• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:30

 

 
 

COMERCIO LOCAL

Enfermera de noche y diseñadora de día: la navarra Desirée Arellano abandera la moda artesanal y local

La navarra acaba de estrenar una nueva colección inspirada en las playas del norte donde pasó su infancia. 

Desi Arellano, diseñadora de Matsu, en su local. PABLO LASAOSA
Desirée Arellano Galarreta, diseñadora de Matsu Studio en su galería de moda de Pamplona. PABLO LASAOSA

Desirée Arellano Galarreta, de 42 años, es una enfermera del Complejo Hospitalario de Navarra y diseñadora de moda en su propia galería, Matsu Studio. Su 'doble' y 'peculiar' vida profesional tiene origen cuando la navarra, con tan solo cuatro años, fue operada del corazón en la Clínica Universidad de Navarra. Decidió estudiar enfermería, pero también trabaja con su pasión, la moda.

La navarra asegura que en la vida, "se puede compaginar todo" y es por ello que, mientras estudiaba enfermería, se planteó la posibilidad de estudiar diseño. Tal es así que, Arellano, se ha formado en las escuelas más reconocidas en el mundo de la moda como Saint Martins o Bachelor of Fashion Design, ambas en Londres. 

Matsu Studio es la galería de moda de la navarra, que gira entorno a colecciones y cápsulas exclusivas y atemporales que invitan a descubrir de una manera "más artesana" la moda local

Desde pequeña, la navarra vivió entre tejidos. Su 'amor' por el mundo de la moda viene de sangre, ya que su madre tenía un taller de confección de prendas de ropa: "La idea era tener algo sobre lo que había visto en mi casa, pero de una forma más profesional, por lo que hace cinco años empecé a estudiar diseño de una manera más seria mientras trabajaba, compatibilicé todo", asegura Arellano. 

La diseñadora está convencida de que la moda en Navarra "ha ido decayendo" y, por ello, su labor es recuperarla de manera "más artesana" y retornando a la figura del modista: "Decidí que quería trabajar en Pamplona por su falta de color y vitalidad, aunque la gente del norte viste con muchos colores, y, entonces, estudié hace cinco años diseño de una manera más oficial en Crea Navarra".

Las herramientas sobre moda que ha ido aprendiendo a lo largo de su trayectoria en el mundo textil, le han dado la posibilidad de crear su propia galería de moda en el centro de Pamplona. 

Bocetos de la nueva colección de Matsu Studio,'La Grande Plage'. PABLO LASAOSA

El nombre de la galería no fue elegido al azar. Matsu significa 'espera', uno de los valores principales en las cápsulas de la navarra: "Las cosas bien hechas necesitan tiempo. Buscamos algo cuidado, exclusivo y tejidos especiales que tengan fuerza. Tenemos en cuenta tendencias del mercado, pero siempre observando lo que hay en la calle y a mi público", explica Arellano. 

La diseñadora define su estilo como 'atemporal' y pensando en que las colecciones 'perduren' buscando siempre una línea "clásica, minimalista, retro y vintage". La filosofía de su trabajo se define como "una moda lenta, local y limitada sin colecciones por temporadas", en donde prima la creatividad y el patronaje de calidad: "Mi galería de moda gira entorno a la 'moda en orden' y a la 'fiesta no fiesta', ya que presentas una línea, tienes unas prendas y una confección".

Es por ello que el negocio de Arellano se fundamenta en la exclusividad y venta privada sin necesidad de presentar sus colecciones en los grandes desfiles, si no que se da a conocer en showrooms de Pamplona o Madrid o en su página web matsustudio.es. De hecho, el pasado 26 de marzo tenía que haber presentado unas prendas exclusivas que no ha podido llevarse a cabo aunque no duda que "en algún momento saldrá a la luz".

Una prenda de la nueva colección de la galería de moda de Desirée Arellano Galarreta. PABLO LASAOSA

'La Grande Plage' es la nueva colección de la navarra que tiene su punto de partida en sus veranos en las playas del norte: "Pasé mi infancia en San Sebastián, Biarritz y Zarauz. Son playas con mucha fuerza de color y vitalidad y, al final, es lo que he querido mostrar en esta colección a raíz de haber estado mucho tiempo en casa y echar de menos el mar", afirma la diseñadora. 

VOCACIÓN POR LA ENFERMERÍA 

Con tan solo cuatro años de edad Desirée fue operada del corazón en la CUN y allí encontró su primera vocación: ser enfermera. 

"Siempre quise ser enfermera. En mi infancia tuve mucho contacto y crecí en un hospital. Las enfermeras y los médicos me trataron muy bien cuando me operaron del corazón. Fue aprender de otro mundo y me enamoré del modo en el que me cuidaron", explica la sanitaria navarra. 

Arellano defiende que la moda y la enfermería no están reñidas ya que, "las enfermeras tienen una gran capacidad de observación y lo mismo ocurre con la moda: ves, observas y sacas conclusiones". 

Durante los meses de confinamiento, como consecuencia del estado de alarma por la Covid-19, la navarra ha compaginado sus dos profesiones siendo 50% creativa de moda y 50% enfermera: "No tuve tanto contacto con los pacientes contagiados porque yo estoy en la parte de escáner y urgencias pero, aún así, ves toda la incertidumbre en la gente e intentas ayudar", afirma Arellano.

Imágenes de la colección La Grande Plage de Matsu Studio. CEDIDA

Finalmente concluye animando a luchar por los sueños de cada uno desde el 'sacrificio': "Trabajo de noches en el hospital y vengo al estudio durante el día. Es sacrificado y no, ya que yo vengo aquí porque me gusta. Igual que la gente se va a la piscina yo vengo a la galería, porque es mi entorno".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Enfermera de noche y diseñadora de día: la navarra Desirée Arellano abandera la moda artesanal y local