• martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 11:35
 
 

COMERCIO LOCAL

El bar Chelsy, un clásico en Pamplona: "Hacemos la mejor tortilla de patata del mundo"

Cumplen casi 40 años en el barrio de Iturrama con numerosos premios ganados y una barra de pinchos espectacular.

Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Raúl Fernández con una empleada en el Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA

Escribir del bar Chelsy es escribir la historia del barrio de Iturrama en Pamplona. Es uno de los pocos establecimientos que siguen adelante en la misma calle desde su inauguración en 1986.

El bar Chelsy está muy cerca de otros negocios que hemos conocido en este apartado de comercio local en Pamplona, como el moderno Macchiato Cooffe Shop de reciente inauguración, o el nuevo supermercado PrimaPrix que se abrirá al público el 3 de noviembre donde estaba el antiguo Policarpo.

La especialidad del bar Chelsy son los pinchos de barra y ahora mismo destaca la espectacular tortilla de patata que puedes pedir para llevártela a casa. "Es la mejor del mundo", asegura Raúl Fernández, dueño del establecimiento.

Ha ganado todos los premios de hostelería posibles: dos veces al mejor pincho de categoría oro, al mejor maridaje de vino y cazuelica, al mejor servicio del vino y al mejor bacalao al pil pil.

Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA

Raúl Fernández tiene "sesenta y pico años, 62, y llevo aquí como unos 35 o así" ha señalado a Navarra.com: "Lo cogimos de traspaso y le pusieron este nombre que era lo que se ponía antes. Hemos tenido diferentes etapas. primero fue la de la noche cuando teníamos más pelo y éramos más jóvenes".

Posteriormente, "el barrio se ha hecho más mayor y nos dedicamos a la cocina. Empezamos a competimos en concursos. Ganamos la semana de la cazuela dos años y la semana del pincho también dos veces".

"Luego, ya un poco saturados de tanta competición decidí pasar a aplicarlo en calidad a los productos sencillos como la tortilla, el ajoarriero, las croquetas y los demás pinchos", asegura el dueño del Chelsy.

"No pudimos desarrollar la alta cocina porque el local no es muy grande, pero tiramos de la barra y muy bien. Vamos muy bien y muy contentos. La esencia del Chelsy es la calidad y un muy buen servicio. Somos un equipo de trabajo estupendo donde llevamos muchos años con una mezcla de jóvenes y mayores".

Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA

Raúl Fernández ya mira al futuro del bar: "Voy preparando un poco mi relevo. Las chicas ya saben llevarlo y lo hacen todo". Nos recuerda sus comienzos: "Soy asturiano. Mi padre vino a trabajar a Potasas. Tenía un hermano aquí y se vinieron a Navarra".

"Yo vine con catorce años. He vivido la inmigración y la vida se repite siempre. Lo más importante es esforzarte, la honradez y el trabajo. Todo eso va sumando y saliendo bien".

El producto estrella del bar Chelsy. "Hay gente que viene para probar unas rabas de chipirón buenísimas, otros por las croquetas, otros por la tortilla de patata y un porcentaje del 30% por los pinchos ganadores de un año o de otro".

Ahora tiran mucho con la tortilla de patata "que es para cualquier hora, para grupos o para una persona. Tenemos la mejor tortilla de patatas del mundo aunque da un poco de vergüenza decirlo. Todas las tortillas se pesan y se hacen con el mismo proceso. El concepto nuestro es auto examinarnos y calidad", asegura Raúl Fernández.

Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA

En cuanto al tipo de cliente del bar, asegura: "El barrio se ha hecho tirando a mayor y son recién jubilados. También es un barrio de estudiantes de la Universidad de Navarra y hay mucha gente joven".

El bar Chelsey está en pleno proceso de renovación: "Hay que darle una vuelta al bar. Hace cuatro años me quedé solo porque éramos dos socios. Le hemos dado más luz, hemos tirado barras y ahora es funcional, nuevo y moderno. Ahora tengo que caracterizarlo y estamos en esa transformación". 

Raúl afirma que para que un negocio vaya bien "no puede ser todo el dinero para ti, sino que hay que invertir en el bar y en ese proceso estamos. Los bares de antes eran con fachadas cerradas y poco a poco se cambia la barra, el suelo, botellero nuevo y ahí vamos".

El Chelsy continúa en el barrio, mientras otros negocios desaparecen: "He optado por seguir aquí y con esfuerzo ahí vamos. Lo más importante de un negocio es los trabajadores", indica Raúl Fernández.

Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Gastrobar Chelsy, en la calle Iturrama 20 de Pamplona. PABLO LASAOSA

"El 70 o el 80%  del éxito son ellas, las chicas que trabajan, con ese compromiso y esa forma de actuar. Lo haces con cariño y es el buque insignia del Chelsey. El servicio y la calidad es algo sagrado, pero las personas es lo más importante".

También tienen menú del día: "Con todo casero y de calidad. Si quieres venir a comer tienes que reservar y era un reto que lo hemos conseguido. Es nuestro estilo: calidad y el boca a boca".

Ve el futuro con el cielo abierto: "Tenemos una salud excelente y tengo el proyecto de cerrar la reforma con un nuevo Chelsy. Ya que te da, hay que inyectarle juventud. Larga vida al Chelsy", asegura Raúl Fernández.

El menú del día está a 14 euros y el de fin de semana a 23 euros. Los pinchos son de pimiento, de foia, de bacalao, montaditos, sardina ahumada, torrija de bacalao, creppe de mousse de morcilla, torreta, espárrago triguero agridulce, alcachofas con langostino y carrillera.

También vende bocadillos, hamburguesas, platos combinados, sandwich y el Gastrochelsy con ensaladas, jamón ibérico, alcachofas, risotto de hongos, carpaccio de vaca, cochinillo desmigado, escalope sorpresa, carrilleras al vino tinto, pochas con almejas, ajoarriero con huevo o pimientos rellenos de merluza y salsa de piquillo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El bar Chelsy, un clásico en Pamplona: "Hacemos la mejor tortilla de patata del mundo"