• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:22

 

 
 

CENTENARIO OSASUNA

Lotina, el 'casero' de Meñaka que ascendió a Osasuna y lo consolidó en Primera

El entrenador vasco dejó un grato recuerdo personal, de carácter reservado, y profesional durante sus tres campañas en el banquillo navarro.

Miguel Ángel Lotina en un banquillo. Efe
Miguel Ángel Lotina en un banquillo. Efe

Ahora que Jagoba Arrasate atraviesa uno de sus mejores momentos en Osasuna con el triunfo ante el Villarreal (1-2) en el estadio de la Cerámica, y eso que apenas los ha tenido malos, hay que recordar a otro entrenador que también ascendió a Osasuna a Primera división y lo consolidó en la máxima categoría.

El presidente Javier Miranda decidió no renovar a Enrique Martín Monreal y fichó a Miguel Ángel Lotina (18 junio 1957) para ascender al equipo a Primera en la temporada 1999-2000, después de que éste subiera al Numancia a la máxima categoría en la campaña anterior de forma sorprendente. Lotina repitió ascenso de Segunda a Primera División, esta vez dirigiendo a los navarros.

El equipo rojillo llevaba anclado en la Segunda División desde 1994 y el de Meñaca consiguió el éxito de devolverlos a la Primera División tras seis temporadas. Y eso que en la primera vuelta estuvo a punto de ser cesado por los malos resultados, pero Miranda confió ciegamente en el técnico vasco y acertó.

Lotina siguió dirigiendo a Osasuna en Primera División durante la temporada 2000-01. Esa campaña con un equipo muy limitado económicamente logró el objetivo de la permanencia. Eso sí, lo consiguió 'in extremis' en la última jornada tras vencer a la Real Sociedad 0-1 en Anoeta, donde los donostiarras nada se jugaban y nada jugaron en clara afinidad regional.

Miguel Ángel Lotina en el banquillo de la liga japonesa. Proneo Sports.
Miguel Ángel Lotina en el banquillo del Tokyo Verdi. Proneo Sports.

En la campaña siguiente 2001-02, Osasuna logró de nuevo la permanencia, y aunque la clasificación fue peor (17º puesto), no tuvieron que esperar a la última jornada para certificar la salvación.​ Por tanto, durante estas tres temporadas, Lotina logró el objetivo de ascender a los rojillos y asentarlos en la máxima categoría.

"Loti", como le conocen sus amigos, tuvo un dilema en su última campaña como rojillo. No quería seguir una cuarta temporada pero sabía que le debía al presidente Javier Miranda estar en Osasuna. Todo se "solucionó" cuando Miranda decidió no presentarse a la reelección en 2002. Patxi Izco ganó las elecciones y contrató a Javier Aguirre, mientras que Miguel Ángel Lotina firmó por el Celta.

En su despedida manifestó: "Muchos recuerdos, muchas amistades. Que cuando íbamos mal y ganábamos mis ayudantes se alegraban por mí. Eso lo he conseguido por el carácter navarro y un poco porque me lo he ganado".

"El día del Oviedo, el del material y el chófer me abrazaron porque se alegraban más por mí que por Osasuna, porque veían que podía seguir. Me siento muy querido y veo que dejo un poso que me gusta. Si Osasuna me necesita y me llama, donde esté cogeré el coche y vendré".

"Osasuna es el club donde me hice entrenador, con el ascenso a Primera y dos temporadas más. Donde coincidí con un grupo de jugadores muy comprometidos y unos asistentes con los que hice una relación personal muy buena y que la sigo manteniendo. Osasuna ha sido mucho en mi vida profesional, pero también en el aspecto personal. Guardo grandes recuerdos", aseguró el de Meñaka.

En su cena de despedida, hubo ripios a Lotina por parte de los periodistas. De carácter reservado con la prensa a su llegada, el "casero" pasó a tener más confianza poco a poco. A tal grado llegó la amistad que en junio de 2002 hubo cena con la "canalla" periodística y ripios finales del periodista de Radio Pamplona Cadena Ser Javier Martínez de Zúñiga resumiendo su paso por Osasuna:

No es una reunión informal

la de esta noche en Pamplona.

Se cierra un ciclo vital,

Lotina nos abandona.

Es hora de hacer balance

de todo lo sucedido

y utilizaré el romance

que es ameno y distendido.

De la gloria del Numancia

y renunciando a Primera

oye la voz de Miranda

y su equipo de cantera

Y se instala en Tajonar

un tipo serio y sensato,

un poco a verlas llegar,

sin fiarse demasiado

Los comienzos no son buenos,

los resultados no llegan

y parece que los sueños

en sueños al fin se quedan

Pero Lotina es constante

lo suyo es tener paciencia

y como buen estudiante

consigue la suficiencia

En junio y ante “el decano”,

tiene su tarde de gloria

con el ascenso en la mano

forma parte de la historia

La liga de las estrellas

llama por fin a su puerta

y dispuesto a dejar huella

asume su papeleta.

Dos temporadas de infarto

Y de contínuo sufrir,

cargadas de sobresaltos,

pero con final felíz.

La tensión, en Anoeta.

El júbilo en San Mamés.

Y hasta dejarle la Uefa

al tercero, el Alavés

Su trabajo y seriedad

no pasan inadvertidos

su trayectoria ejemplar

le llevan ahora hasta Vigo.

Aquí quedan, en Pamplona,

tres años de evolución.

Se va repartiendo gorras

y con aire vacilón.

Dejas aquí a Pedro Lanas

te acordarás de Cervantes.

Ya no verás a Yolanda

pero tendrás a Ana Guantes.

Y sabrán en Balaídos

quién es el Gure Txokoa

sobre todo los domingos

que no quiera entrar la bola.

En fín, amigo Lotina,

ahora aquí nos viene “el vasco”

Suerte en la próxima liga.

Nada más. “Eskarrikasko”.

Tras su paso por Pamplona, todo fueron éxitos inicialmente para el de Meñaka. Dos años en el RC Celta (2002-04) alcanzando los octavos de final de la Uefa. En el Espanyol (2004-06) también tocó Europa y fue campeón de la Copa del Rey.

Un año en la Real Sociedad terminó con descenso a Segunda división (2006-07), cuatro años en el Deportivo de La Coruña (2007-11) y nuevo descenso a Segunda. Tercer descenso con el Villarreal en la campaña 2011-12.

Luego llegó el salto al extranjero en el Omonia de Nicosia (Chipre) en 2014, Al-Shahaniya de Catar (2014-16), Tokyo Verdy de la Segunda división japonesa. Posteriormente llegó al Cerezo Osaka de la Primera división nipona de 2018 a 2020.

Su tercera aventura en el fútbol japonés ha llegado en el Shimizu S-Pulse, desde el 24 de diciembre de 2020, también de la máxima categoría.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Lotina, el 'casero' de Meñaka que ascendió a Osasuna y lo consolidó en Primera