• lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 07:14

 

 
 

CENTENARIO OSASUNA

“Casa Antonio”, el histórico restaurante que fue parada obligada en los viajes de Osasuna

Situado en Almazán (Soria), su dueño Antonio Pedroviejo se convirtió en un osasunista más, atendiendo a los rojillos a cualquier hora del día.

El hotel-Restaurante Casa Antonio en Almazán (Soria). Hotelantonio.net
El hotel-Restaurante Casa Antonio en Almazán (Soria). Hotelantonio.net

A mitad de camino entre Pamplona y Madrid, Almazán era la localidad soriana elegida por los rojillos para detener el autobús y almorzar en sus viajes a la capital de España o de regreso de ella desde los años 70 en la antigua tercera división, equivalente a la actual Segunda división B.

Osasuna ha realizado ya dos fichajes para la próxima temporada. El primer fichaje ha sido el delantero de la SD Eibar, Kike García, que ha marcado 12 goles esta temporada con el conjunto guipuzcoano y ha quedado libre de contrato al descender a Segunda división. El segundo es el del navarro del Athletic Jesús Areso, que regresa a Pamplona después de cuatro años en Bilbao.

Osasuna tenía que jugar en aquellos años ante los equipos madrileños como el Castilla, Atlético Madrileño, Pegaso, Boetticher, Carabanchel, Getafe, Torrejón y Arganda, entre otros. De manera que los desplazamientos a Madrid eran numerosos durante las temporadas en la categoría de bronce del fútbol español. Posteriormente, también en Segunda y en Primera división.

“Casa Antonio” en Almazán (Soria) era lugar de parada obligada, siempre con el trato exquisito del dueño, Antonio Pedroviejo, y sus hijos en el restaurante a cualquier hora del día, tanto para el autobús rojillo como para los periodistas de prensa y radio que también se desplazaban por carretera a los partidos.

La especialidad del restaurante era el somarro. Un plato de carne con sal asado a las brasas con patatas fritas muy habitual en Castilla, y el tocino de cielo de postre, servido por unos camareros que conocían al detalle los gustos gastronómicos de los jugadores rojillos.

Antonio Pedroviejo fallecío el 1 de febrero de 2019 a los de 102 años de edad. Osasuna y el Numancia le hicieron un homenaje el 3 de agosto de 2016 en un amistoso de verano jugado en Almazán. El partido finalizó con derrota de los rojillos (2-1) con goles de Álvarez, Mateu y Nino con Enrique Martín Monreal en el banquillo navarro.

Fue en el año 1941 cuando Antonio Pedroviejo y su esposa Isidra Jiménez abrieron una fonda en Almazán llamada Hotel Comercio. Tuvo una excelente aceptación. Por este motivo y con la intención de seguir evolucionando y mejorando, Antonio en el año 1954 abrió justo enfrente un Bar-Restaurante llamado Casa Antonio que estaba abierto los 365 días del año durante las 24 horas del día. Casa Antonio cosechó grandes éxitos y adquirió una buena fama entre la gran afluencia de clientes procedentes de La Rioja y Navarra principalmente.

Debido al gran éxito de este local, Antonio y su familia trasladaron el negocio al actual Hotel Restaurante Antonio en el año 1967 situado en la Avenida de Soria. De esta forma se contaba con unas instalaciones modernas: hotel 2 estrellas, un restaurante amplio con capacidad para 250 comensales y una cafetería. Todo estaba en el mismo edificio pensado para dar la máxima comodidad a sus clientes.

Durante todos estos años, el Hotel Restaurante Antonio fue adquiriendo un gran éxito, gran prestigio, diferentes premios y reconocimientos de todo tipo, convirtiéndose así en referencia indispensable no solo de la hostelería local, sino también de la hostelería provincial y en otras regiones como La Rioja y Navarra.

A lo largo de estos años y con los hijos de Antonio Pedroviejo al frente del negocio, el Hotel Restaurante Antonio ha ido mejorando sus instalaciones como por ejemplo en el año 2000 la reforma completa del hotel pasando a la categoría de Hotel 3 estrellas, la construcción de un comedor privado para 30 comensales, nuevo mobiliario en el restaurante, una cocina moderna y funcional.

Desde el año 2007 la gerencia del Hotel Restaurante Antonio la ocupa Manuel García Pedroviejo, nieto de Antonio Pedroviejo, convirtiéndose así en la generación de hosteleros de la familia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“Casa Antonio”, el histórico restaurante que fue parada obligada en los viajes de Osasuna