PREMIUM  PAMPLONA

La moda de los edificios a piezas: un estudio navarro levanta la casa de tus sueños en tiempo récord

'Pop-Up Project' construye viviendas modulares incluso realizan piscinas con contenedores marítimos. 

El arquitecto navarro, Guillermo Muruzabal, en las oficinas de 'Pop-Up Project' en la calle Dormitalería de Pamplona. PABLO LASAOSA
El arquitecto navarro, Guillermo Muruzabal, en las oficinas de 'Pop-Up Project' en la calle Dormitalería de Pamplona. PABLO LASAOSA  

Emprender en la época más dura de la crisis no es fácil en ningún sector, pero todavía menos si hablamos del de la construcción

Así es como en 2013 tres arquitectos navarros decidieron montar 'Pop-Up Project', un proyecto que construye viviendas modulares, siendo una auténtica innovación.

"Nosotros veníamos de la construcción tradicional, de hacer proyectos normales de hormigón y piedra. Lo típico. Nos dimos cuenta de que había un campo para mejorar muy importante y que en el resto del mundo ya funcionaba", señala Guillermo Muruzabal, arquitecto de 'Pop-Up Project'.

El clima no favorece a la construcción al aire libre en Navarra, sin embargo esa es una ventaja para esta empresa ya que la mayoría de su trabajo se realiza en un taller.

Las construcciones modulares en España son recientes, es el modelo clásico el que impera en el sector, sin embargo en Europa está muy extendido.

"Aquí se trata de un tema de tradición, estamos muy arraigados en la piedra, madera, etc. Nos cuestan los cambios y quizá se debe a la zona geográfica en la que estamos", argumenta Muruzabal.

 EL DIFÍCIL RETO DE LA MENTALIDAD

Posiblemente la labor más complicada de 'Pop-Up' sea el de convencer a sus clientes de un tipo de construcción a la que no están acostumbrados, mucho más que construir una vivienda en unos pocos meses.

"Una vez que han visto algo ya hecho, le gusta a la gente. La cosa es hacerse a la idea de cómo es ya que ellos se imaginan que van a estar en una caseta de obras y no se dan cuenta de que es una casa como las de toda la vida", señala el arquitecto.

El método es el siguiente: el cliente compra una parcela, contacta con la empresa y después se construye. No tiene mayor misterio, ya que además se puede edificar sobre cualquier terreno.

El arquitecto navarro, Guillermo Muruzabal, en las oficinas de 'Pop-Up Project' en la calle Dormitalería de Pamplona. PABLO LASAOSA

Muruzabal señala que acompañan a sus clientes durante todo el proceso y les realizan un proyecto a su medida.

"No construimos por catálogo, es un producto a medida y no hay dos iguales. El sistema de construcción lo repetimos, pero el exterior es totalmente personalizado y al gusto de cada cliente", añade. 

Incluso realizan piscinas con contenedores marítimos, los cuales dividen por la mitad y así las pueden construir. 

LA CASA DE TUS SUEÑOS

La idea del proyecto es sencilla, poder realizar la casa con la que sueñan sus clientes en el menor tiempo de construcción posible.

Por eso mismo, existen dos tipos de perfiles de clientes bien diferenciados.

El primero es gente joven que buscan su primera vivienda, "por lo que les cuesta un piso en un barrio nuevo prefieren comprarse un terreno más o menos por el mismo precio", explica el navarro.

El segundo es gente de mayor edad que desean una vivienda de fin de semana o de vacaciones, quieren una casa sin complicaciones, que sea eficiente y esté bien aislada.

Instante en el que una casa modulada es situada en su parcela. POP UP

"Hay clientes que tienen claro que quieren, pero luego que que poder hacerlo con el precio que desean gastar", indica.

Entre el equipo de arquitectos y el cliente van perfilando el traje a medida que será la nueva vivienda.

El boca a boca tiene una gran importancia. "En Navarra el boca a boca es clave, el miedo ante un tipo de construcción así se quita viendo una".

MATERIALES Y PRECIOS

"Utilizamos materiales más ligeros, prescindimos del hormigón y hacemos estructuras de hierro. Añadimos paneles aislantes, son casas muy aisladas", indica Muruzabal.

Los criterios de construcción están cambiando, la legislación exige que cada vez sean más eficientes y pasivas.

"Nos anticipamos a esas necesidad metiendo mucho aislamiento. Así, tienen poco consumo energético y el coste mensual es el mínimo posible", argumenta.

Al ser una vivienda totalmente a medida, el precio es sencillamente lo que cada cliente se quiera gastar.

"A igualdad de calidades, sale algo por debajo del precio de las viviendas convencionales. Tampoco se puede decir que sea un chollo, ya que estamos tratamos un producto de una muy alta calidad", explica.

Los materiales son más caros pero la gran diferencia con la construcción tradicional reside en el tiempo, ya que una obra convencional puede tardar año y medio, mientras que las moduladas se construyen en cuatro o cinco meses.

LA IMPORTANCIA DEL TALLER

Construir en Navarra durante varias épocas del año no es fácil, ya sea por el mal tiempo o la falta de luz durante el invierno.

Por eso mismo, una de las ventajas con las que cuenta 'Pop-Up' es que sus construcciones salen prácticamente hechas desde su taller.

"No dependemos del tiempo o la falta de luz, tenemos comodidades que no encuentras en la calle", argumenta Muruzabal.

Del propio taller salen los módulos, de unos 30 metros cuadrados, que ya van con suelo y calefacción montados, tan solo hay que unir y montar los bloques sobre la superficie.

"Nuestros trabajadores se han reconvertido de la obra tradicional, es un trabajo más cómodo para los empleados", agrega.

Al ser un sector que está aún por asentarse, no hay trabajadores que tengan una experiencia exclusiva en la construcción modulada.

Un contenedor marítimo convertido en un bar móvil. POP UP

Más allá de las viviendas, en la empresa navarra realizan otro tipo de proyectos.

"Tenemos en marcha una clínica veterinaria desmontable, la idea es que se pueda ubicar en varios sitios distintos", explica.

Además, reciben encargos para diversos eventos, donde sitúan diferentes tipos de casetas haciendo de cafeterías, por ejemplo.

"La gente va viendo que son casas y que no se caen. Hace una década habría sido imposible que algo así funcionara, por ahora tenemos trabajo para los próximos años", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La moda de los edificios a piezas: un estudio navarro levanta la casa de tus sueños en tiempo récord