PREMIUM  PAMPLONA

Edurne, la vendedora de vinilos que sobrevive al 'streaming' en Pamplona: "Hacía falta una tienda así"

Barracuda combina los vinilos con un servicio de cafetería y una amplia gama de merchandising para reunir a todo tipo de público, desde adolescentes hasta bisabuelas.

Edurne Cervilla, dueña de la tienda de discos Barracuda de Pamplona, posa junto a uno de los vinilos que vende en el comercio. PABLO LASAOSA
Edurne Cervilla, dueña de la tienda de discos Barracuda de Pamplona, posa junto a uno de los vinilos que vende en el comercio. PABLO LASAOSA  

La aparición de internet ha alterado los usos y costumbres de nuestra sociedad en las últimas dos décadas, y el mundo de la música ha sido uno de los que mayor transformación han sufrido.

El acceso a la música de una manera ilegal y gratuita en las redes ha obligado a la industria musical a adaptarse a una nueva realidad cada vez más sangrante. Sin embargo, todavía quedan tiendas de discos como 'Barracuda', situada en el número 16 de la calle Nueva de Pamplona.

Su dueña, Edurne Cervilla, nos cuenta los secretos de como sobrevivir con una tienda de discos y vinilos durante cuatro años en los tiempos que corren. Unos "malos tiempos para la lírica", que cantaría el grupo Golpes Bajos, y que poco a poco han ido mejorando.

Imagen del interior y los detalles de la decoración de la tienda de discos Barracuda. PABLO LASAOSA

Barracuda nació un viernes 13 de noviembre de 2015. "La idea fue de una amiga que quiso trabajar en lo que más le gustaba: la música. Me comentó la idea y me apunté al minuto. En unas semanas estábamos buscando local, decidiendo nombre y contando nuestros ahorros", explica la propietaria.

Son muchas las personas que le preguntan por el nombre de Barracuda, a lo que Cervilla siempre responde que es algo sentimental: "El nombre es curioso porque las dos estuvimos pensando por separado y con Barracuda no sólo coincidimos en el nombre si no en el porqué". 

UNA CANCIÓN, LA INSPIRACIÓN PARA LA TIENDA

"Barracuda es una canción del grupo Heart, que son dos chicas, como nosotras, y la canción es brutal", detalla esta amante de la música. "Al año de empezar mi amiga dejó el negocio por diferentes motivos y ya llevo más de dos años sola y la verdad es que estoy muy contenta de cómo va el negocio ahora".

El resto de tiendas de discos en Pamplona no han corrido la misma suerte que Barracuda. "Sobrevivir solo hemos sobrevivido dos; en pocos años fueron desapareciendo todas. Creo que ya hacía falta abrir una tienda así en Pamplona", explica esta arriesgada de los negocios.

Parte de los numerosos discos y vinilos que se encuentran en el expositor de vinilos de Barracuda. PABLO LASAOSA

Cervilla tiene muy claro en qué momento se encuentra la venta de discos: "Estábamos hartos de intentar comprar discos en esas grandes superficies, multinacionales que no valoran la atención ni saben lo que venden. No son tienda de música, son mercenarios".

"Aquí en Barracuda sobre todo vendo rock, hard rock, heavy, punk… pero tengo de todo, es divertido bucear en las cajas y encontrarte algunas joyas, que a veces merece la pena comprar sólo por su portada", cuenta la propietaria.

MÁS QUE UNA TIENDA

"Además tenemos una cafetería en la tienda, en la que te puedes echar un café, una infusión, una tostada, una cervecica o un vino. Aunque el horario es de tienda, suelo ampliarlo en función del día o de la gente que haya. El sábado a la tarde abro también, por ejemplo, y los jueves, viernes y sábados cierro más tarde si hay gente en el bar", concreta.

"Mucha gente viene solo al bar porque pongo buena música, porque es muy acogedor, dicen…, y jamás han mirado los discos", indice esta empresaria y melómana.

Además de dar servicio de bar, Cervilla no solo vende discos en su tienda: "Vendo todo tipo de accesorios para los tocadiscos como agujas, correas, limpiadores, fundas para los vinilos. También tengo camisetas, bolsos, mochilas, carteras, bisutería, pines, todo relacionado con la música".

EL AUGE DEL VINILO

A pesar de que podamos pensar que los discos y vinilos van en descenso, en esta tienda pamplonesa ocurre todo lo contrario: "El vinilo está en auge. Hace ya unos años que empezó a resurgir, poco antes de abrir la tienda".

