientemente incluimos en la carta una croqueta casera que hemos bautizado como 'cococreta'", explica Miguel.

Elaboración de la Navarrorum, pizza con un recorrido de quesos. PABLO LASAOSA
Elaboración de la AVocaDo pizza, pizza de queso cremoso, aguacate, lima y parmesano. PABLO LASAOSA

¿Qué aporta El Mono Charlie diferente a otra pizzerías de la ciudad? Aranalde lo tienen claro: sabores, cariño y diversión. "Lo que más nos comenta la gente es el amor por las mezclas de sabores que creamos y el cariño que ponemos a la hora de elaborar las masas de las pizzas", añade valorando el trabajo de los ocho compañeros que forman el equipo en la actualidad.

Entre los productos más consumidos están, además de las pizzas, "El ceviche de Charlie" (14,50€) y las "Papas monkeycharlie", que destacan por su salsa de yogurt y queso provolone y están disponibles desde los 5€ en raciones medias a los 9€ en raciones enteras.

PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Como pizzería "trasversal", pretenden atraer a todo tipo de público que valore la buena gastronomía. Actualmente ya ofrecen una gran variedad de comidas y bebidas para complacer desde los más jóvenes hasta los más mayores, pero uno de los objetivos a corto plazo es el de empezar a repartir a domicilio para aquellos que, por ubicación o dificultad, no pueden acudir al local de forma presencial.

El recibimiento, a pesar de la carga extra que ha supuesto sumergirse en un proyecto así en época de crisis sanitaria y económica, ha sido gratificante para un grupo de trabajadores que están orgullosos del trabajo realizado. "Estamos muy contentos. Si te soy sincero, no nos creamos expectativas ya que como para nosotros era una aventura nueva no sabíamos que nos depararía el futuro. Eso sí, nos ha sorprendido el interés de los más jóvenes en conocer la historia del mono y la nostalgia de los mayores a la hora de recordarlo", reconoce.

La camarera se dispone a servir pizza a los comensales. PABLO LASAOSA
Elaboración de la masa de la pizza que ofrece el establecimiento. PABLO LASAOSA

Los planes a corto plazo son claros: ampliar la carta con una mayor variedad de pizzas y entrantes, empezar a repartir sus productos a domicilio e instalar unas luces LED en la terraza para esas buenas noches de verano en las que la temperatura acompaña pero la luz empieza a irse. Aún no quieren pensar en el futuro y prefieren centrarse en el presente, aunque se han planteado la posibilidad de seguir expandiendo la marca si se da la oportunidad.

Mientras tanto, al igual que el mono Charlie décadas atrás, seguirán lidiando con todo tipo de públicos que ya se hacen la boca agua con sus productos. Aunque tendrán que traicionar a la historia para evitar empeorar su carácter como ya hizo el primate con el paso de los años.

La camarera se dispone a servir pizza a los comensales. PABLO LASAOSA
Proceso de introducción de una pizza en el horno. PABLO LASAOSA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nueva pizzería de Pamplona que homenajea al recordado mono Charlie de la Taconera