• sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 22:15

 

 
 

COMERCIO LOCAL

Vuelven los míticos pinchos del Gaucho en Pamplona: "No queríamos abrir sin trabajar en la barra"

Muchos locales de hostelería han podido estrenar sus barras a partir de este lunes.

El bar Gaucho reabre la barra de pinchos en la fase 3 de la desescalada por la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS
El bar Gaucho reabre la barra de pinchos en la fase 3 de la desescalada por la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS

Este lunes el sector de la hostelería ha dado un paso más para acercarse a la normalidad, el servicio de barra ha pasado a autorizarse. 

De esta manera, muchos locales de la Comunidad foral han vuelto a abrir sus puertas a los clientes de toda la vida y a aquellos que echaban de menos degustar un pincho en una barra. 

Uno de esos bares que ha abierto este lunes sus puertas ha sido el Gaucho de Pamplona, situado en la emblemática calle Espoz y Mina.

"Hemos separado las mesas tal y como nos ha dicho el Ayuntamiento, para así guardar las medidas de seguridad. Ahora mismo estamos con el 75% del aforo dentro del bar", explica Roberto Jiménez, uno de los cuatro socios del Gaucho. 

La barra del Gaucho tiene su aspecto clásico, está como siempre. Pese a las limitaciones, donde debe haber una separación por seguridad, han preferido que sea el propio cliente quien vea con sus propios ojos los pinchos antes de degustarlo.

"Nuestro caso ha sido más complicado, ya que somo un bar de barra. Hasta que no nos han dejado trabajar en la barra no hemos querido abrrir", explica Jiménez.

Aunque muchos locales han podido ampliar sus terrazas, en su caso han visto reducidas el número de mesas. Han pasado de tener nueve mesas a siete. En la barra debe haber siempre una separación de metro y medio de una persona a otra.

El bar Gaucho reabre la barra de pinchos en la fase 3 de la desescalada por la crisis del coronavirus.. MIGUEL OSÉS

"Han sido meses muy complicados, teníamos a 17 personas en ERTE. De esos 17 hemos sacado solo a nueve, esperamos que poco a poco la cosa vaya mejor y podamos ir ampliando el número de trabajadores. En Sanfermines contratábamos a diez personas más", cuenta.

"Este domingo nada más llegar al portal de casa, como te conoce la gente un poco, me puse a descargar del coche cebollas, etc. Entonces, se pararon dos parejas y nos preguntaron a ver cuándo abríamos el bar, que tenían ganas de comerse el frito de pimiento", ríe Jiménez.

Desde el propio Gaucho anunciaron tanto en su web como en Facebook la apertura del local y los más habituales no han esperado en entrar, han acudido a desayunar este lunes a la mañana los más fieles.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vuelven los míticos pinchos del Gaucho en Pamplona: "No queríamos abrir sin trabajar en la barra"