• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:21

 

 
 

CENTENARIO OSASUNA

Pepe Alzate, el 'Arrasate' navarro: cuando los 'indios' llenaban el estadio de El Sadar

Logró un ascenso a Primera y tres permanencias seguidas con un fútbol de ataque que sorprendió a todos los rivales.

El técnico Pepe Alzate en la sede de Osasuna veteranos. Navarra.com
El técnico Pepe Alzate en la sede de Osasuna veteranos. Navarra.com

Si hay un entrenador de Osasuna que se parece a Arrasate, ese ha sido Pepe Alzate. Ha conseguido lo mismo que el técnico vasco: un ascenso a Primera división (1979-80) y tres permanencias seguidas, a la espera de que Jagoba obtenga la permanencia en la actual temporada, que con 25 puntos en 20 jornadas parece muy encarrilada después del triunfo sobre el Cádiz (2-0).

Alzate fue el creador de los famosos 'indios'. Llamados así por el técnico rival Paquito ya que "aparecían por todas partes". Lo de los 'indios' cayó bien entre la afición y reflejaba lo que era el Osasuna de comienzos de los 80 que llenaba El Sadar.

Aquello era fútbol de ataque total con los laterales subiendo como flechas. Eso sí, con jugadores de mucho nivel con una mezcla de jóvenes y veteranos: Clemente Iriarte, José Mari Lumbreras, y el trio de delanteros formado por Echeverría, Iriguíbel y Martín.

La llegada de Pepe Alzate al banquillo del primer equipo hay que agradecérsela en parte a Sreten (Félix) Petkovic, un entrenador yugoslavo fichado por Ezcurra en el verano de 1979 que no llegó a debutar por problemas burocráticos.  

Para que un extranjero entrenara en España era obligado que hubiera entrenado tres años en un primer equipo extranjero (Estrella Roja) y en este caso solo había sido ayudante del primer entrenador tres años. Osasuna se fio del intermediario y luego tuvo que recular.

De esta forma, Petkovic renunció por carta a su puesto en Osasuna el 22 de agosto, después de un mes entrenando en Pamplona, y ante la premura de tiempo y con el inicio de la liga encima, el presidente rojillo decidió que Pepe Alzate, que era el segundo entrenador del equipo, tomara la dirección del banquillo.

Alzare aseguró a la prensa navarra tras la 'salida' de Petkovic: "Como entrenador de casa sé me van a exigir más, pero verán como me entrego y que voy a darlo todo por Osasuna. El cambio hará que los jugadores reaccionen. Espero y cuento con la colaboración de todos. En cuanto a que nos entenderemos mejor saldremos todos ganando ya que el idioma será el mismo".

Y no pudo salir mejor. La temporada 1979-80 será recordada por las goleadas en El Sadar con una media de tres goles por partido, cediendo solo dos empates en los 19 partidos jugados en Pamplona, y el ascenso en el último partido jugado en Murcia (0-1). Las incorporaciones de José Mari Lumbreras en el centro del campo y de Enrique Martín en ataque fueron claves en un equipo que ya estaba plenamente consolidado en Segunda.

Tras el ascenso en Murcia (0-1 con gol de Rández), manifestó: “Siempre he pensado que podíamos subir. Es cierto que se han hecho algunos partidos malos en casa, como contra Algeciras, Levante. etc., pero aunque no siempre nos han acompañado los resultados hemos hecho un buen juego. Eso quedaba reflejado en vuestras crónicas aunque a veces incluso ni os creían al volver derrotados".

"Pero en este sprint final se ha visto la realidad de Osasuna. Estoy emocionado y pienso ahora en cómo estarán los aficionados en Pamplona y me alegro también por ellos porque en el Sadar han sido siempre un gran apoyo para el equipo”, aseguró Alzate a la prensa navarra.

El mérito de Alzate fue también jugar con un 'montón' de navarros. Hubo partidos en los que todo el once titular era navarro. Tras el ascenso a Primera, solo Castañeda y Macua eran foráneos… en toda la plantilla.

Alzate no solo ascendió a Osasuna, sino que lo mantuvo tres temporadas más. Las dos primeras holgadamente (1980-81 y 1981-82) en mitad de la tabla, pero la siguiente 1982-83 fue muy sufrida y la permanencia llegó en la última jornada ganándole al Barcelona (1-0) en el último partido en El Sadar.

Jornadas atrás, el equipo rojillo perdió (1-2) ante el Zaragoza en un Sadar nevado. Osasuna se colocó en puesto de descenso y Alzate aseguró desmoralizado en rueda de prensa que el equipo tenía un pie en Segunda. "Estamos con un pie en Segunda División. El futuro está difícil con unos hombres que va a ser complicado encarrilar".

"Debemos tener el convencimiento de que estamos abajo y de ahí partir para intentar salvarnos, más que pensar que estamos en Primera". Ezcurra seguramente tomó nota de lo sucedido y al final de la temporada decidió darle un cambio de aire al banquillo osasunista, pese a que los rojillos consiguieron la permanencia en la última jornada.

El 13 de junio de 1983 Alzate anunció que se iba al Betis. “Yo quería seguir en Osasuna. Pensaba, y sigo pensando, que el equipo necesitaba de mi continuidad pero la Directiva no pensó lo mismo. De todos modos le agradezco la confianza que me ha dado estos cuatro años. Ahora sólo deseo que todo les salga bien, desearles suerte, despedirme de todos y dar muchas gracias a todos por haberme soportado", manifestó a la prensa navarra.

Ezcurra le ofreció seguir en el club, pero no como entrenador del primer equipo: "Osasuna me ofrecía un sueldo, sin ficha, y ante las propuestas del Betis no me queda otra opción que aceptar dada la diferencia existente. Es evidente que si la oferta económica de Osasuna hubiera sido mayor me habría quedado aquí. Eso hubiera sido una excusa, para mí, de no dejar Pamplona y Osasuna”. Tras dirigir al Betis dos campañas, también entrenó a la UD Las Palmas y al CD Tenerife.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pepe Alzate, el 'Arrasate' navarro: cuando los 'indios' llenaban el estadio de El Sadar