• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:47

 

 
 

COMERCIO LOCAL

'Apotheke Estudio', un pequeño rincón de luz en el Casco Viejo de Pamplona

Leire Zabala Benito, vecina de Pamplona desde hace 17 años, da vida a la madera y crea cajas de luz en su taller situado en la calle Descalzos.

Leire Zabala posa en el taller de Apotheke Estudio, en la calle Descalzos de Pamplona. PABLO LASAOSA
Leire Zabala posa en el taller de Apotheke Estudio, en la calle Descalzos de Pamplona. PABLO LASAOSA

Imagina vivir un día sin luz. No podrías hacerte unas tostadas por la mañana, tampoco cargar el móvil por la noche y, si te despertaras de madrugada, tendrías que ir con una vela encendida.

La luz es sinónimo de calma, de tranquilidad, y de hecho, el aspecto de un espacio cambia por completo si está a oscuras o iluminado. 

Cada mínimo detalle cuenta y, por eso, Leire Zabala Benito, una irundarra de 42 años, afincada en Pamplona desde hace 17, da vida a la madera y crea cajas de luz en Apotheke Estudio, un acogedor taller situado en la calle Descalzos.

En este pequeño y luminoso rincón del Casco Viejo de la capital navarra, Zabala lleva cuatro años inspirándose en su propio universo, en la música, mujeres, plantas y flores, para dar vida a estas originales lámparas que cuentan con una imagen en su interior. 

“Nunca le he puesto una definición a lo que hago. Mi producto estrella son las cajas de luz, lámparas que proyectan una imagen. Hago diseños propios por 50 euros, de collages que hago con imágenes, y también hago encargos personalizados por 60 euros”, explica Zabala.

Tanto estando apagadas como encendidas, el objetivo principal de estas lámparas no es iluminar, sino decorar los lugares en los que son colocadas. “Al principio hacía solamente collages, pero luego me pareció bonito ponerles luz. Es muy distinto ver una foto en papel, aunque sea bonita por sí sola, que verla de esta manera, tanto los colores como las texturas se potencian. Se consigue algo completamente distinto”, añade.

Zabala estudió restauración de muebles en San Sebastián, ebanistería artística en Pamplona y diseño de interiores, y hace diez años que decidió aventurarse en este pequeño gran proyecto, en el cual, además de crear cajas de luz, también recupera y restaura muebles y lleva a cabo reformas de casas.

“Apotheke significa farmacia en alemán. Cuando estuve en Berlín me obsesioné con esa palabra e hice fotos a miles de farmacias. Aquí entran los muebles destrozados y salen con vida, lo relaciono con una ‘botica de muebles’”, dice la artista.

Actualmente, en Apotheke Estudio cuentan con varios tamaños estándar de cajas de madera con el fin de que las pantallas, ahora de acetato, valgan para todas ellas y puedan así intercambiarse las imágenes. Cuando empezó, Zabala utilizaba cajas de vino y papel. Sin embargo, el papel no daba buen resultado, sobre todo en sitios húmedos, porque con el tiempo acababa deteriorándose.

“Si compras una caja con un diseño y con el tiempo quieres adquirir otro, caben en la misma caja. Me piden de todo, hay gente que me envía la foto o me la traen al taller y quieren que el diseño sea esa foto tal cual. Hay, por ejemplo, personas que son de algún sitio y quieren que la lámpara tenga algún detalle de ese lugar. Hago lo que mis clientes me piden, a mi estilo, y vamos siempre hablando hasta que el diseño llega a ser lo que quieren”, cuenta.

La mayoría de pedidos que recibe Zabala son de Estados Unidos y los vende a través de la plataforma Etsy, un mercado global online de artículos únicos y creativos, que funciona sobre todo en Europa y Norteamérica. “Me piden también a través de redes sociales muchos productos para regalos y para casas. También he hecho alguna exposición y vendo en tiendas de todo el mundo”.

Sin embargo, su proyecto más especial fue para el restaurante guipuzcoano Mugaritz: “Me encargaron hacer la dirección de arte de su 20 aniversario y para mí fue precioso porque es un restaurante que me encanta, me gusta mucho su filosofía y que me encargaran a mí la dirección de arte de una fiesta a la que fueron miles de invitados fue algo muy especial”.

En definitiva, con su trabajo, Zabala busca transmitir su idea de lo que es la belleza. “Escojo imágenes que me inspiran algo bonito, intento proyectar mi universo interior y si a la gente le gusta, mejor que mejor”, concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'Apotheke Estudio', un pequeño rincón de luz en el Casco Viejo de Pamplona