COMERCIO LOCAL

El taller de Pamplona que usa velas de barcos recicladas para amueblar espacios desde hace una década

El espíritu de DVELAS es el reciclaje, la sostenibilidad y la economía circular.

Enrique Kahle Olaso, arquitecto y fundador de DVELAS, empresa que fabrica mobiliario con velas recicladas de barcos. MIGUEL OSÉS
Enrique Kahle Olaso, arquitecto y fundador de DVELAS, empresa que fabrica mobiliario con velas recicladas de barcos. MIGUEL OSÉS  

En el año 2009 una crisis acuciante se ceñía sobre la sociedad española: la venta de viviendas en el país cayó un 18% y la cantidad total de casas cuya construcción se inició a lo largo de todo aquel año fue de solo 159.284. En definitiva, la burbuja inmobiliaria se encontraba en auge.

Sin embargo, ese mismo año, Enrique Kahle Olaso, arquitecto por la Universidad de Navarra y amante del mar y de la navegación, decidió abrir DVELAS, una editora de mobiliario contemporáneo que desde aquel año va viento en popa.

El espíritu emprendedor e investigador de este vecino de Pamplona le llevó a “explorar el potencial sin explotar de materiales familiares, animándoles a comportarse de maneras desconocidas”.

Salvador Puig, encargado de ventas de DVELAS, muestra una de las telas de las velas que utilizan para el diseño de las velas sombra. MIGUEL OSÉS

Su actual socio y compañero de universidad y de barcos, Borja Fuentes, puso en marcha una velería en Irún. Aquel año, cuando Enrique fue a cambiar las velas de su embarcación, vio varias amontonadas en una esquina y se preguntó qué es lo que hacían con ellas.

La mancomunidad no le permitía a Fuentes deshacerse de ellas, por lo que a Kahle se le ocurrió utilizar las telas para crear muebles: “Empecé a hacer pufs y me los empezaron a comprar, así que decidí continuar con otros diseños, hice una silla plegable muy pequeña, una familia de sillas, luego otra de mesas…”, cuenta el arquitecto.

Las velas que recuperan, las transportan en tráileres, las despliegan con puentes grúa “porque pueden llegar a pesar entre 400 y 600 kilos”, quitan todos los refuerzos exteriores y se quedan con la parte textil: “Las cortamos en tamaños transportables y las llevamos al taller donde se lavan, se planchan y se cosen en diferentes tamaños dependiendo del mueble. Y, una vez cosido, le pasamos los pedidos a nuestro carpintero que es quien se encarga de la parte de la madera”, explica.

Enrique Kahle muestra una maqueta de la tumbona Vaurien. MIGUEL OSÉS

Además, los estudios de Arquitectura de Enrique Kahle Arquitectura en Pamplona y Kahle Arquitectura y Diseño colaboran en el diseño de espacios que "requieren de hacer una parte previa de proyecto”.

El espíritu de la empresa es el reciclaje y la sostenibilidad, en resumen la economía circular: “No seguir consumiendo materias primas, sino utilizar lo que ya existe y darle una segunda oportunidad y una segunda vida a estos materiales que nadie los iba a usar, y que tienen muchísima fuerza todavía”, manifiesta Kahle.

Cada una de las unidades que fabrican en DVELAS lleva una etiqueta con la trazabilidad de la vela: “Pone de dónde es, a qué barco pertenecía, cuál fue el puerto origen, el material del que está hecha, el fabricante…”, afirma.

Una de las etiquetas en las que queda grabada la trazabilidad de cada vela. MIGUEL OSÉS

Durante el confinamiento afirman que no han tenido apenas problemas: “Hemos vendido algo más que el año pasado durante ese periodo”.

Sin embargo, es ahora cuando desde DVELAS están notando el impacto de la pandemia: “Una parte de nuestros clientes son hoteleros y no nos podemos ni arrimar porque bastantes problemas tienen ya. Estamos sufriendo mucho en ese sentido, pero lo bueno y lo malo de ser pequeños es que a veces nos resulta más fácil adaptarnos”, concluye el arquitecto.

Una parte de la sede de DVELAS en Pamplona. MIGUEL OSÉS


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El taller de Pamplona que usa velas de barcos recicladas para amueblar espacios desde hace una década