"El que ha escuchado un disco en vinilo ya no quiere otra cosa. Escuchar música en otras plataformas es más cómodo, desde luego, pero para hacerlo en casa, es lo mejor, la calidad del sonido, ojear las letras", confiesa esta amante de la música.

"En realidad yo creo que el principal culpable del resurgir de los vinilos es el mp3 y la música en streaming. La compresión se carga muchísimos matices. Con los CDS ya perdimos calidad tanto en el sonido como en el soporte, lo que considero que es de vergüenza", incide sobre este cambio en la forma de oír música.

Detalle de algunos de los vinilos de Jazz y Pop que se encuentran en venta en la tienda de discos 'Barracuda'. PABLO LASAOSA

El CD y el vinilo han acabado invirtiendo sus trayectorias vitales. "Abarataron costes de una manera drástica con los CDS pero costaban igual o más que los vinilos. La prueba de que los CDS son mucho peores es que dejan de escucharse mucho antes, la vida útil de un disco es muchísimo menor que la de un vinilo", argumenta la creadora de Barracuda.

Y como ejemplo pone una muestra: "Aquí tengo vinilos de hace 40 años, y más, que se escuchan como el primer día".

MANERAS DE 'SOBREVIVIR'

Al preguntar a Cervilla por la situación económica de la tienda, explica que ha pasado tres años "sobreviviendo" poro ahora ya le toca vivir. "Por suerte creo que ahora ya no me toca sobrevivir, se ha notado en el último año un aumento considerable de compradores de vinilo; los grupos sacan su disco en vinilo, cada vez hay más ferias y eso se nota en el negocio".

Su auge ha hecho que sea un negocio víctima de las estafas. "Me vienen muchos rebotados de grandes superficies y ferias, a los que les han cobrado por el mismo disco más que en Barracuda. El que compra en Barracuda vuelve, por algo será", dice entre risas.

Imagen de los discos de música local de Pamplona que se venden den la tienda de Barracuda. PABLO LASAOSA

"Además, el bar me abre la posibilidad a opciones como fiestas, vermús con djs en los que la solemos liar parda, conciertos en acústico, presentaciones de discos, exposiciones de arte, micrófono abierto de poesía… mil cosas y eso atrae también a la gente", confiesa sobre la forma de mantener vivo el negocio.

EL CLIENTE DE BARRACUDA

Los pamploneses que frecuentan Barracuda, según Cervilla, son de lo más distintos: "Vienen desde chavales de 12 años hasta señoras con bisnietos. Hemos vuelto a los vinilos por necesidad, por disfrutar completamente de un disco, con todos sus matices, de sentarte en el sofá a escuchar un disco mientras lees las letras…". 

"Muchas veces tenemos puesta la música todo el día pero no la escuchamos. El disco que te pones en casa, lo escuchas de verdad, es relajante, una técnica contra el estrés", incide.

Perchas con las diferentes camisetas de grupos de música que se venden en la tienda. PABLO LASAOSA

"La verdad es que la gente en Pamplona disfruta del vinilo y no tengo que hacer mucho esfuerzo en atraerlos. Puedo conseguir los discos que buscan aunque no los tenga en la tienda y eso es una ventaja", cuenta.

"Vendo pop, rock, jazz, heavy, rockabilly, punk, africana, cumbia, mexicanas, electrónica, clásica, jotas. Esta es mi oferta porque esta es la demanda, por eso vendo de todo y cada vez mis clientes son más variopintos", confiesa la dueña.

EL FUTURO, CON ENTUSIASMO

Puede que haya negocios tan especiales como estos que teman al futuro, pero no es el caso de Barracuda.

"Yo veo el futuro muy bien, con ganas y entusiasmo", cuenta siempre con optimismo Edurne Cervilla, "estoy muy contenta con mi tienda, y si deja de estar de moda el vinilo y bajan las ventas, se pondrán de moda los cassettes porque todo es cíclico en esta vida y más en lo que se refiere a modas, en ese caso, y Barracuda venderá cassettes, renovarse o morir, pero puestos a elegir, prefiero lo primero".

Imagen exterior de la tienda de discos Barracuda de Pamplona, un escaparate con numerosos discos. PABLO LASAOSA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Edurne, la vendedora de vinilos que sobrevive al 'streaming' en Pamplona: "Hacía falta una tienda así"