• jueves, 18 de agosto de 2022
  • Actualizado 22:25
 
 

COMERCIO

El nuevo Bar Mol en el corazón de Pamplona que triunfa con su pincho de anchoa rebozada

El local, que antes ocupó El Vallado, ha renovado su apariencia y completa su oferta gastronómica con pinchos, fritos y su tortilla picante 

Saúl Layos es uno de los camareros del Mol y uno de sus objetivos es conseguir una clientela fija en los próximos meses. IRANZU LARRASOAÑA
Saúl Layos es uno de los camareros del Mol y uno de sus objetivos es conseguir una clientela fija en los próximos meses. IRANZU LARRASOAÑA

El bar Mol ocupa, desde el pasado 3 de marzo, el lugar en el que previamente estuvo El Vallado. El nuevo local, que presenta un look renovado con cabida para hasta 45 personas sin restricciones, cuenta con una variada oferta de pinchos y fritos en los que la cocina tradicional es la nota cantante.

Sin embargo, sus dueños no renuncian por ello a sabores diferentes a los que está acostumbrada la clientela del Casco Antiguo de Pamplona. De hecho, las recetas de casquería cuentan con un lugar privilegiado en esta barra. 

Saúl Layos es uno de los cuatro camareros que integran la plantilla del local. Tiene 22 años y lleva desde los 16 trabajando en la hostelería navarra. Para él, este nuevo proyecto ha supuesto la oportunidad de volver al Casco Antiguo. "Me gusta mucho esta zona", confiesa. No en vano, durante años ejerció en locales vecinos, como El Chupinazo o El Raspa. "También estuve en El Vallado", comenta.

No obstante, recalca que no estuvo vinculado a ese bar en su última etapa. "Antes de empezar en el Mol estaba en el Escondite del Arena, en el Navarra Arena", puntualiza. Pero echaba de menos el ambiente del Casco Antiguo. 

El camarero reconoce que estos días mucha gente se ha acercado a preguntar por la casquería, pero hace hincapié en que su oferta gastronómica va mucho más allá. "Tenemos raciones de casquería, sesos suele haber todos los días y fritos de riñón", detalla. Estos platos se entremezclan con otros, como los pintxos de anchoa, bacalao o las gildas

Entre los más demandados por los clientes se encuentra el pincho de anchoa rebozada rellena de txangurro. "Se vende muy bien". También la tortilla picante. "Es una tortilla de patata con cebolla y se le añaden alegrías riojanas", la describe Layos. 

Además de recetas de casquería, en el establecimiento se puede degustar una amplia variedad de pintxos. IRANZU LARRASOAÑA
El pintxo de anchoa rellena de txangurro es uno de los más demandados por los clientes. IRANZU LARRASOAÑA

Tres semanas después de su inauguración parece que la clientela del Casco Antiguo de Pamplona ha dado una buena acogida al Mol. "Nos está yendo muy bien", agradece el camarero. De hecho, los fines de semana están siendo muy parecidos a lo que él recordaba de su paso por otros establecimientos hosteleros de la zona. "Lo que se nota mucho, y lo hemos contrastado con compañeros de locales vecinos, es que entre semana, por las mañanas, el ambiente ha decaído un montón", lamenta. Y lo achaca a un cambio en la rutina de la gente. 

CON LA VISTA PUESTA EN SAN FERMÍN

En estos momentos, el objetivo principal del Mol es conseguir una clientela fija. "Esperamos que la gente disfrute en el local y le guste lo que hacemos", comenta Layos. 

El bar Mol se encuentra ubicado en pleno centro neurálgico de los Sanfermines. Por eso, Layos desea con todas sus fuerzas que las fiestas vuelvan a llenar la plaza del Ayuntamiento. "Tengo muchas ganas", confiesa. Y eso a pesar de que seguramente le tocará trabajar. "Disfruto mucho de esos días y casi me gusta más pasarlos trabajando", asegura. 

Además, subraya la importancia que tienen en su sector. "Para los que trabajamos en esta zona en la hostelería, el 30 o 40 % de la facturación del año lo conseguimos en esos siete días", apostilla. En ese sentido, se muestra optimista por el efecto que pueda tener esa semana para el bar, ya que está muy bien situado. "En la plaza Consistorial suele haber muchos actos y la gente, por una cosa o por otra, va a entrar", concluye. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El nuevo Bar Mol en el corazón de Pamplona que triunfa con su pincho de anchoa rebozada