• sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:04

 

 
 

CENTENARIO OSASUNA

Así fue el "Caso Almunia", que enfrentó a Osasuna y Celta por el portero navarro

Manolo Almunia aprovechó su cesión al Sabadell de Segunda B en el año 2000 para firmar gratis por el conjunto gallego.

Manuel_Almunia_Arsenal_649306
El portero Manolo Almunia con la camiseta del Arsenal ingles. Archivo.

Osasuna se medirá este lunes (22 horas) al Celta de Vigo en el estadio de El Sadar, dentro de la segunda jornada de liga, después del triste empate (0-0) obtenido por los rojillos ante el Espanyol en la jornada inicial de competición.

Osasuna y Celta se enfrentaron por el llamado "Caso Almunia". El portero rojillo estaba cedido por Osasuna al Sabadell de Segunda B en la temporada 2000-01 con ficha de aficionado. Miguel Ángel Lotina contaba con Nuno y Sanzol bajo palos. Aprovechando que debido a su cesión no tenía contrato profesional, abandonó el club rojillo en el verano de 2001 para marcharse al Celta de Vigo, sin tener que pagar por su salida del club.

Llegó a Osasuna en 1997 procedente de Oberena, tras confirmar en edad juvenil una proyección importante en el club manguiverde, militó esa temporada en el Promesas y en octubre de 1998 amplió el contrato a tres temporadas más, con lo que se convertía en jugador de Osasuna hasta el año 2005 con un cláusula de rescisión que pasó de 450 a 800 millones.

Almunia tenía en Osasuna ficha de profesional desde octubre de 1998, pero el club navarro debía dar la baja profesional al jugador cada vez que iba cedido a un equipo de Segunda División B porque en esa categoría la Federación Española no permitía licencias de profesionales.

Se acogió entonces a la trampa legal de un cambio de residencia y aceptó la oferta del equipo gallego. Le hizo una faena a su club porque contaban con él. El mismo Celta reconoció la "trampa" legal y cedió gratis a Osasuna a Manolo y a Pablo Contreras, que el club navarro valoró en 300 millones de pesetas para la campaña 2001-02.

Javier Miranda, presidente de Osasuna, aseguró: “Almunia es un jugador que nadie sabe la ilusión que había depositado en él. Cuando nadie confiaba en sus cualidades yo le di todo mi cariño, incluso le puse un coche y lo que ha pasado nunca me lo podía imaginar. Me siento muy dolido como presidente y como osasunista”.

"Les hemos llamado 75 veces, un montón, y no dan señales de vida. No lo podemos entender que el jugador haya firmado un contrato con el Celta cuando tiene otro con Osasuna hasta el año 2005”, aseguró Miranda.

“Sólo aceptaremos que el Celta pague los 300 millones que pedimos y confío en que no tengamos que ir a las malas. Sabe que de palabra tenía un compromiso con Osasuna una vez finalizada su estancia en el Sabadell y un contrato hasta el 2005”.

Posteriormente, el meta pamplonés también jugó en el Eibar, Recreativo de Huelva, Albacete y dio el gran salto al Arsenal inglés en el verano de 2004. Jugó nada menos que ocho temporadas en el club londinense y disputó la final de la Champions en 2006 ante el Barcelona. Terminó jugando en el West Ham y en el Watford.

Almunia tuvo que retirase del fútbol con 37 años de edad en 2014. Los problemas cardiacos que padecía el cancerbero fueron detectados cuando el guardameta se sometió al reconocimiento médico para el que iba a ser su nuevo club, el Cagliari de la Liga A italiana.

Una resonancia magnética realizada al guardameta fue la que descubrió que sufría una miocardiopatía hipertrófica apical, una enfermedad genética del corazón que puede llegar a causar la muerte súbita y que le obligó a colgar los guantes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así fue el "Caso Almunia", que enfrentó a Osasuna y Celta por el portero navarro