COMERCIO LOCAL

Las mascarillas taurinas 'made in Pamplona' que triunfan en todo el país: "Es una oportunidad de reinventarse"

Paco Ramos tiene su taller en la capital navarra y se ha dedicado siempre a la confección de trajes de luces para toreros. 

Paco Ramos Martos, de la tienda Traje de Luces, posa en su local con una de sus mascarillas fabricada con la auténtica tela de capote. PABLO LASAOSA
Paco Ramos Martos, de la tienda Traje de Luces, posa en su local con una de sus mascarillas fabricada con la auténtica tela de capote. PABLO LASAOSA  

Francisco Ramos Martos, fundador y creador de la tienda Trajes de Luces, en Pamplona, ha comenzado a vender un producto que es ahora la salvación a su economía, las mascarillas taurinas. "El valor añadido es la calidad de mis productos y que yo estoy detrás", destaca Ramos, con más de 15 años de experiencia en el sector. 

"Nunca he estado más de 15 días sin vender un traje de luces y ahora sí, llevo 25 días sin venderlos e, incluso, en el comienzo de la pandemia llegué a vender cinco trajes de luces en los 14 primeros días. Pensaba que, en un comienzo, no me iba a afectar tanto, pero ahora sí. Es el momento de reinventar y vender mascarillas, aunque no era mi idea, no me gustaba ese negocio pero, tres meses después, me llamaron para que hiciera una muestra y ha sido todo un éxito", afirma Ramos. 

Además de crear moda taurina, Ramos colabora con la Fundación Víctor Barrio "para honrar la memoria de esta figura". "Desde el primer momento, aporté mi granito de arena y estoy con ellos a muerte. Con las mascarillas cedo mis beneficios para ayudarles y les abarato al máximo los costes. Es algo que me llena de orgullo, porque es recordar, al igual que a Iván Fandiño, a luchadores, toreros, personas y amigos. Barrio, sin duda, es un referente de lucha", explica Ramos. 

La venta de mascarillas en la tienda Trajes de Luces llega hasta Ramos como una "cadena de casualidades" porque, a pesar de su negativa para ofrecerlas a sus clientes en un primer momento, consideraba que "era una oportunidad como aficionado para ayudar al mundo taurino y a la actual situación de crisis sanitaria". 

Ramos, además de dedicarse a su propio negocio de creación de moda taurina, es miembro de la cuadrilla del rejoneador madrileño Raúl Martín Burgos. De hecho, gracias a ello, los tendidos de las plazas de toros comenzaron a llenarse de las mascarillas que diseñaba

"He toreado con Raúl este año tres corridas de rejones y tuve la suerte de que se televisaran en un canal de televisión de Castilla La Mancha. En la primera, salieron algunas de mis mascarillas por el tendido y por el callejón. En la segunda, me entrevistaron porque conocían mi tienda y eso fue el detonante porque, al llegar del festejo y a raíz de la entrevista, habían entrado bastantes pedidos en la tienda on-line", cuenta Ramos.

Desde entonces, Trajes de Luces diseña mascarillas para la Fundación Víctor Barrio, peñas taurinas e incluso restaurantes de diversos puntos del país. "Con esto no me voy a hacer rico, pero me mantiene entretenido y me sirve pagar gastos, porque no me llevo ningún beneficio. Están hechas con tela de capote original y tienen muy buena calidad, con sus filtros incluidos", añade Ramos. En cuanto al precio de las mascarillas, la compra de una vale 12,50, dos 20 euros y tres 30 euros. 

Aunque Ramos ha mostrado durante estos meses una completa capacidad de resiliencia, recuerda con anhelo sus primeros comienzos en el mundo taurino. "He vivido etapas muy bonitas porque, cuando empecé, era pionero absoluto en la creación de material taurino. Todo lo que tocaba se convertía en oro, fue una etapa en la que, cada día, era una sorpresa positiva. De hecho, empecé a vender trajes de luces en Inglaterra, Estados Unidos, Alemania", dice Ramos.

