COMERCIO LOCAL

D'night: el karaoke favorito de Google y Siri que lleva doce años dando voz a Pamplona

En 2008, Gabriel Romero, de 33 años, y Gabriel Martín, de 29, vieron la necesidad de introducir "algo más cosmopolita" en la capital navarra.

El D'night Karaoke Pub acondiciona el local para mantener la seguridad debido al coronavirus. MIGUEL OSÉS
El D'night Karaoke Pub acondiciona el local para mantener la seguridad debido al coronavirus. MIGUEL OSÉS  

Si a Google o a Siri les pides que te lleven al mejor karaoke de Pamplona te redirigen a D’night, un pub situado en la calle del Monasterio de Aberin que lleva abierto desde 2008 cuando Gabriel Romero, de 33 años, y Gabriel Martín, de 29, creyeron que “la oferta de karaoke no estaba tan bien representada” en su ciudad natal “como en Madrid” y pensaron que era necesario “algo más cosmopolita en Pamplona”.

“El primer año fue muy complicado porque la novedad cuesta pero ahora estamos bien asentados”, afirman.

Gabriel Romero hizo magisterio vocal y daba clases particulares de canto cuando se dio cuenta de que mucha gente no se lo podía permitir por lo que crearon “una especie de Operación Triunfo”: “Hicimos un casting y en la primera convocatoria ya se presentaron 60 personas, escogimos a varias personas para que conformaran el jurado y ellos seleccionaban a los participantes a quienes semanalmente se les proponía un reto”, explica.

Gabriel Martín, a la izquierda, y Gabriel Romero, a la derecha, propietarios del karaoke D'night. MIGUEL OSÉS

Este concurso lleva celebrándose 14 ediciones y “el ganador se lleva un premio económico que lo decide el público: pueden elegir entre 500 ó 1.000 euros, un viaje a Nueva York para dos personas... El ganador de la sexta edición se fue a Noruega, el de la séptima a Australia”.

Además, los concursantes también disfrutan de clases de canto gratis todos los miércoles: “En la final siempre traemos un famoso de la televisión para atraer a más gente. Ha estado el maestro Joao, Bárbara Rey, Leticia Sabater, Jordi Sánchez”, cuentan orgullosos.

Como al resto de negocios, el coronavirus les obligó a cerrar a cal y canto durante noventa días: “Ha sido terrible porque todos los pagos seguían, las ayudas dicen que existen pero no las hemos disfrutado, hemos seguido pagando alquiler, cuotas, impuestos y encima también la nómina de la camarera. Todo esto a pesar de tener el bar cerrado. Teníamos unos ahorros y por eso hemos podido seguir”, denuncian.

El D'night Karaoke Pub acondiciona el local para mantener la seguridad debido al coronavirus. MIGUEL OSÉS

“En enero ya estábamos implantando unas medidas, sin saber que venía una pandemia, por hacernos más cómodo el trabajo”, aseguran.

El local está acondicionado para respetar todas las medidas de seguridad y evitar contagios. Cada vez que alguien utiliza el micrófono, lo limpian con alcohol puro y los clientes piden las consumiciones y las canciones desde sus mesas.

“Es todo inalámbrico, hay un número de teléfono que al llegar guardan en el móvil, el catálogo de canciones es online, y las piden directamente el Whatsapp, no hay relación con el camarero, salvo con el mesero que va con la mascarilla, la pantalla y los guantes. Preferimos también que paguen con tarjeta para evitar que el dinero circule por ahí”, cuentan.

Uno de los reservados del local D'night en el que se celebró un cumpleaños en época de coronavirus siguiendo las medidas de seguridad. MIGUEL OSÉS

D’night abría, hasta antes del confinamiento, de 23.00 a 4.00 ya que los clientes empezaban a llegar después de cenar. No obstante, debido a las medidas que se están tomando desde el Gobierno de Navarra para evitar el contagio derivado del ocio nocturno, se vieron obligados a reducir su horario a la mitad: “A la 1.30, que es cuando mejor estás, tienes que irte”, dice Martín.

Ante el aumento de nuevos casos, desde el Gobierno de España, y en consonancia con todas las Comunidades Autónomas, se ha tomado la decisión de reducir aún más el horario de todos los locales de ocio nocturno: "Nosotros vamos a seguir abriendo hasta que salga en el Boletín Oficial de Navarra (BON). Acto seguido, nos iremos de vacaciones forzadas, con alegría y resignación a partes iguales. Esperamos volver en septiembre con fuerza", alega el propietario. 

“Hemos notado que el 40% de nuestra clientela no viene porque no se fían todavía, aunque al principio se fiaban menos, fueron viendo cómo seguíamos todas las medidas de seguridad y que no pasamos ni una y ahora tienen algo más de confianza”, recalcan.

Por último, han querido mandar un mensaje a las instituciones: “La gente es irresponsable. Nos encantaría que persiguieran más al botellón que a los bares que somos los que pagamos impuestos”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
D'night: el karaoke favorito de Google y Siri que lleva doce años dando voz a Pamplona