• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:59

 

 
 

COMERCIO LOCAL

Cicciobella, la nueva pizzería de Pamplona que triunfa con productos navarros

El nuevo local se encuentra en el barrio de Lezkairu, junto a Mutilva, y ofrece pizzas para recoger y reparto a domicilio en las zonas más cercanas por el momento. 

La Cicciobella, nueva pizzería en la plaza Lakuondo 12, en el Soto de Lezkairu. PABLO LASAOSA
Trabajadores de La Cicciobella, nueva pizzería en la plaza Lakuondo 12, en el Soto de Lezkairu. PABLO LASAOSA

El pasado 10 de junio Olga Mutilva, Desirée Arellano y Txetxu Maganto pudieron ver su último proyecto hecho realidad en la plaza Lakuondo de Lezkairu

Se trata de la pizzería Cicciobella, cuyos productos son navarros o comprados aquí. “Si vamos a gastar dinero, lo mejor para todos es que se tribute aquí”, explica Maganto.

Los tres socios se habían dedicado a la hostelería anteriormente y llevaban un tiempo queriendo poner en marcha diferentes proyectos, pero no fue hasta junio de 2020 cuando se decidieron. Ellos tenían claro dos aspectos: que iba a ser una pizzería y que iba a ser solo para llevar. Tras pensar el lugar, vieron que “Lezkairu es un barrio que está creciendo constantemente y en el que vive mucha gente joven”. 

El local es muy pequeño, ya que solo funciona para llevar o con reparto a domicilio, aunque de momento este servicio de reparto se limita a las zonas de Lezkairu y Mutilva.  El horario es de lunes a jueves de las 19 horas a las 23 horas, y de viernes a domingo de las 13 horas a las 16 horas y de las 19 a las 23 horas.

La idea surgió en un bar de Iturrama hace un año. Los tres tenían ganas de sacar proyectos adelante, unos más ambiciosos que otros. Pero a mediados de junio de 2020 se decidieron y Olga, que vive en Mutilva, decidió ir a ver locales y enviarles fotos a Txetxu y a Desirée. Cuando encontró el local idóneo, se pusieron manos a la obra.

La puesta en marcha del proyecto ha costado doce meses, pero cada detalle ha sido cuidado al máximo. “Queríamos que las letras, creadas por un diseñador para nosotros, reflejaran nuestra personalidad, que fueran alegres, dinámicas y un poco macarras”, cuenta Txetxu.

Según les explicó el diseñador "las letras son redondeadas porque emulan a las pizzas, además de que están escritas de forma continua porque recuerdan al queso fundido".

Para comenzar su proyecto estuvieron probando diferentes masas de pizza para encontrar la perfecta y diferentes postres que les propuso la famosa repostera Joanna Artieda para ver cuáles iban a incluir en la carta y cuáles no. "Queríamos tener claro qué íbamos a ofrecer y cómo lo íbamos a ofrecer", cuenta Txetxu. 

La aceptación que han tenido ha sido muy buena, y en el poco tiempo que llevan en el barrio han recibido numerosos pedidos. “Ha habido algún día que hemos tenido que cerrar porque no nos quedaba más masa para dar pizzas”, cuenta uno de los dueños de la Cicciobella. La pandemia no ha sido un problema, ya que la gente cada vez está pidiendo más comida para llevar.

La Cicciobella, nueva pizzería en la plaza Lakuondo 12, en el Soto de Lezkairu. PABLO LASAOSA
La Cicciobella, nueva pizzería en la plaza Lakuondo 12, en el Soto de Lezkairu. PABLO LASAOSA

Y es que el secreto, o el "bitxiki", como lo llaman ellos, está en sus masas artesanas, creadas por Edorta Salvador y producidas por el obrador de Zucitola. Además, el producto es navarro, y si no puede ser navarro, se compra a empresas navarras. La mortadela, de Larrasoaña; los embutidos, Arrieta y la mozzarella, italiana. 

La carta de las pizzas va variando según la temporada, ya que hay productos que no se encuentran todo el año, como las verduras o los hongos. También hay una pizza del mes, que en junio es la 'Casa Pistu', compuesta por hongo, pesto de almendras y panceta.

Además, en la carta hay un apartado de postres que cuenta con tres opciones creadas por Joanna Artieda: un tiramisú "a su manera"; el 'formachelli', una tarta de queso de Kamiku que se hornea en la Cicciobella a diario; y una 'pizzeta', que ellos definen como un postre de alta cocina y en el que se integran ingredientes como la lima, el coco y la almendra con la albahaca o la menta. 

Imagen del tiramisú y el formachelli. PABLO LASAOSA
Imagen del tiramisú y el formachelli. PABLO LASAOSA

Por último, no pueden faltar los vinos, por lo que en la Cicciobella ofrecen tres tipos: un cava catalán, de un pueblo muy especial para los dueños; un vino navarro, Zorzal; y un prosecco que compraron "porque nos hacía mucha gracia el nombre", llamado 'Follador'.

En la Cicciobella se respira alegría y buen humor, y eso se trasmite en la estética del local. Desde la pintura rosa y negra que adorna el local hasta los detalles como los delantales de cuadros colgados de la pared o los libros de recetas que se encuentran en las estanterías. Los uniformes también son parte de una colaboración y los firma Matsu Studio, del que Desirée Arellano es fundadora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cicciobella, la nueva pizzería de Pamplona que triunfa con productos navarros