PREMIUM  BALONMANO

Iñaki Ániz, ante el Cuenca: "Tengo un nivel de preocupación normal, tampoco es el fin del mundo"

El conjunto pamplonés recibe este sábado (19,30 horas) al Cuenca con la obligación de ganar para no caer a puesto de descenso.

Iñaki Ániz habla con sus jugadores en el partido Anaitasuna - Huesca. MIGUEL OSÉS.
Iñaki Ániz habla con sus jugadores en el partido Anaitasuna - Huesca. MIGUEL OSÉS.  

El entrenador del Anaitasuna, Iñaki Ániz, ha ofrecido sus impresiones del partido que su equipo jugará este sábado (19,30 horas) ante el balonmano Cuenca en la octava jornada de la liga asobal, después de una semana de descanso en la competición oficial.

El técnico navarro necesita una victoria para no caer a puestos de descenso, del que solo le separa un punto, después de las dos últimas derrotas sufridas ante el Bada Huesca (23-27) y ante el colista Alcobendas (27-26). El Anaitasuna ha conseguido dos triunfos en siete jornadas disputadas, ante el Teucro (30-29) y en Puente Genil (22-27).

Ániz ha señalado ante los periodistas: "No tengo un extraordinario nivel de preocupación. Porque veo entrenar al equipo y tengo el pulso del día a día. Lógicamente, el objetivo es ganar y hacerlo lo mejor posible. Y cuanto más vas ganando el equipo cree en eso y es más fácil volver a ganar. Tengo un nivel medio de preocupación porque sabía que era una circunstancia que se podía dar".

"Hay que estar fuertes en las situaciones para ir por el camino adecuado. Si hubiera visto dejadez o resultados por diferencia de goles o que jugando muy bien no llegamos al final igual tendría un nivel de preocupación más grande. Tengo un nivel de preocupación normal y acorde a la situación en que estamos".

"Como todo en la vida. Después de perder dos partidos será mejor cuanto antes ganemos. Pero tampoco voy a decir que esto es el fin del mundo. Las partes finales de los partidos son las que delimitan los detalles que hacen que ganes o pierdas. Y si tienes unas expectativas altas y no consigues resultados cada vez es más difícil jugar.

"Por eso al partido del sábado hay que darle una cierta normalidad y nada más. Mejorar en el juego y en ataque. Sabíamos que nos iba a costar en ataque, pero poco a poco vamos mejorando".

En cuanto al rival, el balonmano Cuenca, que juega Copa EHF y se ha reforzado, ha dicho: "El año pasado quedó quinto, va a jugar en Europa y por lo tanto es un rival de los de arriba y muy difícil. Pero independientemente del que venga dependerá de lo que tu haces. Son un buen equipo con una defensa extraordinaria y con gente que mete gol muy fácil. Y buena portería".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Iñaki Ániz, ante el Cuenca: "Tengo un nivel de preocupación normal, tampoco es el fin del mundo"