• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:07

 

 
 

CENTENARIO OSASUNA

El Barcelona organizó un amistoso ante Osasuna para que Kubala debutara en 1950

El equipo rojillo jugó el 12 de octubre de 1950 en el campo de Les Corts ante 48.000 espectadores.

Kubala aplaudido por el público tras marcar un gol a Osasuna en Las Corts. Cedida.
Kubala aplaudido por el público tras marcar un gol a Osasuna en Las Corts. Cedida.

El FC Barcelona organizó un partido amistoso ante los rojillos para que el fenómeno húngaro jugara con su nuevo equipo, a la espera de que la RFEF le permitiera disputar oficialmente partidos en la liga. Kubala había huido de su país en 1948. Firmó por el Barça en junio de 1950 pero la Federación Húngara seguía poniendo trabas burocráticas y solo podía jugar amistosos. Finalmente pudo jugar en liga el 29 de abril de 1951 en Sevilla.

El Barça-Osasuna llenó con 48.000 personas las gradas del campo de Les Corts en un soleado día del Pilar de 1950. Aquel jueves la prensa de la ciudad condal anunciaba el encuentro dentro de la ‘Fiesta de la Raza’ a las 16,20 horas.

Hubo un partido preliminar a las 15 horas entre dos equipos juveniles del club azulgrana para abrir boca. Una entrada de tribuna costaba 35 pesetas, la silla de pista en sombra 25 pesetas y en sol 15, y la entrada de general costaba 8 pesetas.

Los azulgrana ganaron 4-0 con goles de Escudero (m. 25), Kubala (m. 35), 3-0, Aloy (m. 64) y nuevamente Escudero (m. 78). El Barça de Fernando Daucik, con muchos suplentes en el once, alineó a Velasco; Torre, Curta, Pedrín: Brugués, Abella; Cánovas, Escudero, Aloy, Kubala y Nicolau. El entrenador de Osasuna, Cuqui Bienzobas, formó con Goyo; Armendariz, Fandos, Salvatierra; Ruiz, Gallo; Lorente, Areta, León, Ríos y Pintos.

El rotativo “El Mundo Deportivo” de Barcelona dedicó unas líneas a los rojillos: “Equipo rápido, tesonero y enormemente batallador nos pareció el cuadro navarro. Frente a un ‘once’ de superior calidad individual, llevaron a cabo sus componentes un buen encuentro, sin importarles los malabarismos de Kubala, al que marcó Gallo, y empujando cuando la ocasión lo permitía”.

“Lograron dejar una excelente impresión entre el público de sus hombres que llevan bien el balón, pero que rematan mal en el área de peligro. Nos gustó sobremanera su medio volante ya nombrado, Gallo, el cual estuvo trabajador y enormemente efectivo en su marcaje al húngaro Kubala.”

Los rojillos jugaban en el grupo norte de la Segunda división y venían de empatar (1-1) ante el Sabadell en San Juan en la quinta jornada de liga. Aprovecharon para quedarse en Barcelona ya que jugaban el domingo ante el San Andrés que les infligió una dura goleada (5-0) en el campo de la carretera de Santa Coloma. Según la prensa navarra, “del Osasuna que vimos en Las Corts al que esta tarde ha jugado en San Andrés, hay todo un abismo”.

Los rojillos evitaron esta temporada 1950-51 el descenso a la Tercera división ganando seis de los siete últimos partidos de liga. Dos años más tarde llegaría el regreso a la máxima categoría del fútbol español.

El primer partido oficial de Kubala contra Osasuna llegó en la temporada 1953-54 en Primera división. Fue el 1 de noviembre de 1953 en el campo de Les Corts con triunfo azulgrana (1-0) con gol de Tejada en el minuto 49 de juego.

El ‘astro’ húngaro visitó el campo de San Juan por primera vez el 28 de febrero de 1954. Fue un partido que terminó con victoria rojilla, gracias a un gol marcado por Pahuet en el minuto 76.

La prensa navarra recogió las impresiones de Kubala tras la derrota en Pamplona: “Francamente, no esperaba este resultado. Si Osasuna ha tenido una oportunidad, nosotros cien. Osasuna es un equipo que juega lo que sabe. Se han portado, se han portado”.

El entrenador de Osasuna Tomás Arnanz dio la clave de la victoria: “Tejer una telaraña y procurar meter un gol. El Barcelona, muy bueno, muy bueno. Sin género de dudas lleva su fama. Me quedaría con todos, pero no destaco a nadie porque de destacar a alguien había de ser a los nuestros. Kubala todo lo que tiene que hacer lo sabemos ya”.

Kubala disputó un total de 256 partidos oficiales con la camiseta azulgrana y consiguió 194 goles hasta 1962. Posee, además, uno de los récords (compartido con Bata del Athletic Club) de la Liga española al marcar siete goles en un partido que enfrentó a los catalanes con el Sporting de Gijón. Kubala murió en 2002 y fue enterrado en el Cementerio de Les Corts de Barcelona, junto a otros grandes jugadores del barcelonismo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Barcelona organizó un amistoso ante Osasuna para que Kubala debutara en 1950