• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 03:12

 

 
 

COMERCIO LOCAL

'El Desván', así funciona la empresa de alquiler de trasteros en el centro de Pamplona

Son mini almacenes con total accesibilidad las 24 horas del día los 365 días del año, mediante una clave de acceso.

Javier Aranaz y Nacho Pérez en El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA
Javier Aranaz y Nacho Pérez en El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA

Cada vez es más necesario disponer de sitio para guardar las cosas que no queremos tirar. Muchas veces los trasteros de las casas particulares ya no dan a basto con armarios llenos de ropas, libros, vajillas antiguas, discos o carpetas con archivos, e incluso ya no caben las bicicletas.

'El Desván' es un negocio de alquiler de trasteros, guardamuebles y archivos situado en la calle Sangüesa número 15, en el centro de Pamplona. Son unas instalaciones a pie de calle pensadas para guardar lo que no cabe en casa y tiene un valor. Son mil metros cuadrados de trasteros y mini almacenes, con total accesibilidad las 24 horas los 365 días del año, mediante una clave de acceso personal.

Hay un sistema de video vigilancia para evitar robos, conexión a una central de alarma, y cobertura de seguro. Una amplia zona de carga y descarga para acceder cómodamente con el vehículo o, si se necesita, se puede solicitar la furgoneta de El Desván gratis para el primer traslado. Además, en la tienda disponen de todo el material necesario para almacenar las cosas de la mejor manera como cajas, cinta, estanterías, fundas…etc.

Javier Aranaz Baerts y Nacho Pérez Salazar son los socios de El Desván: "Detectamos necesidades de almacenamiento. Este modelo de negocio viene importado de EEUU donde almacenan en las afueras. La propuesta de valor nuestra fue meterlo en el centro de la ciudad. Nosotros vimos que había una demanda de espacio en el centro de la ciudad y eso es lo que nos diferencia del resto", asegura Javier.

El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA.
El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA

"Empezamos en 2012 pero fue muy difícil conseguir la licencia del Ayuntamiento. No sabían como tratarlo. No es industrial ni un negocio clásico. Nos costó muchísimo porque esto fueron unas cocheras y posteriormente un parking de coches que se cerró. Vimos el local que tiene mil metros cuadrados y pensamos que era el sitio idóneo para esta actividad".

Están contentos por la clientela que tienen: "Va bien, pero nos ha costado muchísimo. Esto lleva siete años y de los tres planteamientos de viabilidad nos hemos ido al escenario lento. La idea era novedosa y crecer cuesta", indica Javier.

El cliente dispone de trasteros de todos los tamaños con acceso las 24 horas del día los siete días de la semana. "Vienes con tu tarjeta y puedes acceder cuando quieras y cuando te apetezca. Así de fácil. Está videovigilado, conectado con la central de alarmas y con un seguro. Cada cual guarda lo que quiere y cuando quiere", añade Nacho.

En cuanto a los precios hay mucha variación, según indica Javier: "Desde un metro cuadrado que cuesta 25 euros al mes. Hay desde gente que vive en el centro, distribuidores de productos, farmacéuticos, comercios....".

El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA.
El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA.

Javier asegura que hay tres tipos de clientes: particulares, empresas y autónomos. Comercios como bares, tiendas y empresas. Ofrecemos una gama de uno hasta cuarenta metros cuadrados y en función de las necesidades de cada uno nos ajustamos a la demanda".

"Lo que más alquilamos en el centro es para particulares y en el exterior más empresas, pero si eres distribuidor y quieres estar cerca de tus clientes merece la pena guardarlo aquí. hay particulares, empresas y autónomos como visitadores médicos, bares, empresas farmacéuticas", indica Javier.

"Luego hay gente que no tiene sitio en casa para almacenar sus esquís o ropa de verano. Otros son temporales si haces una mudanza para tres meses o estas separado o divorciado", como afirma Nacho.

"Todo el mundo por defecto te pide a veces un trastero de diez metros cuadrados, pero luego ve que igual le hacen falta solo dos, que parece poco pero da para mucho. Hay clientes con bicicletas de siete mil euros con un seguro adicional además del que incluimos de 250 metros cuadrados", asegura Nacho. 

El Desván ofrece otros accesorios para guardar: "Alquilamos también estanterías y también las vendemos, y además el cliente puede traer las suyas si quiere. Los que tienen bicis y trasteros que no son profundos tienen ganchos para colgarlas".

"El producto que vendemos es espacio, es seguro, está asegurado, accesible y con dos zonas de parking. La gente puede entrar con sus furgonetas cargadas y descargar dentro. El acceso está garantizado al cliente", afirma Javier.

El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA.
El Desván, local de trasteros en la calle Sangüesa de Pamplona. PABLO LASAOSA.

Razones para alquilar un trastero

La primera de las razones por las que alguien se anima a alquilar un trastero es liberar espacio en casa. El alquiler de un trastero supone un espacio extra que se podría comparar con el hecho de utilizar una habitación más, por ejemplo, o un patio, o una terraza o varios armarios.

Cambios a viviendas más pequeñas. Personas que por una u otra razón deben cambiar a viviendas más pequeñas también suelen alquilar un trastero. Y es que el hecho de contar con una habitación menos o con menos metros se traduce también en un importante número de objetos y pertenencias que hace falta guardar a buen recaudo.

Otra de las razones importantes para recurrir al espacio extra que ofrece un trastero son los desplazamientos al extranjero, sobre todo entre los jóvenes. El hecho de que muchos no sepan con seguridad su fecha de vuelta les empuja a alquilar trasteros en los que guardar sus pertenencias, ya que no todas se llevan en el primer viaje.

Relacionado con el motivo anterior, está el hecho de las mudanzas o reformas en casa también animan a la gente a alquilar provisionalmente un trastero. Ya sea por proteger ciertos muebles del polvo de una obra, o bien para realizar una mudanza de forma ordenada y sin prisas. Muchas personas recurren a un trastero para almacenar material correspondiente a hobbies, sobre todo deportistas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'El Desván', así funciona la empresa de alquiler de trasteros en el centro de Pamplona