CENTENARIO OSASUNA

Homenaje a Pachín: artífice del último ascenso de Osasuna a Segunda división en Torrejón de Ardoz

El entrenador rojillo subió al equipo en la última jornada de liga, donde a los dos conjuntos les valía el empate.

Equipo titular de osasuna en la temporada 1976-77 en Tercera división. Cedida.
Equipo titular de Osasuna en la temporada 1976-77 en Tercera división. Cedida.

Enrique Pérez Díaz 'Pachín', fallecido este miércoles, fue el entrenador de Osasuna en el último ascenso de Osasuna a la Segunda división en el mes de junio de 1977. Los rojillos abandonaron la dolorosa Tercera división en una dura pugna con la Cultural Leonesa hasta la última jornada, donde solo el campeón del grupo subía directamente.

En la penúltima jornada Osasuna recibió, precisamente, a la Leonesa en El Sadar y le ganó (2-0) igualando el 2-0 de la primera vuelta. Hubo 22.000 espectadores animando y celebrando casi anticipadamente el tan deseado ascenso. Fue la última temporada rojilla en Tercera.

Pachín aseguró. "Tengo ahora siete días para pensar en Torrejón. Veo factible el conseguir un punto. A ellos puede que con un empate les sirva para subir a la Segunda ú y esto puede hacer que no quieran arriesgar demasiado porque entonces pueden perder. Nosotros iremos a meter el primer gol. Vamos a seguir luchando y después que sea lo que Dios quiera".

Se llegó al último partido con un punto de ventaja para los navarros y el golaverage general a favor, ya que el golaverage particular estaba empatado. Osasuna jugaba en Torrejón (Madrid), donde a los locales también les valía el empate para ascender a la recién creada Segunda B, a la que ascendía hasta el décimo clasificado. La Leonesa recibía al Palencia y necesitaba ganar y que Osasuna perdiera.

El ascenso a Segunda le costó a Osasuna millón y medio de pesetas en primas. La directiva navarra le pagó al Palencia medio millón por empatar en León en la última jornada y el millón de pesetas restante fue para los jugadores rojillos.

El equipo rojillo ascendió a Segunda “A” el domingo 5 de junio de 1977. El partido comenzó a las seis de la tarde en el campo de San Isidro en Torrejón de Ardoz. Hubo una gran entrada de público con cientos de seguidores navarros mostrando pañuelos, banderas y pancartas. Una de ellas decía así: “Desde Pamplona a Torrejón a cantar el alirón. Aupa Osasuna”.  Una hora antes del encuentro aquello parecía la Plaza del Castillo en plenos Sanfermines. Hizo mucho calor. Al final del partido la afición rojilla invadió el terreno de juego celebrando el ascenso.

El empate les valía a los dos equipos, ya que Osasuna era campeón con el punto y ascendía directamente a Segunda y el Torrejón con el punto también ascendía a la recién creada Segunda B. De forma que el partido fue un poco extraño. Ninguno de los dos conjuntos se atrevía a ir al ataque con descaro. Apenas hubo ocasiones de gol. Una de ellas la disfrutó Ostívar, pero el balón salió muy desviado.

Pachín alineó a este once inicial: Iparaguirre, Bayona, Sánchez Rubio, Zabaleta, Esparza, Gabari, Pascual, Zabalza, Echeverría, Ostívar y Flórez. Bengoechea sustituyó a Echeverría en el minuto 80 de partido. El Torrejón jugó con este equipo: “Leal, Pedro, Arias, Tomás, Salcedo, Gabilondo, Lope,  Escobar, Gordillo, Arenas y Alcalá. El árbitro canario Merino González fue el encargado de dirigir el partido en el campo de tierra de San Isidro.

El presidente rojillo, Fermín Ezcurra, era ya todo un veterano en los finales de liga emocionantes: “He estado muy nervioso. A ver si ahora cogemos carrerilla y subimos hasta Primera división. Ha sido una tarde tremenda. A pesar de que los dos equipos pensaban en conservar su marco imbatido. Los dos se respetaban y se tenían mucho miedo.  Han sabido nadar y guardar la ropa. Ese es el primer paso. Nosotros nunca nos hemos conformado con mantenernos en Segunda. No sé si Pachín seguirá. Ya veremos”, afirmó.

El presidente del Torrejón, Antonio Soler, explicó con claridad cómo fue el partido: “Los dos equipos han jugado hoy como tenían que hacerlo. Cuando los equipos tienen que jugar a cara de perro, lo hacen, y cuando tienen que hacerlo en el centro del campo porque les interesa, lo hacen”.

Pachín atendió a los periodistas mientras se descorchaban botellas de champan en el vestuario navarro. “Se ha cumplido el objetivo. Esto es lo importante y lo que hacía falta. Hemos jugado así porque fuera de casa el empate era bueno para nosotros. El empate nos interesaba a los dos equipos". 

"Tenía miedo y no lo tenía. Creo que hemos hecho una excelente temporada. No sé la opinión del presidente. A mí me gustaría seguir. Pamplona y Osasuna para mi lo tienen todo. Salí como jugador, allí me casé y ahora he conseguido hacerle campeón”, manifestó.

Pedro Mari Zabalza decidió retirarse del fútbol profesional con el ascenso de Torrejón. “Estoy muy contento. Muy contento. Nunca había sido campeón con ningún equipo. En Segunda “A” habrá que trabajar mucho y hacer un buen equipo. Definitivamente me voy. Los años no perdonan y soy mayor para que me convenzan”, insistió, a sus 33 años. Al poco tiempo comenzó a trabajar en Osasuna como secretario técnico.

Osasuna contrató como nuevo entrenador a Javier García Verdugo para la campaña siguiente 1977-78 que había ascendido al Rayo Vallecano a Primera división, con el que los rojillos se consolidaron en Segunda. La cosa no acabó bien con Pachín, pese a que los jugadores le apoyaban. Incluso tuvieron una comida de despedida con el técnico cántabro.

La reacción de Pachín al conocer que no sería renovado fue dura, según publicó la prensa navarra: "No hay derecho, han estado jugando conmigo. Incluso me pedían los nombres de los jugadores que yo ficharía y las bajas. A esta directiva le falta osasunismo. Estoy convencido que no miran por el bien del club. No me han dado ni una sola explicación", aseguró. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Homenaje a Pachín: artífice del último ascenso de Osasuna a Segunda división en Torrejón de Ardoz