• miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 22:03
 
 
Últimas noticias

SOCIEDAD

La sorprendente maqueta ferroviaria instalada en una panadería de Pamplona

El jubilado pamplonés de 73 años Ubaldo Marcos ha construido a escala su idea de la futura estación soterrada de Berriozar.

Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY
Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY

Ubaldo Marcos Hernández es un jubilado pamplonés de 73 años que desde niño ha tenido auténtica pasión por las maquetas y el ferrocarril. Dispone de una bajera en la Rochapea donde trabaja casi a diario y guarda auténticos tesoros.

Una de sus creaciones es la maqueta de la que será, a su gusto y forma, la nueva estación de ferrocarril en Berriozar, aún sin construir, pero que él ya ha creado y ha colocado en la panadería Ogipan en la calle Esquiroz 7 de Pamplona.

La ha instalado junto al cristal de un escaparate de la tienda para que se vea bien desde fuera. "Gusta mucho a todo el que pasa delante y a los que entran en la panadería", señala Ubaldo con orgullo y una sonrisa,

Ubaldo explica el motivo de montar una estación del futuro: "He estado hace cinco o seis años con los arquitectos de Diputación (Gobierno de Navarra) y me dijeron que no sabían como iba a ser la nueva estación de ferrocarril de Berriozar, pero sí que iba a ser soterrada como la de Delicias de Zaragoza".

Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY
Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY

"Lo que he hecho es una estación soterrada y el edificio de arriba me lo he inventado todo. Son cuatro metros de largo en la maqueta y lo he adaptado al sitio que tengo, que es la mitad. No es que vaya a ser así, simplemente como no saben como va a ser me he diseñado una", asegura Ubaldo.

Le ha costado hacerla "más de medio año. Lo que pasa es vas haciendo cosas. Te levantas y dices esto no me gusta. Lo quito y lo cambio". Se ve muy bien la maqueta en un video de youtube que dura quince minutos. Se ve como si tu fueras en el tren".

Esta colocada en la panadería Ogipan desde enero: "Estará hasta después de navidades, como mínimo, que es cuando cambié la anterior que era el laboratorio agrícola de navarra y la anterior una catedral benedictina de Inglaterra".

El motivo de colocarla en el establecimiento de la calle Esquiroz es el siguiente: "Yo vivo aquí cerca y tengo amistad con el panadero y su mujer. Hace seis o siete años vino un señor y puso cosas, pero no eran muy precisas".

Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY
Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY

Ahora les gusta porque "está hecho a escala bastante exacta a la que tengo yo del tren. No me quiero meter con los belenistas pero cuando meten los puntos de fuga sabe Dios cómo los hacen... o bien la teja es más grande que la puerta", afirma Ubaldo sonriendo.

La afición le viene desde chaval en la Rochapea: "Mi padre bajaba a ver los trenes de carbón y la primera maqueta que hice fue a los 18 años. A partir de la mili hice más de continuo.

"Mi padre y mi abuelo han sido carpinteros y ebanistas. El taller de mi padre lo tengo para hacer cosas, donde me dedico todas las tardes a hacer cosas de marquetería y demás".

"Una vez hice una maqueta de 200 metros cuadrados con vagones y trenes, ahora está desmontada a la espera de un sitio", que ha estado tres veces en el supermercado Leclerc y una vez en el edificio Baluarte, señala Ubaldo.

Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY
Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY

Entre sus creaciones no hay solo maquetas de trenes. "Llegó un momento que me aburría e hice una ciudad medieval de 25-30 metros cuadrados con 40 o 45 casas con un castillo y un catedral. Es lo que más me gusta porque la imaginación se te va y para mi es mucho más más bonito".

Ubaldo Marcos explica otras de sus creaciones: "He hecho edificios de Pamplona como el laboratorio agrícola de navarra que está en el Inap, también la abadía de San Zoilo en Cáseda" e incluso un cuadro tridimensional que llegará el momento de exponerla en la panadería.

Con 73 años se encuentra bien físicamente, pero lo del relevo familiar no lo ve muy claro: "Menudo relevo tengo. No tengo ni compadres para que me echen una mano, ni dinero, ni trabajo. Al hijo le gusta pero cuando la tengo montada la maqueta. Me ayuda con los sobrinos y amigos. Después me la mantienen también.

Instalado en la panadería Ogipan de Iturrama

La panadería Ogipan en la calle Esquiroz 7 del barrio de Iturrama es un establecimiento dirigido por Paco Montesinos de 53 años y su esposa Lourdes Rodríguez de 50 años, catalanes afincados en Pamplona desde hace diez años.

"Un familiar de Lourdes se casó con un pamplonés y dimos el paso. Es una ciudad de mucho futuro. Apostamos por vivir aquí y nos ha salido bien. Los niños tienen sus dos carreras. Estamos muy contentos. Nos consideramos catalanes y navarros por supuesto", indica Paco.

"Ubaldo es un vecino de aquí, amigo nuestro y cliente. Un día fui a ver la bajera que tiene en la Rochapea y el trabajo que hace. Le comenté que lo mejor era que lo expusiera y la gente de Pamplona lo pueda ver en mi cristalera", afirma el dueño de la panadería.

Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY
Maqueta de la futura estación de ferrocarril de Berriozar, realizada por Ubaldo Marcos. IÑIGO ALZUGARAY

"En principio se lo pensó y hace tres años puso la primera maqueta de tema navideño y a partir de ahí cada año hemos mejorado un poquito la exposición. Este año está un poco hecho a medida todo el trabajo con sus detalles, con luz y una referencia a la panadería".

"Los niños se vuelven locos con el olor a pan. Les encanta. Esa es la idea que teníamos para bien el barrio", asegura Paco Montesinos.

"Cada maqueta está un año para que la gente la vea y vamos pensando en la que pondrá el año que viene y hacer otra cosas y cambiar la exposición. Este hombre es una maravilla como persona y hace un trabajo espectacular".

En cuanto a la marcha del negocio, Paco asegura: "Estos últimos meses luchando mucho con altibajos. Es una tienda de barrio donde queremos hacer amigos, que huela a pan y pasteles y hacer un ambiente de barrio. Nos hemos metido en esto desde hace diez años como proyecto de futuro", concluye Paco Montesinos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La sorprendente maqueta ferroviaria instalada en una panadería de Pamplona