• domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 20:47
 
 

CENTENARIO OSASUNA

25 años del 'milagro' de Enrique Martín: cuando Osasuna evitó un descenso casi seguro

Salvó al equipo cuando estaba a seis puntos de la permanencia, tras el paso de Benítez, Zabalza y Sola por el banquillo.

Rueda de prensa de Enrique Martín Monreal en la que se ha despedido como entrenador de Osasuna (36). IÑIGO ALZUGARAY
Rueda de prensa de Enrique Martín Monreal. IÑIGO ALZUGARAY

Ahora que la afición de Osasuna se está acostumbrando a las permanencias holgadas en Primera división, como la actual con 45 puntos tras el empate en Elche (1-1) a falta de cuatro partidos para el final de liga, conviene recordar en este apartado sobre el Centenario rojillo otros tiempos mucho más convulsos en lo deportivo.

No todo han sido permanencias como las tres últimas que ha conseguido el equipo navarro con Jagoba Arrasate en estos cien años y pico de historia rojilla. Osasuna las ha pasado 'canutas' más de una y más de dos veces para continuar un año más en Primera y en Segunda división.

El famoso 'milagro' de Enrique Martín en Osasuna tuvo lugar hace 25 años, durante el mes de mayo de 1997, en los cinco últimos partidos de la temporada 1996-97 en Segunda división.

La junta directiva que dirigía Juan Luis Irigaray apostó por un joven Rafa Benítez para abrir la temporada. La debacle deportiva inicial obligó a sustituirle después de nueve jornadas por Pedro Mari Zabalza, y éste a su vez por Miguel Sola. Ninguno fue capaz de de encauzar al equipo. A la desesperada, le ofrecieron el cargo a Enrique Martín que entrenaba al Promesas y este aceptó.

La situación deportiva era espantosa a cinco jornadas del final, donde Osasuna había perdido (0-3) ante el Atlético de Madrid B en El Sadar el domingo 4 de mayo. Los rojillos tenían 31 puntos y estaban a seis puntos de la permanencia que marcaba el Lleida con 37.

Martín, que dirigía hasta entonces a Osasuna Promesas, manifestó el 7 de mayo en rueda de prensa en Tajonar: “Esta vez es diferente. La mayoría opina que el equipo está en Segunda B pero yo aún soy optimista porque mientras hay puntos hay posibilidades.

"A ver si somos capaces de empezar ganando el sábado y abrir alguna puerta a la esperanza. Lo vamos a intentar y hacer de aquí al final un trayecto digno, decoroso y a ver si tenemos la fortuna de salvarnos”.

Enrique Martín decidió jugárselo todo a una carta y apostó por los chavales jóvenes del equipo y del Promesas, la cantera, además del delantero Bolo cedido del Athletic.

El primer partido de Enrique Martín en el banquillo fue ante el CD Badajoz en El Vivero el sábado 10 de mayo de 1997. Un gol de Roberto Martínez "Tiko" en el minuto 89 de partido le dio los tres puntos a Osasuna (0-1), y algo más de vida, situándose con 34 puntos a “solo” cuatro puntos de la permanencia.

El equipo titular fue el siguiente: López Vallejo, Lacruz, Mateo, Ibán Pérez, Yánguas. Nagore, Orbaiz, Tiko, Palacios, Morales y Bolo. También jugaron tras el descanso, Josemi, De Freitas y Eduardo.

El segundo partido del “milagro” fue ante el Mallorca en El Sadar el domingo 18 de mayo con victoria (1-0) y gol de César Palacios en el minuto 46 de juego, repitiendo el once titular de Badajoz. Pese a los tres puntos sumados, 37, los rojillos seguían a cuatro de la permanencia que marcaban Lleida, Almería y Orense con 41.

El tercer partido de Martín tuvo lugar el domingo 25 de mayo y terminó con la victoria (0-1) ante el Deportivo Alavés en Mendizorroza, con la presencia de seis mil seguidores navarros que ocuparon toda una grada del fondo del estadio.

El tanto fue obra de Víctor Morales a los quince minutos de partido. El único cambio en el once titular fue la entrada de Eduardo por Yánguas. Con 40 puntos, los de Martín se colocaron a solo un punto de la permanencia que marcaban el Almería y el Orense con 41 puntos.

La cuarta victoria seguida fue ante el Levante (1-0) en Pamplona el sábado 31 de mayo ante 30.000 espectadores que abarrotaron El Sadar. El gol lo marcó César Palacios a los cinco minutos de partido. Con este triunfo Osasuna salió de los puestos de descenso al alcanzar los 43 puntos.

La permanencia se consiguió al día siguiente, el domingo 1 de junio, cuando jugaban el Almería y el Orense sus partidos de liga. Los dos perdieron, se quedaron con 41 puntos y al enfrentarse entre ellos en la última jornada le dieron a los de Martín la permanencia, ya que los dos no podían superar a Osasuna en puntuación. Al final descendieron el Almería, Real Madrid B, Barcelona B y Écija.

Al conocer la permanencia, Enrique Martín pasó factura en sus declaraciones: “Lo siento por alguien -dijo-, pero estoy muy feliz con esta situación. No me acuerdo de nadie, cada uno tiene bien todos los estómagos".

"Diría muchas cosas en este momento, pero no merece la pena. Con el resultado deportivo se han dicho muchas cosas, y es suficiente para que la gente valore todo. Que cada cual valore. Estoy feliz y contento, muy satisfecho con el objetivo que nos planteamos hace cinco jornadas”.

De esta forma, Osasuna jugó el último encuentro de liga ya salvado ante la SD Eibar en el campo de Ipurúa el domingo 15 de junio, donde logró un empate (1-1) ante un rival que buscaba la victoria para terminar cuarto y así cobrar una cantidad importante de la RFEF al no haber promoción de ascenso, y no lo consiguió.

Los goles fueron marcados por Víctor Morales a los 14 minutos y por Loinaz de penalti en el minuto 87. Y eso que Martín alineó a un equipo titular de circunstancias con chavales del filial como el portero Edorta Ibarrondo, Iñaki Descarga, Josetxo Romero y el debut de Patxi Puñal en la segunda parte. Los guipuzcoanos se cogieron un enfado monumental al no ganar el partido, creyendo que Osasuna no se emplearía a fondo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
25 años del 'milagro' de Enrique Martín: cuando Osasuna evitó un descenso casi seguro