• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 13:08

 

 
 

SOCIEDAD

Brookling Fitboxing llega a Pamplona: la revolución del boxeo donde ellas son mayoría

Recién inaugurado en la Avenida Sancho El Fuerte 71, en la esquina con Pío XII, ofrece una nueva fórmula de practicar este deporte.

Apertura Brooklyn Fitboxing Pamplona en Avenida Sancho el Fuerte 71. MIGUEL OSÉS
Patricia Aldeamín, Alberto Campo, María Salvado y Arantxa Bretón en el recién inaugurado Brooklyn Fitboxing Pamplona en la Avenida Sancho el Fuerte 71. MIGUEL OSÉS

Brooklyn Fitboxing acaba de aterrizar en Pamplona llevándose por delante todos los prejuicios que acompañan al boxeo. Ni deporte de chicos, ni de gimnasio de barrio ni con la necesidad de partirte la cara al subirte al ring. Aquí el 65% de los clientes son mujeres y el saco es el único rival al que golpear.

Recién inaugurado en la Avenida Sancho El Fuerte 71, hace esquina con Pío XII, el centro deportivo promete al usuario lograr resultados personas con dos sesiones semanales de 47 minutos.

“Sabíamos que el boxeo tradicional no era para todos los públicos. Pero a su vez, teníamos claro sus altos beneficios para la salud y queríamos que cualquiera pudiera aficionarse a esta actividad”, señala Patricia Aldeamín, sobre el propósito de Brooklyn Fitboxing.

Aquí, cada uno con sus guantes golpea el saco al ritmo de la música (de elaboración propia) y combinado con un entrenamiento funcional, ejercita tanto la fuerza como el cardio.

“Tras unos diez minutos de entrada en calor y explicación de la ‘coreografía’, se entremezclan ocho rounds de dos minutos con ejercicios funcionales de la misma duración. Así logramos en 47 minutos el volumen de actividad que necesita el cuerpo y que con dos sesiones semanales se empiecen a notar resultados”, explican.

No obstante, existe la posibilidad de hacer las sesiones semanales que uno desee “sin que uno llegue a aburrirse”, ya que cada catorce días se cambian los 'challenges' o lo que es lo mismo, las coreografías, golpes y músicas.

Las primeras sesiones comienzan a a las 07.00 horas de la mañana y la última termina a las 21.30 horas y tienen una capacidad para 16 personas, ampliable a 18.

Apertura Brooklyn Fitboxing Pamplona en Avenida Sancho el Fuerte 71. MIGUEL OSÉS
Apertura Brooklyn Fitboxing Pamplona en Avenida Sancho el Fuerte 71. MIGUEL OSÉS

RANKINGS Y ACTIVIDADES

El perfil de los usuarios de Brooklyn Fitboxing va desde los 20 a los 65 años y no entiende de sexos. Tampoco del propósito que uno busque. "Hay quien viene para perder peso, otros para iniciarse en el deporte porque no tienen hábito o quien se apunta para liberar estrés", señalan sus empleados.

Sin embargo, existen dos condiciones comunes a todos los usuarios sin importar sus condiciones o preparación: está prohibido usar el móvil durante las clases y todos tienen posibilidades de vencer.

"Aquí la competitividad del boxeo se sustituye por un ranking que mide quién ha quedado ganador de cada clase. Todos los sacos tienen un sensor encima que recopila tanto la sincronización como la fuerza de los golpes y te otorga una puntuación al final de la clase", explican.

Apertura Brooklyn Fitboxing Pamplona en Avenida Sancho el Fuerte 71. MIGUEL OSÉS
Apertura Brooklyn Fitboxing Pamplona en Avenida Sancho el Fuerte 71. MIGUEL OSÉS

Este ranking ordena a los participantes de cada sesión del centro de Pamplona y también compara las puntuaciones diarias de los centros nacionales y los de todo el mundo. Cada tres meses esos puntos se pueden canjear por donativos a las ONGS con las que trabaja la empresa. "

Además, aunque con la pandemia se hayan paralizado, Brooklyn Fitboxing organiza distintas actividad a nivel nacional e internacional como ligas o el Campeonato del Mundo por equipos celebrado en Madrid.

PRECIOS Y REDES SOCIALES

Para la captación de nuevos clientes en Pamplona, desde la compañía han optado por centrar las campañas en las redes sociales, haciendo especial hincapié a Instagram. En su perfil, desvelan algunas pistas de las coreografías de los 'challenges' o dan cuenta de sus promociones.

Con motivo de la apertura, ofrecen una primera clase de prueba por 9,95 euros en la que además entrega guantes y vendas, explica María Salvado, encargada de comunicación que no duda en añadir que lo más necesario de esta actividad es deja a un lado todos los prejuicios.

"Hay que venir y probar, si no te gusta no pasa nada. Pero a mucha gente le ocurre que empieza, siente que hace ejercicio y nota resultados, aprecia el buen rollo entre los compañeros y la figura del 'trainer' y algo que ni conocía le acaba encantando", expone.

Si tras la primera clase el usuario queda satisfecho, desde Brooklyn Fitboxing buscan qué cantidad de sesiones se adaptan mejor a sus objetivos y elaboran un plan de entrenamiento en torno a los 60 euros mensuales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Brookling Fitboxing llega a Pamplona: la revolución del boxeo donde ellas son mayoría