OPINIÓN

Mas & compañía

No salgo de mi asombro. Sí, les confieso que me he quedado perpleja después de leer en El País la carta de Artur Mas y algunos de los lideres, políticos y sociales, del independentismo catalán.

¿Cómo es posible que se atrevan a decir que el Estado trata como súbditos a los catalanes?. La afirmación no es que sea un despropósito es que es una gran mentira, como lo es todo el relato a partir del cual han provocado la quiebra de la sociedad catalana y pretender que esa misma quiebra se produzca con el resto de España.

Cataluña forma parte de España y decir que es maltratada por otra parte de España es faltar a la verdad. Cataluña es lo que es por el esfuerzo de todos los que han vivido y viven allí, es decir, catalanes, andaluces, gallegos, extremeños, riojanos... España es un país poroso donde todos estamos ¡afortunadamente! mezclados. No hay comunidades cerradas, sino que la riqueza de España se basa en esa interrelación, a través de los siglos, de los unos con los otros. Así hemos llegado a ser lo que somos hoy.

Pero insisto en la gran mentira, en como Mas y los líderes independentistas se atreven a afirmar que el Estado trata como súbditos a los catalanes.

No me voy a remontar al pasado, solo voy a echar la vista atrás a los últimos treinta años y les contaré que como periodista que ha informado durante décadas desde el Parlamento, Cataluña ha sido una gran beneficiada de la democracia. Si nos pusiéramos analizar las partidas presupuestarias que se han venido aprobando en los últimos treinta años se pondría en evidencia que esta Comunidad ha sido sobre todo favorecida.

Y sí, me asombra que Mas y los suyos hablen de Cataluña como si les perteneciera, como si fuera su cortijo particular, y que lo hagan desde la arrogancia, como si fueran poseedores de la verdad..

Al parecer Mas&compañía pretendían con su carta contestar a la carta Felipe González publicó hace una semana en El País, y lo han hecho insultándole, lo que indica que no tienen argumentos sólidos para responder a los del ex presidente.

Artur Mas y quienes le secundan están engañando a los ciudadanos catalanes. Les están prometiendo la Arcadia. Pero las cuentas no salen y además políticamente se quedarían convertidos en los parias de Europa llamando a las puertas de la UE.

Si hay algo que se le puede reprochar al Gobierno de Mariano Rajoy es que no haya hecho una labor didáctica en los últimos años respondiendo a las mentiras del nacionalismo catalán. El Gobierno no ha sido capaz de movilizar a economistas e historiadores prestigiosos para dar cumplida respuesta al relato que estaba inventando el nacionalismo catalán.

Pero no solo el gobierno ha cometido errores. El PSOE lleva cometiéndolos hace muchos años por haberse convertido en compañero de viaje del nacionalismo y por no haber sido capaz desde la izquierda de plantarle cara. Y no lo ha hecho porque el germen de la disidencia lo tenía en sus propias filas el PSC con el alma dividida entre socialismo y nacionalismo. Me parece a mi que las cosas han llegado a un punto en que los responsables políticos del PSOE deberían de anteponer los intereses generales a sus intereses partidistas y dejar esa actitud equidistante que no conduce a ninguna parte. De manera que es hora de que Artur Mas no engorde mientras desde el PSOE le afean la conducta pero al mismo tiempo se dedican a socavar al Gobierno por motivos electorales.

El Gobierno ha cometido errores, sin duda, pero una cosa es cometer errores políticos y otra muy distinta que el Presidente de la Generalitat anuncie que va a proclamar la secesión de Cataluña cometiendo un delito. Sí, un delito.

Dios nos libre que los hombres que se creen que tienen una cita con la Historia como es el caso de Artur Max.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mas & compañía