COMERCIO LOCAL

La frutería que triunfa en Pamplona: así montó Shazd Cul su propio negocio con filas de espera en la calle

FruitNer, situada en la esquina de la calle San Fermín y la calle Sangüesa, ha alcanzado un notable éxito debido a la calidad-precio de sus productos.

Tienda de fruta “FrutiNer“ en la calle San Fermín de Pamplona. PABLO LASAOSA
Tienda de fruta “FrutiNer“ en la calle San Fermín de Pamplona. PABLO LASAOSA

A pesar de la situación actual provocada por la Covid-19, la frutería FruitNer continúa su actividad al mismo ritmo que antes de empezar la pandemia.

Cada día, varios cientos de clientes acuden al local situado en la Plaza de la Cruz para comprar las frutas y verduras que ofrece el establecimiento.

Es tal el éxito alcanzado por este negocio debido a la calidad-precio de los productos y el sistema de autoservicio, que en algunos momentos del día se forma filas en la acera.

 “Si el vendedor escoge la fruta, los clientes se pueden quejar de que lo que les has puesto está malo o tiene un golpe. De esta manera tienen la responsabilidad ellos mismos”, responde Shazd Cul en relación a una de las señas de identidad de FruitNer.

De 40 años y original de Pakistán, Cul lleva cinco años residiendo en Pamplona. Tras trabajar en restaurantes, locutorios y una breve experiencia en una frutería, dio el paso a abrir su propio negocio.

“Vi que con poco dinero podía poner una frutería. Era un riesgo no muy grande que podía correr en ese momento”, explica el propietario.

Shaz Cul cobra las compras a uno de los clientes de FruitNer. PABLO LASAOSA

El establecimiento abrió hace tres años en la esquina de la calle San Fermín con la calle Sangüesa. “No escogí el barrio por un motivo concreto. Pasaba por aquí con el coche y estaba en alquiler. Es el destino”, bromea Cul.

En un primer momento, casi todos los clientes eran del propio barrio pero con el paso del tiempo llegaron compradores de otras zonas de Pamplona.

Sin embargo, detrás de ese éxito hay mucho trabajo detrás. La frutería abre ininterrumpidamente de 8.30 a 21.00 horas de lunes a sábado y por las mañanas el domingo.

“Nos costó casi dos años llegar a donde estamos ahora. El cliente coge confianza, ve que hay calidad, que hay buen precio y decide volver”.

Una clienta alcanza una pera en la frutería FruitNer. PABLO LASAOSA

PRODUCTOS LOCALES A PRECIOS BAJOS

Todos los días FruitNer recibe frutas y verduras frescas de diferentes huertas navarras. Junto a productos locales como alcachofas, cardo, borraja, acelgas o espárragos, ofrecen también productos árabes o de Latinoamérica para adaptarse a todo tipo de clientes.

“Vengo porque me pilla cerca de casa y tiene productos de aquí a muy buen precio”, explica Marisa, una vecina de 53 años de la zona.

En la actualidad, cinco personas trabajan a destajo en la frutería para responder a la carga de trabajo que demanda la empresa. Una situación que alegra y sorprende a su propietario a partes iguales: “Es un negocio. Nadie sabe nunca si le va a ir bien o no”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La frutería que triunfa en Pamplona: así montó Shazd Cul su propio negocio con filas de espera en la calle