En un momento protagonizado por la Covid-19, Ramos se siente "preparado" y con "ilusión" en sus futuros proyectos. "Para la temporada navideña, venderé capotes y muletas. He creado una tela mucho más exclusiva después de cinco o seis meses para abaratar el coste y como ayuda a la pandemia. Es decir, en lugar de comprar una muleta o un capote por 160 euros, las ofreceré por 100 y 120 euros. Este proyecto quiere ayudar a la gente que es taurina de verdad", adelanta Ramos. 

Mascarillas taurinas de la tienda Traje de Luces, en Pamplona, diseñadas por Francisco Ramos Martos. PABLO LASAOSA

INDIGNACIÓN TAURINA

El mundo del toro es uno de los más perjudicados como consecuencia del coronavirus. A pesar de las manifestaciones multitudinarias llevadas a cabo por parte de todos los profesionales de este sector, el Ministerio de Trabajo pone trabas y no les concede las ayudas culturales que, por ley, les corresponden

El pasado julio, las cuadrillas y profesionales taurinos se manifestaron frente al Ministerio de Trabajo para protestar por la "discriminación" a los toreros. Ramos cuenta que estuvo presente durante la concentración.

"Si eres un ministro, te guste o no te guste, tienes que cumplir la ley. Esta es la mayor dictadura que existe porque nos están robando el dinero a los trabajadores del sector. Te entran ganas de irte al paro y vivir como lo que ellos potencian, como los borregos que les votan para que les mantengan sin trabajar. No potencian el trabajo, el sacrificio y la ilusión", afirma Ramos. 

A pesar de la constancia y el esfuerzo por parte del sector taurino para "poder comer", las esperanzas para reactivar este negocio a corto plazo resultan nulas. "Veo muy complicado que haya una solución como no hagamos algo muy gordo, lo que no puede pasar es que haya gente que está pasando hambre de verdad y que se saturen los comedores sociales. Mañana puedo estar yo ahí, es la realidad. Para nosotros es una injusticia muy grande porque hay mucha ignorancia". denuncia Ramos.

TRAJES DE LUCES

Desde que tenía tan sólo 11 años, Ramos ha crecido y vivido entre capotes y muletas. "Yo comencé en el año 2006 porque estaba activo, era banderillero como ahora. En ese año empezó a ponerse de moda los trajes taurinos. Yo iba a una sastrería para hacerme mis trajes de luces de segunda mano y, entonces, le comenté a Pedro Escolar, quién me hacía los trajes, que hiciera cuatro trajes de luces y, a los 20 días, ya había vendido los cuatro por portales de internet y ahí empezó mi andadura. Veía que, vendiendo esos trajes, podía comprarme los míos. Eso fue el inicio y luego ya me hice la página web". cuenta Ramos. 

Los diseños de Ramos, desde entonces, han traspasado fronteras, llegando incluso a estar presentes en los eventos mundiales más conocidos. "He hecho trajes de luces para nueve óperas a nivel mundial. Hugo de Ana, uno de los mejores escenógrafos del mundo, me encargó 27 trajes de luces para la ópera de Verona, la Champions League de las óperas. Gianni Quaranta, también estuvo aquí, es reconocido por que ganó un Óscar a la mejor escenografía con la película 'Una habitación con vistas'", recuerda Ramos. 

Colección de moda taurina diseñada por la tienda pamplonesa Trajes de Luces. PABLO LASAOSA

Aunque Paco Ramos es procedente de Málaga, lleva siendo residente de Navarra desde hace algo más de 20 años. Cuándo llegó a la Comunidad foral, tuvo un objetivo claro, "acercar el mundo taurino a Pamplona".

"Aquí no había nada en cuanto a ver o tocar trajes de luces en vivo y en directo. Mirando mi pasado, sé que he tenido mucha constancia. He aportado mi granito de arena y fui pionero, puedo decirlo con muchísimo orgullo, inaugurando y fomentando el primer curso de toreo de salón gratuito en Navarra en 2009. Lo hice por sembrar y eso ha sido una onda expansiva. Luego apareció El Club de Aficionados Prácticos en Sevilla, que lo lleva Eduardo Dávila Miura y Nacho Moreno de Terry. Pero el primero que tuvo la idea fui yo, que lancé el guante", afirma Ramos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las mascarillas taurinas 'made in Pamplona' que triunfan en todo el país: "Es una oportunidad de reinventarse"